Efraín Alegre
"El Partido Colorado está secuestrado por las mafias, proceso que se inició con Cartes"
El líder del Partido Liberal paraguayo y candidato a presidente, Efraín Alegre, recibió a LPO para hablar sobre el armado político de la oposición. "Vamos a ganar", dice.

 Efraín Alegre es presidente del Partido Liberal Radical Auténtico (PRLA), el centenario partido que lidera la oposición al Partido Colorado. Fue Senador y Diputado entre 1998 y 2011, encabezó la fórmula liberal en 2013 y la de la alianza con el Frente Guazú de Lugo de 2018 donde quedó a 80 mil votos de ganarle al actual jefe de estado, Mario Abdo Benítez. 

En un mano a mano con LPO asegura que será candidato a presidente en las elecciones del año que viene, pero sostiene que "es muy probable que las fórmula se defina en las internas del 18 de diciembre" y resalta que la flamante Concertación opositora agrupa a más de 43 organizaciones en un proceso de unidad "inédito en la historia del país". 

EEUU sanciona de por vida a Cartes y lo acusa de corrupto y contrabandista

El líder opositor repite que el principal enemigo es "el dinero sucio del crimen organizado" y califica la situación del país como "la peor desde la vuelta de la democracia". "Las instituciones democráticas están tomadas por las mafias", plantea y afirma que el sicariato, el contrabando y el lavado de dinero crecieron en 2013, de la mano de la llegada al poder de Horacio Cartes. 

Alegre aclara que la Concertación no es contra los colorados y anticipa que sumaría a dirigentes de ese partido si es gobierno pero advierte que "el partido está secuestrado por un grupo de mafiosos", en una referencia bastante directa al ex presidente Horacio Cartes.

-¿Qué diagnóstico hace de la situación actual de Paraguay?

-Creo que estamos en una situación sumamente delicada. Si pensamos en el país que inició el proceso democrático en 1989 con el diseño de las instituciones y la Constituyente, podemos decir este momento debe ser el peor de nuestra democracia.  Se encuentra en peligro por el control del crimen organizado y la corrupción del Poder Judicial, la Fiscalía y un sector del Congreso. 

Esas instituciones están jaqueadas por el dinero del crimen organizado que tiene su punto de inflexión con la llegada al poder de Horacio Cartes en 2013, que logró el crecimiento de un problema que estaba radicado en un Departamento de nuestro país como Amambay o más puntualmente en Pedro Juan Caballero. Ahora se desarrolló en todo el territorio nacional. 

Si pensamos en el país que inició el proceso democrático en 1989, podemos decir este momento debe ser el peor de nuestra democracia. Paraguay se encuentra en peligro por el control del crimen organizado y la corrupción del Poder Judicial, la Fiscalía y un sector del Congreso. Instituciones que están jaqueadas por el dinero del crimen organizado que tiene su punto de inflexión con la llegada al poder de Horacio Cartes.

Hoy, el problema del sicariato, el crimen organizado, el contrabando y el lavado de dinero ha tomado las instituciones para instalarse fuertemente en todo el Paraguay. Esa es la situación institucional, si lo tomamos desde la caída de la dictadura en 1989 a la reconfiguración democrática-institucional que hemos llevado en el alguna medida con éxito, hoy es la peor momento porque estamos en peligro. 

-Los antecedentes de Cartes y las denuncias presentadas en la Fiscalía dan a entender de que buena parte de la actividad ilegal de alguna manera está vinculada a él, ¿es tan así?

-La justicia brasileña dice que Horacio Cartes es el jefe del crimen organizado trasnacional. Es decir, no solamente es un hombre fuerte en el Paraguay sino que está fuertemente vinculado al crimen organizado de la región. No es un tema menor. A eso hay que entender donde está posicionado, en un país que ha desarrollado modelo de corrupción que hace que combine con el desarrollo y el liderazgo de estas organizaciones. 

Lo más evidente de todo esto es lo siguiente: Horacio Cartes Jara no puede salir del país porque la justicia internacional lo lleva preso, el está prisionero en Paraguay. Pero en el país, siendo el lugar donde se desarrollan todos estos negocios ilícitos, no tiene ningún proceso abierto. Esa es una gran contradicción. ¿Por qué no tiene ningún proceso? Porque controla las instituciones, el Poder Judicial y la Fiscalía. 

-¿Y el poder político?

-También. Su presencia en el Congreso se expresa con parlamentarios vinculados a las mafias, la corrupción y el crimen organizado. Hoy podemos decir que los narcos tienen más parlamentarios que los partidos, hay una presencia importante de parlamentarios vinculados y financiados por la ilegalidad. 

-¿Todos en el sector colorado de Cartes?

-No solamente. También tiene brazos en otros partidos.

-El Partido Colorado es el partido hegemónico de Paraguay. Tiene capilaridad, territorialidad y además de eso canaliza todo esto que denuncian del crimen organizado. ¿Cómo se hace para enfrentarse a eso sin terminar como Lugo?

-Hay construir una gran alianza ciudadana, por eso para nosotros el primer paso es armar al Concertación, que es justamente una fórmula diferente a la idea de alianza. La alianza es un acuerdo entre partidos, la Concertación es mas amplia, es un acuerdo ciudadano, está por encima de los partidos porque para ser parte no necesitas estar afiliado, no se requiere pertenencia. 

La justicia brasileña dice que Horacio Cartes es el jefe del crimen organizado trasnacional. Es decir, no solamente es un hombre fuerte en el Paraguay sino que está fuertemente vinculado al crimen organizado de la región. Hay que entender que no puede salir del país porque la justicia internacional lo lleva preso, el está prisionero en Paraguay.

La Concertación constituye un entendimiento de más de 43 organizaciones políticas, sociales y civiles. Esto es importante porque es la forma de cambiar este modelo consolidado, para poder enfrentarlos desde el gobierno que estamos convencidos de que lo vamos ganar en 2023. Todas las mediciones indican por primera vez, diez meses antes, una diferencia de 60-40 con los colorados cuando antes estaban siempre arriba de los 50. 

El gobierno de la Concertación tiene que construir institucionalidad fuerte, eso significa un Poder Judicial creíble e independiente, no solamente de los partidos, sino del dinero sucio de la ilegalidad que tienen  presencia y control de todos los órganos del Poder Judicial. El dinero sucio es nuestro enemigo. Ese dinero abundante capaz de comprar voluntades de jueces, fiscales y parlamentarios. 

El gran salto al desarrollo de Paraguay pasa por una institucionalidad, seguridad jurídica y por poder instalar un compromiso de entender de que todos tenemos que transitar el camino de la ley. 

-Paraguay viene sufriendo asesinatos políticos que lo acercan a fenómenos vistos en México y Colombia. ¿Denunciar la ilegalidad puede ponerlos en peligro?

-Todos estamos expuesto, desde luego. Es una preocupación de todos y denota que el poder de fuego del crimen organizado con operaciones tipo comando, con armas de guerra y en algunos cosas protegidos por la misma policía. En la penitenciaría, los criminales vivían rodeado de lujos, esto ha penetrado todas las instituciones. Hay gente que prefiere mirar para otro lado pero estamos totalmente tomados por el crimen organizado y las mafias. 

Por eso, insisto con que estamos en el peor momento de nuestra democracia. Vivimos una etapa de mexicanización, por eso decimos que estas elecciones no son una más, si no producimos el cambio ahora, seguramente sea tarde. 

Estamos convencidos de que lo vamos ganar en 2023. Todas las mediciones indican por primera vez, diez meses antes de la elección una diferencia de 60-40 con los colorados cuando antes estaban siempre arriba de los 50 puntos.

-¿Imagina posible una relación civilizada con el Partido Colorado si la Concertación logra ser Gobierno?

-Sí, claro que si. El Partido Colorado está secuestrado por un equipo de mafiosos, esto no es el Partido Colorado. Por eso hay una gran decepción entre sus filas, todas las mediciones señalan que hay un 35 por ciento de sus votantes que no se sienten representados por ninguno de sus candidatos. 

Hay un hombre muy representativo del Partido Colorado como Hugo Estigarribia que señala de forma gráfica que su partido es un buque en el medio del mar tomado por piratas, asi describe a la conducción del Partido Colorado. Nosotros decimos con claridad que no es una Concertación contra el Partido Colorado sin con el Partido Colorado. Hay muchas figuras que fueron ministros y parlamentarios que están con nosotros porque esta elección nos convoca a todos. Es la unidad de la gente decente para enfrentar a las mafias. 

-¿Sumaría dirigentes colorados a su gobierno entonces? 

-El gobierno de la Concertación van a tener ministros colorados, será un gabinete plural pero con muchos colorados. 

-La foto suya con Fernando Lugo, ¿habilita una fórmula con Esperanza Martínez del Frente Guazú?

-Tenemos un proceso que nos lleva al 18 de diciembre con las primarias. Estamos construyendo las fórmulas y hablando pero eso no es el proyecto, que es mucho más amplio. 

-¿Pero la idea es una candidatura única?

-Sería fantástico que sea de consenso pero no se si eso puede ser posible, estamos trabajando. Vamos a intentar lograr el mayor consenso posible pero lo más probable que se definan en internas. 

-¿Qué rol tendrá Lugo?

-Es la figura más importante de la Concertación. La foto que haces referencia era de una reunión donde definimos los pasos a seguir. El es la figura mas relevante y tendrá un rol protagónico en este proceso y en el gobierno. 

-Venimos de una cumbre del Mercosur tensa y debatida. ¿Piensan Paraguay en el marco del contexto regional?

-Desde luego que estamos muy comprometidos con el Mercosur y con lo que esta pasando en la región, por razones políticas y económicas. Nuestra visión de integración es importante, supera la visión del Mercosur que ha avanzado algunos pasos pero no ha satisfecho las expectativas. Con Uruguay siempre fuimos los dos países más pequeños que no estábamos seguros de entrar porque íbamos a ser superados por potencias como Argentina y Brasil en cuanto a mercados y nos dijeron que nos íbamos a beneficiar. Pero eso no pasó y el proceso de integración qno ha sido exitoso. 

-¿Qué piensa de la postura de Uruguay que propone cerrar un acuerdo con China por fuera del bloque?

-Creo que está tratando de buscar caminos y aliados que no encuentra en el Mercosur. 

-Coincide con Lacalle Pou entonces...

-Lo que hace Uruguay es presionar para que los acuerdos se hagan como bloque, que es lo óptimo, pero veo en el gesto uruguayo un llamado de auxilio y de necesidad. Ellos quieren encontrar un entendimiento amplio que incluya al bloque, pero estamos empantanados. Nosotros tenemos una visión, en el caso de Paraguay, que tenemos que relacionarnos con China, no podemos quedarnos fuera, es uno de los mercados más grandes del mundo. 

-Es curioso lo de Paraguay que mantiene su reconocimiento de Taiwan y eso tensiona con China...

-Hay muchas cosas ahí. La diplomacia taiwanesa está fuertemente vinculada con la billetera. Algo de eso hay pero el partido de gobierno tiene una relación histórica que viene de Chiang Kai-shek (líder del Partido Nacionalista chino y jefe de Taiwan de 1949 a 1975) y el General Alfredo Stroessner. Esa no es la perspectiva que Paraguay necesita. 

Hay un hombre muy representativo del Partido Colorado como Hugo Estigarribia que dice que su partido es un buque en el medio del mar tomado por piratas. El Partido Colorado ha sido secuestrado por un equipo de mafiosos, por eso esta elección es la unidad de la gente decente contra las mafias.

-Hablamos mucho de crimen organizado, mafias y corrupción. ¿Qué pasa con la agenda social y económica del país?

-El gran desafío de Paraguay es la mirada social, sobre todo por lo que se viene después de la pandemia. Cartes y Abdo nos dejan un alto endeudamiento. Hasta 2013, antes de Cartes, la deuda no llegaba a 3 mil millones de dólares, hoy estamos por los 15 mil millones, cinco veces más. Esto, la pandemia y la guerra en Ucrania impactan en un país que ya tiene un problema social importante, 2 millones de personas en la pobreza que requieren de una respuesta. 

Tenemos recursos importantes como las hidroeléctricas. Nosotros tenemos una postura crítica de la política que se ha desarrollado en las dos hidroeléctricas, tanto con Argentina como con Brasil, los gobiernos paraguayos han sido entreguistas y rentistas cuando lo que proponemos es una política energética desarrollista. Es decir, para generar empleo en el país y no esto que consiste en ceder riqueza y que se genere empleo en Argentina y Brasil. Que decir de la discusión de los términos de los acuerdos de Yaciretá e Itaipú, que son leoninos y en detrimento de los intereses de Paraguay.

También tenemos grandes problemas en materia de salud,  hay que recuperar la gratuidad. Lo hemos hecho con Lugo y hay que hacerlo nuevamente. Hoy, nuestros compatriotas van a la Argentina, no como exiliados políticos o detrás de una oportunidad laboral, sino a buscar atención médica porque nuestro sistema no los atiende. 

Otro tema importante es lo relacionado con el campo y el pequeño productor que no forma parte de la agenda política de estos gobiernos, no tienen respaldo sino que todo lo contrario, están sometidos a las consecuencias del contrabando que genera un impacto directo en los pequeños productores. En el sector frutihortícola, el mercado está proveído por la producción de Brasil y Argentina, casi todo de contrabando, unos 500 millones de dólares al año salen del Paraguay para traer productos que podríamos producir nosotros. Hay un mercado impactado por este modelo de contrabando e ilegalidad. 

Tenemos grandes problemas en materia de salud, hay que recuperar la gratuidad. Lo hemos hecho con Lugo y hay que hacerlo nuevamente. Hoy, nuestros compatriotas van a la Argentina, no como exiliados políticos o detrás de una oportunidad laboral, sino a buscar atención médica porque nuestro sistema no los atiende. 

En 2018 no pudo ganar la presidencia, ¿por qué cree que ahora sí?

En primer lugar porque tenemos una Concertación que no tiene precedentes en el Paraguay, este nivel de unidad no se ha dado nunca en todo nuestro proceso político. En segundo lugar, en este momento las condiciones son mucho más favorables desde el punto de vista de un modelo agotado, una crisis del sistema y desde la perspectiva de una alternancia en el país. 

De todas maneras, en 2018 sostenemos que la diferencia de 80 mil votos estuvo vinculada al alto grado de fraude que se ha dado en las elecciones. Tanto es así que hasta hoy, la Justicia Electoral se ha negado a entregar las copias de los certificados de las actas de las mesas electorales de esa elección.  A pesar de ser públicas, las tienen guardados como un secreto de Estado. Las cosas están cambiando, creemos que con los cambios en la estructura más alta de la Justicia Electoral, con dos ministros opositores, vamos a tener un proceso transparente que pueda conducir a un resultado que represente legítimamente la voluntad popular. 


Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 1
    ojota deportiva
    Hace 18 días
    19:23
    hasta Paraguay para reportear a un insignificante liberal de poca monta y un pais, con todo a mejorar , por su lamentables dirigentes y amigo alguno del gato condenado por eeuu corrupto
    Responder