IMPSA
Los desafíos que enfrenta IMPSA tras salida Kulfas
La empresa estatizada por el ex Ministro de Desarrollo Productivo enfrenta una delicada situación financiera, pero logró activar numerosos proyectos. El futuro de una empresa de ingeniería estratégica para el país.

 La empresa de tecnología energética mendocina IMPSA pasó a ser una compañía estatal a partir de la capitalización nacional y provincial por un total de 20 millones de dólares gracias a la gestión de Matías Kulfas.

Los recursos públicos para estatatizar Industrias Metalúrgicas Pescarmona llegaron luego de un largo período de reestructuración de pasivos que casi la dejo en la quiebra. Y la decisión estatal de rescatarla se explica por su posición en las cadenas de valor para el desarrollo tecnológico del país. Se trata de una empresa con un desarrollo de alto nivel en sectores estratégicos.

El Gobierno estatizó la histórica empresa de energía de Pescarmona

La empresa fundada por la familia Pescarmona, con más de 100 años de vida y que supo ser líder mundial en energía hidroeléctrica, implosionó en el 2013.

"Fueron malas decisiones tomadas en relación a negocios con Venezuela y Brasil", explicó a LPO un jerárquico de la empresa. Lo llamativo es que al momento de presentarla quiebra, IMPSA había ganado la licitación para el desarrollo de un reactor nuclear, el proyecto CAREM.

Nación tiene el 64% del paquete accionario de IMPSA a través del Fondep, recursos del Ministerio de Desarrollo Productivo. Lo sigue la Provincia de Mendoza con poco más del 21% y el resto se lo dividen accionistas originarios y los herederos de Pescarmona.

En una primera instancia y mientras la empresa cerraba una agresiva reestructuración de su deuda, el gobierno la asistió a través del Programa ATP y luego con el "Programa de Asistencia a Empresas Estratégicas en proceso de Reestructuración de Pasivos" del Ministerio de Desarrollo Productivo, a través del cual pagó el 75% de los salarios de los trabajadores desde el mes de enero.

La reestructuración se tradujo en una postergación de los todos los pagos con cinco años de gracia sobre el capital e intereses, una fuerte baja en los intereses al 1,5% y pagos de capital a partir del año 2028.

A pesar de todo esto, la asamblea de accionistas votó a favor de una ampliación de capital y aprobaron ofrecer la suscripción de estas acciones a la Nación y a Mendoza.

Fue así que el Estado Nacional y la Provincia pusieron 20 millones de dólares para rescatar a la empresa y quedarse con la mayoría de las sillas del directorio.

Nación tiene el 64% del paquete accionario a través del Fondep, recursos del Ministerio de Desarrollo Productivo. Lo sigue la Provincia de Mendoza que acredita un poco más del 21% del total del capital social. El resto se lo dividen el Fideicomiso de Acciones de IMPSA. Por un lado IMPSA Equity Trust y por otro el Fideicomiso de Acciones de los Accionistas Originarios, Original Shareholders Equity Trust, donde participan los dueños históricos, herederos Pescarmona.

Impsa fue el proyecto emblema de la gestión de Matías Kulfas. En el Ministerio de Desarrollo Productivo destacaba el valor exportador de la firma.

"Exporta el 85% de su producción, y lleva diseñadas y fabricadas más de 200 turbinas que producen energía en 40 países. Tan solo en Argentina, las turbinas generadoras tienen el potencial de captar unos 2.000 millones de dólares. También produce torres eólicas, puentes grúas, generadores para industria nuclear, entre otros. Y además se presentó a la licitación para la construcción de la represa Portezuelo del Viento", afirmaban.

Sobre esto último cabe recordar la decisión de Alberto Fernández de laudar en contra de Mendoza en el litigio con La Pampa y, por ende, frenar la construcción de la represa Portezuelo del Viento.

Martín Guzmán y Daniel Scioli en un encuentro empresario en el hotel Alvear.

Sin embargo, a pesar de su enorme potencial, en su primer año como empresa estatal IMPSA perdió más de cuatro mil millones de pesos, afectada sobre todo por la crisis macroeconómica.

"El resultado final del ejercicio arrojó una pérdida de $4.607.698.000 producto principalmente del efecto del ajuste por inflación impositivo en el impuesto a las ganancias. El margen bruto fue negativo con motivo de la alta capacidad ociosa en el ejercicio. Lo mencionado precedentemente permitió cerrar el ejercicio con un patrimonio neto de $8.645.867.000" , se afirma en la conclusión del Balance anual de la empresa presentado esta última semana.

Respecto a esto desde la empresa aclararon que del ejercicio anual 2021, solo 5 meses corresponden a la administracion actual que asumió en Julio pasado. "El 3 de junio se cumplió un año del día en que el Gobierno anunció la capitalización de IMPSA. Sin embargo, la inyección de capital de Nación y de Provincia de Mendoza se concretó al mes siguiente y las nuevas autoridades asumieron en sus funciones el 20 de julio de 2021", explicaron.

El nuevo ministro de Desarrollo Productivo Daniel Scioli va a estar dándole continuidad a políticas en pos de la agregación de valor y por supuesto va a haber un importante espacio para IMPSA.

Una auditoría externa realizada sobre el balance de IMPSA agregó interrogantes: "Luego de haber realizado el análisis de los Estados Financieros del ejercicio 2021 de IMPSA podemos realizar las siguientes conclusiones: "La sociedad muestra un marcado deterioro de la rentabilidad, tanto bruta como operativa. Particularmente llama la atención el notable incremento que han tenido el rubro honorarios y retribuciones por servicios, casi triplicándose. Asimismo, resulta llamativo el importante monto de los ingresos financieros" se afirma en el informe.

Sin embargo, los argumentos de la empresa lucen sólidos: "Los gastos operativos se incrementan mas que las ventas comparados con 2020, porque en 2020 la empresa estuvo parada y gran parte del personal suspendido los gastos en honorarios se incrementaron centralmente por los gastos asociados al Acuerdo Preventivo Extrajudicial previo a la estatización", afirmaron a LPO fuentes de IMPSA. 

El financiamiento por parte de Nación a IMPSA se canaliza vía el Fondep, la partida presupuestaria con menor nivel de ejecución de toda la administración pública nacional, según el Centro de Estudios Scalabrini Ortiz.

Previo a dejar el Ministerio, Kulfas reivindicó su gestión en IMPSA: "La empresa estaba a punto de cerrar definitivamente. No era un tema menor. Impsa es una de las empresas de tecnología más importantes de América Latina, con una tecnología única en la región y presencia de su tecnología de generación hidroeléctrica, puentes grúa, energía nuclear, ingeniería y otros, en más de 50 países". El ex ministro también agregó: "IMPSA también sufre por el internismo en la Subsecretaría de Energía".

El ex ministro Matías Kulfas.

En Mendoza esta polémica pega en forma directa, ya que una eventual caída de la metalmecánica puede producir "un impacto negativo fenomenal, en el sector económico provincial, sobre todo por el centenar de pymes que dependen de la empresa", afirmaron desde la administración del radical Rodolfo Suárez.

"El nuevo ministro de Desarrollo Productivo Daniel Scioli va a estar dándole continuidad a políticas en pos de la agregación de valor y por supuesto va a haber un importante espacio para IMPSA", intentó despejar dudas este jueves el ministro de Economía, Martín Guzmán. 

Desde la empresa destacaron el trabajo realizado. "En estos once meses se firmaron convenios, alianzas y se concretaron distintos proyectos que hacen que hoy la empresa se esté poniendo de pie. Un año atrás, los 720 trabajadores cobraban su sueldo a través de una asistencia del Estado y muchos de ellos estaban de licencia por baja en la producción y la escasez de proyectos. Hoy, gracias a que la empresa se está reactivando, IMPSA con fondos propios es quien paga el sueldo de sus trabajadores, y todos están desempeñando su tarea con total normalidad", afirmaron las fuentes consultadas.

Algunos de los proyectos que se hicieron desde que asumieron las nuevas autoridades son: 

* El diseño, la fabricación, el montaje y la puesta en marcha de una Grúa de Astillero para la Base Naval Puerto Belgrano en Bahía Blanca.

* La entrega del rodete de turbina rehabilitado por IMPSA para la Central Hidroeléctrica Quebrada de Ullum en San Juan.

* La fabricación de un soporte especialmente diseñado para un telescopio de alta tecnología que se va a instalar en Salta.

* La provisión de 17 mástiles e instrumentos de medición de vientos para poder llevar a cabo en Río Negro su primer y principal proyecto de Hidrógeno Verde en Argentina.

Además IMPSA firmó contratos con YPF y CNEA para ser proveedor de insumos claves para el desarrollo energético.

"Impsa está fabricando las piezas fundamentales para la construcción del primer reactor nuclear argentino CAREM. Atentar contra la empresa implica costos muy altos para el desarrollo energético del país. Por eso hay que terminar con las internas y poner por delante el rumbo para impulsar el potencial de la Argentina" destacaron desde la empresa.  

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.