Europa
Radiografía de la ultraderecha europea que encandila a Milei
Por Augusto Taglioni
¿Qué piensan y proponen los líderes que participaron de la cumbre de Vox? Diferencias y similitudes. El espejo latinoamericano.

El show de Javier Milei en Madrid tuvo como telón de fondo las elecciones europeas y los objetivos de la ultraderecha para llevar a cabo su proyecto global. La cita electoral es el 9 de junio y todo indica que los ultras crecerán en la composición en el Parlamento.

Pero en medio del show libertario con Vox es importante hacer una radiografía de lo que piensan aquellos que por estos lares alimentan el proyecto global que entusiasma al Presidente. ¿Son todos iguales? ¿Qué proponen? ¿ Qué tan cerca están de llevar a cabo su proyecto? 

Si miramos la primera fila de los expositores en esa suerte de LollaPalooza de la extrema derecha organizada por Santiago Abascal, podemos observar a Marine Le Pen, líder de la ahora Agrupación Nación de Francia que viene de perder dos balotaje con Emmanuel Macron pero con un crecimiento sostenido en cantidad de votos. 

Pedro Sánchez cruzó a Milei por ir a la cumbre de Vox: "Es el líder de la internacional ultraderechista"

Le Pen es nacionalista y pide más regulación del Estado, sentimiento que comparte con la italiana Giorgia Meloni que aplicó impuestos a los bancos en un estilo que combina nacionalismo, estatismo, fuertes restricciones a la migración, un profundo sentir anti-musulmán y una defensa de los valores conservadores de la familia y la vida. Nacionalistas, conservadores y autoritarios. De libertarios, poco y nada. 

La otra facción que comulga con este club de extremistas radicales con los denominados i-liberales. La democracia iliberal es una forma de gobierno que oscila entre la democracia liberal tradicional y el régimen autoritario, es decir, se respetan algunos aspectos de la práctica democrática pero se ignoran otros, y se vulneran los derechos civiles. 

El concepto fue propuesto en los años noventa por el politólogo estadounidense Fareed Zakaria, quien señaló que había gobiernos elegidos democráticamente que ignoraban los límites constitucionales y no respetaban las libertades individuales de sus ciudadanos. Además, tiende a cuestionar las instituciones de la democracia liberal y suele atentar contra la división de poderes y el contrapeso parlamentario. 

La otra facción que comulga con este club de extremistas radiales con los denominados i-liberales. La democracia iliberal es una forma de gobierno que oscila entre la democracia liberal tradicional y el régimen autoritario, es decir, se respetan algunos aspectos de la práctica democrática pero se ignoran otros, y se vulneran los derechos civiles.

El húngaro Viktor Orbán, abonado de todos los mitines de Abascal y compañía, fue el primer en percibirse iliberal pero al mismo tiempo arrastró a esa demonización al turco Erdogan, Vladimir Putin y la china comunista, tres exponentes que no son reivindicados por Milei o Abascal.

Otro concepto que abrazan a estas experiencias es al del anti-wokismo, una reacción a las corrientes "woke" que defienden la igualdad racial, de género, la justicia social y todo lo vinculado con los reivindicaciones de género que, según su perspectiva, abusan de las políticas de la cancelación y rompe con los valores conservadores. Pero hay un punto en el que ponen el énfasis: la idea de lo políticamente correcto como valor negativo del progresismo. 

Marine Le Pen.

Sin ser lo mismo y con fuertes divisiones que se verán plasmadas en estas elecciones europeas, lo que une a la derecha radical es el anti-globalismo que sostiene que la globalización es un problema y el orden mundial liberal tiene que ser cambiado de raíz por estar cooptado por el marxismo cultural. Sólo ellos entienden lo que significa.

Otro concepto que suele abrazar a estas experiencias es al del anti-wokismo, una reacción a las corrientes "woke" que defienden la igualdad racial, de género, la justicia social y todo lo vinculado con los reivindicaciones de género que, según su perspectiva, abusan de las políticas de la cancelación y rompe con los valores conservadores

Para combatirlo, los europeos creen que hay que partir o eliminar la Unión Europea, volver a tener un ejército propio, en algunos casos recuperar la moneda y abandonar todos los pactos globales como el de París para pelear contra el cambio climático, una batalla que inauguró Donald Trump en su presidencia. 

Meloni planta a Milei en la cumbre de ultraderecha de España

En América Latina, Milei, Bolsonaro y el chileno José Antonio Kast buscan adherir a esta tesis desde diferentes perspectivas. El libertario argentino desde la oda el libre mercado y los otros combinan un neoliberalismo clásico con el tradicionalismo conservador que expresó a la perfección el Secretario de Culto, Francisco Sánchez, en su paso por Madrid pagado con nuestros impuestos. 

Los ultras españoles, franceses, alemanes, portugueses, y demás países, neutralizan las diferencias bajo una sola premisa: eliminar la socialdemocracia que dominó décadas la escena política y fue clave del estado de bienestar que hoy está en crisis.

Esta ensalada de anti-globalismo, wokismo, tradicionalismo conservador y en algunos casos neoliberalismo económico ha podido ser catalizador de la bronca de las poblaciones cansadas, hartas y decepcionadas por la política tradicional. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 3
    viva_sde
    Hace 17 días
    07:37
    ¿Que hace Milei con todos esos proteccionistas? jajajaja una bolsa de gatos
    Responder
  • 2
    euskadi
    Hace 17 días
    22:18
    La ultra derecha europea es muy heterogénea. Tenés por ejemplo a Vox como una especie de trumpismo español (globalista y liberal), tenés a Le Pen que le encanta ser europeista y le votó a Macron la reforma de la constitución para meter al aborto, tenés a Meloni que es un liberalismo más conservador pero más de lo mismo. También te encontrás con sectores de ultra derecha asociadas a Rusia y Putin. Ninguna de estas facciones es anarco capitalista como Milei, jamás desguazarian al Estado, o tomarían políticas tan laxas contra su propia sociedad.
    Responder
  • 1
    kristianconk
    Hace 17 días
    19:27
    mi posteo de hace algunos dias:



    kristianconk
    Hace 6 días
    05:04
    y esto es lo relevante:


    "Abascal abraza ideas anti-globalistas y propone la salida de España de la Unión Europea, en línea con otros líderes de extrema derecha que se sumaron al acto en Madrid, como Marine Le Pen, principal opositora de Emmanuel Macron en Francia y André Ventura de la derecha radical portuguesa, opositor al conservador Luis Montenegro".


    ESTA ES LA VERDADERA DERECHA:

    - NACIONALISTA-

    -MERCADO INTERNISTA

    -ANTI GLOBALISTA

    - PROTECCIONISTA

    -CHAUVINISTA



    mientras lo q se tergiversa como "derecha" en Argentina, no es nada mas q:


    -ULTRALIBERALISMO

    -GLOBALISTA

    -ANTI PROTECCIONISTA

    -CIPAYA

    basta con fijarse en q se referenciaba Marine Le Pen para su modelo economico: NI MAS NI MENOS Q, PERONISMO


    2012

    -"Marine Le Pen propone imitar a la Argentina. Elogia el rechazo al FMI y el proteccionismo"


    Marine Le Pen, la líder de la extrema derecha francesa, que crece en los sondeos para las elecciones presidenciales de abril. Le Pen propone que Francia replique los pilares sobre los que se sostuvo el modelo económico K luego de la debacle de 2001: devaluación, proteccionismo y rechazo al FMI. La referencia al ?ejemplo? de la Argentina se convirtió en uno de los ejes de campaña de la polémica rival de Sarkozy.


    Allí puede verse cómo economías más pequeñas que Francia, quinta potencia mundial, se protegen para sostener sus industrias, sus fábricas y sus puestos de trabajo. Bajo ese modelo, yo propongo acciones concretas que vayan en el sentido de un proteccionismo inteligente.


    .Y su equipo de comunicación difundió un video didáctico titulado

    "Argentina, ejemplo de una salida para la crisis"


    https://www.perfil.com/noticias/politica/la-ultraderecha-francesa-se-inspira-en-el-estilo-kirchnerista-20120122-0023.phtml
    Responder
Más de Augusto Taglioni
Manual para entender la política exterior de Milei

Manual para entender la política exterior de Milei

Por Augusto Taglioni
La cancelación a Macron, los frentes abiertos con España, Brasil y China y los polos económicos globales que Milei no ve. Claves para entender una política exterior que nadie entiende.
La era Sheinbaum

La era Sheinbaum

Por Augusto Taglioni
El partido de AMLO consolidó como el más importante del país. Los desafíos por delante y el riesgo de un conflicto de poder y liderazgo en un contexto de poder absoluto.
La obsesión de Evo Morales

La obsesión de Evo Morales

Por Augusto Taglioni
La feroz interna en Bolivia que pone en riesgo la continuidad del gobierno. El dilema de los ex presidentes que no quieren resignar los liderazgos y la teoría del jarrón chino.
Maduro y Milei: los extremos que perturban a Lula

Maduro y Milei: los extremos que perturban a Lula

Por Augusto Taglioni
El presidente de Brasil sufre dos frentes que amenazan su liderazgo regional. El hartazgo con el venezolano y el interrogante con el libertario.
Similitudes y diferencias de Milei con Bolsonaro

Similitudes y diferencias de Milei con Bolsonaro

Por Augusto Taglioni
Las similitudes son tan inevitables con las limitaciones para dominar un sistema que ordena y disciplina. La experiencia de Bolsonaro con el Congreso y el rol de la Corte Suprema.
Mercosur: del sueño de la integración regional al letargo de acuerdos mínimos

Mercosur: del sueño de la integración regional al letargo de acuerdos mínimos

Por Augusto Taglioni
Un bloque con números aceptables pero sin agenda ni estrategia. La apuesta de Lula para diciembre.