Economía11.09.2017
(5)guardarlectura zen
Huracanes y riesgo de guerra, lo que necesita Argentina
Por Salvador Di Stefano
Un escenario financiero de tasas bajas, dólar devaluado y materias primas en suba, ideal para nuestro país.

El mundo enfrenta grandes desafíos, no cometer el error de una nueva guerra y sobrellevar desgracias climáticas. Esto nos coloca en un escenario financiero de tasas bajas, dólar devaluado y materias primas en suba, justo lo que necesita Argentina.

La sola posibilidad de un enfrentamiento bélico en el mundo hace que los especuladores direccionen su mirada al oro, pero si los actores son el líder norcoreano y el presidente de Estados Unidos, la suba se potencia. En diciembre de 2016 el oro toco un piso en U$S 1.120 la onza troy, y desde allí inicio una escala alcista que lo posiciono en U$S 1.355 aún lejos de su máximo en U$S 1.900 que probablemente lo alcance si el clima de hostilidad sigue en el hemisferio norte.

Los huracanes en Estados Unidos han dejado perdidas de aproximadamente U$S 110.000 millones, el 20% del PBI argentino, las compañías de seguro deberán pagar esta masa de dinero y la economía americana sentirá el efecto de estos eventos climáticos. En este escenario la posibilidad de suba de la tasa de corto plazo quedo postergada para el año 2018. La tasa de interés a 10 años se ubica en el 2,06% anual, y esto dispara la atención de los operadores a los mercados de acciones, pero en especial a los países emergentes.

El dólar americano se está devaluando en el mundo, el euro alcanzó el nivel de 1,21 por dólar, y lo más probable es que siga el proceso de revaluación. La devaluación del dólar es una condición necesaria pero no suficiente para que las materias primas comiencen un recorrido alcista. Resulta probable que muchas materias primas, por el efecto guerra, los eventos climáticos o bien la devaluación de la moneda estadounidense comiencen una importante suba de precios, ojalá esto suceda con la soja, que es el principal producto que exporta la argentina.

La baja de tasas en el mundo dispara la inversión en bonos de países emergentes. En la Argentina daremos tres ejemplos; El Bonar 2022 que es un bono a 5 años vale U$S 105,7 y su tasa de retorno es del 4,4% anual, el nivel más bajo desde que salió al mercado. Algo parecido sucede con el Bonar 2027 un bono a 10 años que vale U$S 110,14 y su tasa de retorno se ubica en el 5,6% anual. Pero lo más emblemático es el bono a 100 años, hace un mes atrás valía U$S 92 hoy su cotización se ubica en U$S 102 y su tasa de retorno es del 7,2% anual. Argentina está mostrando una gran baja del riesgo país, y esto dispara a la suba al mercado de acciones.

El índice merval se ubica en niveles muy elevados, próximos a vencer la meta de los 25.000 puntos. Hay que tener mucho cuidado, la suba del mercado fue muy importante, por encima de la marca citada y acercándonos a octubre la toma de ganancias puede decir presente. El mercado podría subir a niveles de 27.000 puntos, pero siempre recomendamos tener medida las ganancias, recuerden que este mercado no avisa, puede pasar semanas a la suba, y en un solo día te borra las utilidades que fantaseabas tener. Nadie se fundió por tomar ganancias.

Las mejores acciones son los bancos y las energéticas. Están muy atrasadas las acciones ligadas a la construcción, son un elefante dormido, pero no invertiría hasta que superen los máximos que hoy le ponen un techo, como es el caso de Cresud y Consultatio, si superan las resistencias compraría de lo contrario esperar y disfruta la suba de las acciones que ya tenés en cartera.

El mercado de pesos sigue muy animado, pero los precios de los bonos no suben. El Banco Central te ofrece tasas superiores al 27% anual para colocar dinero en pesos en Lebac, eso les pone un piso a los bonos que como el caso del PR15 rinden el 30% anual.

Conclusión

En un escenario internacional de dólar devaluándose, tasas de interés muy bajas y probable suba de materias primas, todo hace indicar que los mercados emergentes están de fiesta recibiendo inversiones especulativas, y seguirán en esa tónica por un buen tiempo, con los vaivenes lógicos de subas y toma de ganancias, pero con serruchos alcistas.

El dólar seguirá siendo un activo poco productivo para invertir, la tasa tan elevada empalidece su esperada rentabilidad. Las acciones tendrán un sendero muy alcista, los bonos en pesos están en un techo y aún no comenzaron a subir, son los que tienen mejores perspectivas a futuro.

Mientras la fiesta financiera continua, la economía real comienza a ver algunos brotes verdes, pero el mayor problema pasa por la reconversión de empresas, que tienen que llevar a sus negocios a mayor escala horizontal (volumen) y vertical (agregado de valor). Sin créditos a tasas razonables y poca cultura asociativa este proceso se hace lento, traumático y deja a muchos emprendedores con un sabor amargo en la vida cotidiana. La economía productiva 0, la bicicleta financiera 4, gana por goleada la especulación, no es bueno y sustentable a futuro.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
5
PRAG MA TIS MO!! y todo el resto de opinadores idealistas me chupisculi
4
oportunicrisis?
3
Hay que ser cínico para escribir eso. La perversidad como estandarte
2
Huracanes y riesgo de guerra, lo que necesita Argentina.
Feo Título.
Así no!!!!!!!
No quiero que la Argentina crezca de esta forma.
1
si la economia argentina tiene q depender d una guerra y no, d un plan d gobierno, significa que lo q se está aplicando es un desastre.
Hola 2001
chau macri
Megaendeudamiento y deficit gemelos