Editorial
Efectos nocivos de la dolarización
Por Salvador Di Stefano
El proceso en marcha disminuye el poder adquisitivo y posterga decisiones de inversión.

La dolarización de la economía es muy nociva para la actividad económica. La compra de dólares le quita pesos al mercado, disminuye el poder adquisitivo de los salarios y posterga decisiones de inversión. Proyecciones y escenarios para los meses que vienen.

La economía argentina vive un proceso de dolarización de carteras. Esto hizo que en los últimos meses veamos un marcado descenso de los depósitos a plazo fijo en pesos, caída del stock de Lebac, y consecuentemente se sostuvieron los plazos fijos en U$S y subió el stock de Letes en U$S en el mercado.

Los plazos fijos en pesos ascendían a $ 702.551 millones, que equivalían a U$S 37.421 millones al mes de diciembre de 2017. En la actualidad los depósitos a plazo fijo suman $ 919.940 millones, que equivalen a U$S 31.874 millones.

En igual periodo los plazos fijos en dólares pasaron de U$S 7.424 a U$S 7.469 millones. Sin variación en el horizonte.

Las Lebac al 31 de diciembre se ubicaban en $ 1.000.592 millones y hoy se ubican en $ 964.454 millones, medido en dólares pasaron de U$S 51.577 millones a U$S 32.148 millones.

Las Letes que a diciembre se ubicaban en U$S 12.943 millones, en la actualidad se ubican en torno de los U$S 19.000 millones.

Esto nos muestra que la devaluación permitió licuar la deuda en Lebac notablemente y por otro lado, género que los inversores salieron de pesos para colocarse en dólares y proteger sus ahorros. Esto genero una contracción económica muy fuerte en el segundo trimestre del año que fue cuando operó la mayor suba del dólar.

En el primer trimestre el dólar pasa de $ 18,77 que fue el cierre de diciembre de 2017 a $ 20,14 al 31 de marzo pasado, lo que representa una suba del 7,3%. Sin embargo, al 30 de junio el dólar cierra en $ 28,86 con una suba del 43,3% en el trimestre y esto castiga fuertemente a las carteras dolarizadas. En el primer semestre del año el dólar sube el 53,8% y en los últimos 12 meses el 73,8%.

El problema ahora son las Letes

Con estas subas del dólar, no queda otro remedio que ajustar fuertemente los insumos que están dolarizados como la energía eléctrica, gas y combustible. La nafta Premium a julio de 2018 subió el 48,7% el último año, y el gas oil el 45,7%.

Lo que viene

Con esta suba de insumos, y lo que aún resta por recuperar esperamos una inflación en torno del 37% anual. Por el momento, las medias de los analistas de mercado presagian una inflación del 30% anual, pero mes a mes se van acercando a los pronósticos que presagiábamos algunos meses atrás, y que parecían incumplibles.

El dólar durante este semestre tuvo una suba muy importante, pero el gobierno no puede dejarlo correr a la suba, si lo hiciera la política de precios se complicaría. Si bien es cierto que el mercado nos indica que los precios están subiendo por debajo de la devaluación, no es menos cierto que en los últimos años ocurrió lo contrario y que estamos en una economía que de echo esta dolarizada.

El gobierno buscara contener el dólar, para que no siga generando externalidades negativas en los precios, y por ende en la estructura de costos de las compañías. La media de los consultores de mercado, ve al dólar en $ 30,00 para fin del año 2018, y en $ 36,00 para el año 2019.

El dólar futuro nos muestra un dólar de $ 34,25 para fin de año, y de $ 38,45 para junio del año 2019.

No descartamos que el dólar a fin de año se ubique en $ 32,00, y para junio del año próximo en torno de $ 36,00 el mismo valor que la media del mercado ve para fin de año. Todos hemos cambiado los pronósticos, la economía argentina se hizo impredecible, y el golpe se sentirá en la actividad económica.

El gobierno ve con buenos ojos la devaluación del peso, ya que le ayuda a licuar el enorme gasto público en pesos, y esto le permitiría cumplir las metas del FMI.

La inflación que el FMI toleraría para Argentina a fin de año rondaría el 32% anual, es a nuestro juicio una meta difícil de cumplir, sin embargo, no habrá inconvenientes para cumplir la meta fiscal que es la más relevante.

Las reservas reales de la Argentina al 30 de junio serían las siguientes:

Reservas U$S 61.881 millones

Encajes en U$S en bancos U$S 13.458 millones

Deuda BCRA s/ Balanza de pagos U$S 23.125 millones

Caja (incluye crédito FMI) U$S 13.458 millones

Saldo Reservas Reales U$S 11.416 millones

Conclusión

Argentina ha vivido en el segundo trimestre del año una alta dolarización de sus carteras, producto de un escenario de alta desconfianza sobre los activos argentinos, un menor nivel de exportaciones, suba de la tasa de interés internacional, y cambios profundos en el gabinete nacional y el Banco Central que dejaron como consecuencia la renuencia de los inversores en permanecer en moneda local.

La consecuencia es que el índice Merval (refleja la media de las acciones más importantes que cotizan en mercado local) se ubica en dólares en niveles por debajo a los del año 2008. 

Los títulos públicos argentinos de largo plazo rinden el 10% en dólares, con cotizaciones que se ubican por debajo de las observadas en la década pasada, cuando el país expropiaba YPF, estatizaba el Anses y estaba en default de la deuda pública.

Rescatando al soldado Macri

El castigo sobre los activos financieros argentinos es demasiado grande en comparación con otras épocas que vivió el país. Sin embargo, daría la impresión que la recesión que se avecina es mucho más grave que las recesiones vividas en los años 2012 y 2014.

La dolarización es una válvula de escape para los inversores que compran dólares y se sienten más seguros, pero de ningún modo aseguran una rentabilidad, o le da una oportunidad de mejora económica. Hasta que no vivamos la pesificación de los dólares comprados, la economía no se recuperaría en forma sostenida, tal vez hay que esperar que pasen las elecciones presidenciales del 2019, poco tiempo para grandes inversores, una vida para el común de los mortales.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
6
Ud descubrió América con el título y no es nocivo también haber estado dos años a pura timba no escuché, no leí ha ninguno de Uds. Decir vamos a producir en ves de haber endeudado el país y no es el contexto es la falta de visión del presidente y los que lo rodean analisen a todos lo único que hicieron fueron negocios financieros .
5
Lo peor ya pasó dijo mauricio de la rua
Este periodista que trabaja para el campo, no puede decir lo piensa.
Los economistas independientes dicen q esto termina como el 2001 más hiperinflación
Aprendan a votar
4
11.000 millones de reservas reales del BCRA....Muy poco que envidiarle a 9500 millones que ostenta Maduro un su pais aniquilado. Y Globodown, te da ganas de seguir repitiendo como un madril que gracias a Macri nos salvamos de terminar como Venezuela?
3
?[No descartamos que el dólar a fin de año se ubique en $ 32,00], y para junio del año próximo en torno de $ 36,00 el mismo valor que la media del mercado ve para fin de año. Todos hemos cambiado los pronósticos, [la economía argentina se hizo impredecible], y el golpe se sentirá en la actividad económica.?
COMO TE DIGO UNA COSA, TE DIGO LA OTRA, Y SI TE DIGO LA VERDAD TE MIENTO...
2
"Hasta que no vivamos la pesificación de los dólares comprados, la economía no se recuperaría en forma sostenida"

O sea que ya entramos en el espiral descendente de miseria y antes de las elecciones explota todo?

Porque si yo tuviese dolares no los pesificaria ni a las piñas
1
De paso el Dr Di Stefano hace auto-propaganda al tirar al aire pronósticos para el anio que viene, Ahi nos va a recordar que el mercado estaba equivocado y el estaba en lo correcto. Pero más allá de eso Dr Di Stefano, Argentina necesita dolar, alto. El gran agujero negro argentino es el conurbano, donde mucha gente vive de la caza y de la pesca, sin dolar alto la fragil industria argentina no sobrevive, y se te vam todos a viajar por el mundo y gasta dolares, genuinos (genuinamente generados por el área rual, donde viven pocos argentinos y es siempre hostilizada por todas esa plaga de piqueteros a sueldo)