política29.08.2017
(2)guardarlectura zen
Octubre y después
Por Ricardo Rouvier
Cambiemos se perfila favorita en diez distritos frente a una oposición desunida. Se disputará el lugar de CFK en el panperonismo.

Las PASO terminaron y estamos en el umbral de la elección definitiva de octubre. Antes del examen final, y en primera instancia, podemos observar que las primarias confirmaron la consolidación de una nueva fuerza política neoconservadora que se presentó en todos los distritos, menos en CABA en que la UCR se embarcó en el proyecto independiente de Lousteau.

Esta innovación política, que es Cambiemos, se produce ante las narices de tres partidos históricos en decadencia: la UCR, el Partido Socialista y, el menos añoso, el Partido Justicialista. El primero pasó a ser un socio menor del éxito de Cambiemos, porque el PRO tiene la dirección intelectual y política de la alianza; el Socialismo está desvaneciéndose en su enclave santafesino; y el Justicialismo es como una estatua, que está ahí a la vista de todos pero inmóvil, estático; y con menos valor de marca como lo demostró CFK.

Pero ese silencio ante grandes acontecimientos mundiales, regionales o nacionales, no evita la tenaz lucha por el poder que se libra y se librará en el Justicialismo.

La segunda cuestión es que la eficacia de Cambiemos está provocada, en buena medida, por la existencia de una oposición que aparece como un archipiélago. Las fuerzas de oposición adoptan un carácter insular y lo único que la reparará es ir a una unidad en el post-octubre. Sin embargo, la unificación no es sencilla, y es más, no existe hoy una evidencia que muestre que los principales pedazos del peronismo puedan aliarse. Inclusive en el peronismo del interior hay varios precandidatos a presidente y esto siempre es un problema para la unidad. Posiblemente algunos fragmentos del conjunto intentarán reunirse, pero no todos; y el kirchnerismo es la parcialidad menos estimada por el resto de la dirigencia peronista; pero la más intensa.

La marcha de protesta de la CGT producida días atrás, mostró que la bifurcación está instalada también en el sindicalismo. Están los halcones y las palomas respecto del gobierno, y esta diferencia se traslada a la política. No obstante sus fisuras, el partido sindical es el mejor preparado para obstaculizar las reformas sociales del gobierno.

Ninguno que gane en Octubre en la  provincia de Buenos Aires lo hará con una ventaja considerable. El éxito de Cambiemos se apoya en su performance nacional, más que en el principal distrito. E indudablemente que para Cristina no es lo mismo ganar que perder, aunque sea por un voto. El 35% de Unidad Ciudadana de las PASO no es un número menor, pero baja el valor del resultado si consideramos que en la arena compitió la ex presidenta contra un limitado Bullrich. Cuando la cabeza de campaña pasó a ser María Eugenia Vidal, tal como se anticipaba, logro disolver los 4/5 puntos de diferencia que Unidad Ciudadana tenía a su favor en los días previos.

Si CFK obtiene una victoria rotunda algunos pensarán que es una invitada obligada al cónclave del panperonismo, por la importancia del distrito en el que compitió, pero los más triunfalistas considerarán que los gobernadores y los sindicalistas vendrán al pie de Cristina.

Antes de la elección es oportuno señalar que muchos dirigentes peronistas, e inclusive varios que profesaron el kirchnerismo, no desean un triunfo de CFK; y por otro lado, tienen incertidumbre de cómo evolucionará la situación judicial de la ex titular del Poder Ejecutivo. En todo este tiempo no hay registros de que alguno de ellos haya dicho que todas las denuncias de corrupción son falsas, o poner el cuerpo y el alma en defensa de la expresidenta. Todos se recuestan en que la justicia dé su veredicto. De aquí a octubre, algunas exigencias procesales tendrán la foto de ex funcionarios kirchneristas en el escenario de Comodoro Py. Y eso será, consciente o no, campaña electoral negativa para la primera candidata a Senadora.

Un triunfo de la Unidad Ciudadana bonaerense abriría una angosta puerta al diálogo y la negociación, y el peronismo del interior y parte del de la provincia de Buenos Aires exigirán a la ex presidenta que libere lastre, es decir que, en un intento de reconfiguración del peronismo, el kirchnerismo quede afuera o adentro pero con cambios internos que supongan una aceptación autocrítica tácita.

Si el kichnerismo no se acerca al peronismo puede correr el peligro de ser una agrupación de izquierda más, testimonial pero lejos del poder. 

Si el kichnerismo no se acerca al peronismo puede correr el peligro de ser una agrupación de izquierda más, testimonial pero lejos del poder.

Frente a octubre el enclave del kirchnerismo en el conurbano necesita imperiosamente superar sus propias marcas. Cosa nada fácil para una candidata que tiene techo. Llegar al 40% resultará difícil con la disponibilidad de votos que hay en la cosecha.

Cambiemos podría llegar cerca del 40% si logra capturar varios puntos de Massa, de los votantes de partidos chicos que no superaron el 1,5% yde los que no fueron a votar en las PASO. La estrategia del oficialismo es dar una vuelta de tuerca más a la polarización, mientras que la del kirchnerismo es subrayar el desmejoramiento de la situación socioeconómica. Sin embargo, es obvio que Cristina Kirchner no puede hacer la misma campaña que realizó para las PASO, su demanda de votos requiere que camine mucho más la calle. Su presencia genera interés, curiosidad o directamente adhesión. No sabemos si un mayor compromiso con las veredas bonaerenses podría ocasionarle alguna reacción vecinal negativa.

Se descuenta que Vidal volverá a protagonizar la campaña, pero cuando falten pocos días para la elección. Massa y Randazzo van a resistir la fuga de votos, y en eso tiene que ver con que los territorios mantengan la disciplina partidaria, aunque se intensificará el corte de boletas que ya apareció en las PASO. La combinación de concejales o cargos provinciales randazzistas o massistas encabezados por CFK o por Bullrich aparecieron en la apertura de las urnas. Massa y Randazzo, de algún modo, quieren estar anotados para el futuro post-octubre. Como ocurre en la experiencia nacional e internacional, es probable que se mantenga la tendencia electoral de las PASO, inclusive que se mejore un poco más, lo que significaría un mejoramiento relativo de Cambiemos a nivel nacional. Provincia de Bs.As. y Santa Fe son empates cerrados y habrá que ver qué pasa.

También el gobierno tiene su día después del 22 de octubre. Hay muchas conjeturas que, en manos de la oposición son afirmaciones rotundas, y que intervienen en la campaña con versiones que dicen que luego de las legislativas el gobierno mostrará una segunda capa de su piel neoliberal; se anticipan actualizaciones tarifarias, aumento en el precio de las naftas, una modificación en el tipo de cambio, flexibilización laboral, privatización de la seguridad social, etc, etc.

No sabemos si estas predicciones se ajustarán a la realidad total o parcial. Pero, más allá de sus deseos íntimos o de sus afirmaciones fundacionales, Cambiemos deberá estudiar cada jugada considerando que se le está abriendo un destino para el 2019 y lo que vendrá.

Después de octubre está la gestión y el 2019. Y después de octubre habrá un peronismo con intención de revitalizarse. En el intersticio entre las intenciones y la realidad aparecerán los ganadores y los perdedores. Arriba, caracterizamos a Cambiemos como neoconservadora. Pero, este gobierno practica el deslizamiento dentro del rango del segmento que va de centro a derecha y viceversa; o como sospechamos se volcará más hacia la avenida del medio, lugar que el peronismo no K también quiere ocupar, quedando el kichnerismo en uno de los extremos.

Veremos cómo evoluciona la economía y su incidencia en el clima social. El desempeño de la misma ampliará o estrechará el sendero de la política en el que el gobierno ha obtenido algunos éxitos. Es verdad que en las PASO el bolsillo pesó menos de lo que se esperaba, pero esa independencia en el elector no es infinita.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
Derecha, izquierda, centro, kichnerismo, peronismo, cristina, randazo massa....
Caules son las caripelas de los opositores??????
Se pódria decir que son una enome bolsa de gatos mugrientos,
Hay que ser muy nada para no castigar a la delincuencia infernal que manejó el pais y cualquier potro chorro nuevo.
El problema político argentino es que las mafias inescrupulosas, está repartidas en todos los poderes del estado. Sin olvidar los que se llaman sindicalistas, cooperativista y las mal denominadas barras bravas.
1
1) ¿el archipielago facilitó a Cambiemos o el proyecto cambiemos provocó el archipielago?
2) ¿Proyecto Neo Conservador o editorialista "retrogresista"prejuicioso?
3) ¿Las reformas estructurales que hay que hacer son NECESARIAS o son un invento Neo-liberal...conservador...del imperio....?