12.07.2011
(30)guardarlectura zen
El voto peronista detrás del triunfo de Macri
LPOEl jefe de gobierno combinó su campaña-pelotero con un minucioso trabajo territorial, apoyándose en sus espadas peronistas y aprovechando la falta de construcción barrial de La Cámpora. El papel de Ritondo y Santilli.
El resultado de los comicios porteños todavía es motivo de análisis en las filas de todas las fuerzas que si bien esperaban un triunfo de Mauricio Macri, no creían que la diferencia que sacó podía ser tan grande.

Una de las interpretaciones que predominan en la autocrítica del kirchnerismo y el regocijo del PRO, es la combinación que hizo Macri de una campaña apartidaria, con globos y colores, con un trabajo de construcción territorial, bien clásico del peronismo.

Como explicó LPO, en el Frente para la Victoria cuestionan el juego tibio de los históricos dirigentes del PJ porteño. Éstos, heridos por el cierre de listas que con la intervención de la propia Cristina Kirchner los relegó en desmedro de los jóvenes de La Cámpora, terminaron o comprometiéndose poco con la elección o peor aún, trabajando para el macrismo.

Es que después de ese cierre de listas, muchos punteros barriales del PJ, que en definitiva son los que conocen a los vecinos cara a cara, se cobijaron bajo el ala de peronistas del PRO como Cristian Ritondo y Diego Santilli.

Para seducir a los peronistas heridos, la estrategia del PRO se basó en municipalizar la campaña, en contraposición a la nacionalización que hizo de ella el kirchnerismo en todo momento.

Las comunas

Esta municipalización tuvo repercusión directa en el armado de las listas de comuneros, donde el macrismo aprovechó la experiencia de 20 ó 30 años de los punteros barriales del PJ e incluso los designó como cabezas de las nóminas.

Es así que en cinco de las quince comunas, el PRO estuvo representado –y ganó– por una cabeza de lista peronista.

En la Comuna 4 ganó Jorge Apreda por 13 puntos; en la 8 Eva Ferraro, por ocho puntos; en la comuna 9 triunfó Nestor Dinatale por 12 puntos; en la 12 Carlos Guzzini por 22; y en la 14 Maximiliano Corach, hijo del ministro del Interior de Carlos Saúl Menem, por 36 puntos.

Es decir que un tercio del “territorio” estará representado por referentes del peronismo que el kirchnerismo no tuvo en cuenta al dejar todo al servicio de La Cámpora y al obviar los símbolos históricos del peronismo. 

Al votante justicialista no le dio lo mismo que ni en la campaña y ni siquiera en las boletas no hubiera habido una sola reminiscencia del partido fundado por Juan Domingo Perón.

La lucha contra el aparato

La importancia de un armado territorial quedó en evidencia principalmente en el sur de la Ciudad, en las comunas 4, 8 y 9, donde el kirchnerismo apostó más fuerte.

“Nos tiraron con tanques de guerra en el sur”, decían en el PRO el mismo día de la elección y recordaban que el Gobierno puso todo su aparato en los barrios de esas comunas.

Los camiones del ministerio de Desarrollo Social de Alicia Kirchner, los de la Anses o los del DNI nuevo poco sirvieron para captar votos sin una articulación en conjunto con La Cámpora, que en definitiva era la que se quedó con las listas.

“A Eva Ferraro, Apreda y Dinatale les tenemos que hacer un monumento”, admitieron desde el macrismo en referencia a los comuneros que ganaron en el Sur y admitieron que el caso Schoklender generó un rechazo en los barrios más pobres hacia el kirchnerismo, lo que les fue favorable el pasado domingo.

También recordaron que una semana antes de los comicios el Gobierno nacional llevó allí 3500 efectivos de Gendarmería y Prefectura, una medida que impactó positivamente en los ciudadanos pero que llegó tarde. En contraste, en los barrios en los que Macri fue desplegando su Policía Metropolitana, ganó con el 50 por ciento de los votos.

La base

Durante los primeros años de su gestión, a Macri se lo cuestionaba puertas adentro por carecer de un trabajo político.

Pero en el último año, la cosa cambió y el PRO peronista, de la mano de Ritondo y Santilli, que militan en el peronismo desde la adolescencia, comenzó una seguidilla de inauguraciones de unidades básicas a lo largo de la Ciudad y sobre todo en el Sur.

Como pudo saber LPO, sólo Ritondo inauguró unos 33 locales -6 de ellos de manera compartida con Néstor Grindetti–. En los últimos meses estuvo inaugurando un local por día e incluso abrió uno ayer, en el barrio Los Perales, un lugar símbolo del peronismo. El fuerte de RItondo está allí en Mataderos y en Liniers.

No es un dato menor que Ritondo logró juntar allí 400 personas para una choripaneada un día después de una elección ganada y a la misma hora del partido de la Selección argentina de fútbol.

En tanto que Santilli, que prefiere tener menos unidades básicas pero más grandes, hizo lo propio en casi todas las comunas, con 12 locales propios y algunos de ellos de gran superficie como el central de Venezuela al 600, que tiene tres pisos. 

El fuerte del ministro de Espacio Público es la comuna 13, donde el PRO obtuvo una aplastante victoria, por 35 puntos. Esa performance incidió de manera considerable en la elección, puesto que con 83 mil votos, esta comuna -que representa un 8,53 por ciento del padrón- fue la que más aportó a la elección general para el PRO. 

Además de la inauguración de locales, las espadas peronistas de Macri le dieron importancia al trabajo puerta a puerta con los vecinos y, por sobre todo, hicieron un aporte fundamental para la fiscalización el día de los comicios. Tan es así que la gente de Ritondo fiscalizó en 800 mesas y la de Santilli en 900.

En el norte, el PRO también contó con la cooperación el hijo de Corach, que tiene unas 10 unidades básicas.

El festejo de Ritondo abrazando a Santilli en Costa Salguero, con los dedos en V, fue una postal del triunfo que logró el PRO dentro del peronismo porteño.
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
30
CANSARNOS?
JAMAS
SE VIENE LA SEGUNDA
29
Son simplemente pragmáticos del afano.
28
PERONISTAAAAAAAAAAASSSS ESTOS??? JAJAJAJAJAJJAA NO M HAGAN REIR LADRONESSSSS ENCIMA SE DIGNAN DESPUES DE 4 AÑOS DE GESTION A DECIR QUE SON PERONISTASSS POR FAVORRRRRRRR IGNORANTES COMO LOS QUE LO VOTARONNN
27
Quien es el hijo de puta de la Triple A que anda apoyando a duhalde en los comentarios?
No se canso de matar gente en los 70 quiere seguir la masacre??
26
POESÍA PARA EL KIRCHNERISMO TRAIDOR:

No somos peronistas.
Somos montos socialistas.
U.S.A.mos a "la EVITA".
Somos de la Banda
del "Tío CAMPORITA"..

(Tío CÁMPORA desleal, y traidor al POCHO, entregó la Patria en su efímero mandato al socialismo marxista
de los 70, Cretina y su difunto son parte del grupo de infiltardos que entró por la ventana ODIANDO A PERÓN)
25
Ni Yankees
Ni Marxistas

FASCISTAS!!!
24
LA VERDAD SON COMICOS.DEJEN DE PAGAR NOTAS. SI EN LAS COMUNAS Y SOBRE TODO EN LA 13 ,LOS ELECTORES HUBIESEN SABIDO QUE HABIA UN PERONISTA Y ADEMAS DE LA POCA MONTA QUE HUBO, NO HUBIESEN VOTADO AL PRO.
LO UNICO QUE PASO FUE QUE SE VOTO CONTRA EL ASCO DEL GOBIERNO NACIONAL. EN ESTA CAMPAÑA NO ESTUVIERON PRACTICAMETE NUNCA EN LA CALLE LOS MILITANTES. SON UNA VERGUENZA
23
Llamen a Benito Mussolini... acá hay muchos Kirchneristas tan calientes, que son todos afiliables al partido del "Ducce"

Era sabido, el estrábico armó su fuerza CON LOS HIJOS DEL ODIO.. MONTOS FRUSTRADOS Y FRACASADOS, HIJOS DE SUBVERSIVOS Y ASESINOS...

SÍGANLÁ CHUPANDO...

EN DICIEMBRE, ÁRBOLES Y SOGAS...
22
La Ciudad de Buenos Aires está golpeada, exhausta, frustrada. Soñada por todos como un lugar de realizaciones, se fue quedando, estancada, aceptando su decadencia; resignada, casi como algo inevitable. Ya pasaron todas las ideologías, todos los experimentos institucionales y diversas formas de gobierno, desde las dictaduras hasta las democracias: se probó casi todo. Y no obstante algún respiro que le permitió pensar que era capaz de transformarse en una gran Ciudad, la Ciudad de Buenos Aires siguió su camino a la decadencia. Así las cosas, hemos decidido revertir ese camino definitivamente. Ya no con consignas políticas obsoletas o nunca cumplidas, sino con gestión, con ideas renovadoras, con una ética insobornable, con un orden inviolable, más una rigurosa equidad a través de la ley aplicada de igual manera para todos, con la mirada puesta en las experiencias de los que con mucho menos han hecho en el mundo mucho más que nosotros. Lo que hoy se requiere en la Ciudad de Buenos Aires es la construcción de normas de participación ciudadana que rompan con un esquema político de representación corporativas, cerradas y autistas, para que el poder delegado esté cerca, sea controlable y no se desvíe ni se corrompa. Definitivamente, creemos que nuestra Ciudad tiene destino, pero no vamos a quedarnos sentados esperándolo, sino que nos pondremos de pie para constituirnos en sus protagonistas, construyéndolo. FILMUS 2011. Basta de grupos antagónicos que enviaron al país al default, a los ciudadanos argentinos a la miseria, que buscan estas lacras de Mauricio Macri que volvamos a los años 1983 hasta 2003. Que el pueblo haga justicia con sus propias manos.
21
RECUPERAR EL PERONISMO

DUHALDE CONDUCCION
SEGUNDO MANDATO

LA RESTAURACION

NI YANKEES
NI MARXISTAS