06.03.2008
()guardar
El “clan” Urtubey que gobierna Salta
Por Nicolás FiorentinoSus tres hermanos son sus más fieles asesores. Facundo tendrá un cargo ad honorem y se encargará del contacto con los organismos nacionales; Soledad, ex directora de la secretaría de Turismo salteña, es una de sus principales consultoras; y el millonario Alejandro, piloto de carreras y titular de la categoría Top Race, es la voz cantante para las finanzas.
Al asumir el cargo, el gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey anunció como primera medida para barrer con la habitual estructura de los que acceden al poder que no nombraría a ningún familiar en un cargo público. Pero aunque hasta ahora cumplió la promesa a medias, el poder político de la provincia se teje en una mesa chica de exclusiva integración familiar.

Aunque aparece como funcionario “ad honorem”, Facundo Urtubey ya accedió, a poco más de sesenta días del aviso del gobernador, a un cargo ejecutivo exclusivo. Tan exclusivo, que la Agencia de Promoción de la Provincia, de la que será director ejecutivo, fue creada sólo para que se integre al gobierno.

A pocos días de que Urtubey asuma el poder salteño, el nombre de Facundo empezó a sonar como un posible jefe de Gabinete. A pesar de que nunca –hasta hoy- accedió a ese sillón, desde el nuevo organismo “controlará todos los contactos de la provincia con los organismos de la Nación que residen en Buenos Aires”, aclaró una fuente salteña a La Política Online. Esto es, nada menos que el vínculo con los ministerios.

Facundo es la persona de confianza del gobernador. Este ingeniero se transformará, así, en el nexo de Salta con la Casa Rosada, cargo de no poco peso teniendo en cuenta el fuerte vínculo de Urtubey con la presidenta Cristina Kirchner, a quien conoce del Senado.

“Yo le propuse a Juan colaborar con Salta y con el Gobierno para que desde mi experiencia en la vida privada podamos llevar a cabo eso, tengo muchos años en actividad privada y es verdad que desde la administración es muy difícil mover algunas cosas” afirmó el hermano del gobernador a medios locales cuando lo consultaron por su nuevo cargo.

Experto en transportes –“trabajé 5 años en Francia, en el sector de planificación de obras de infraestructura de transporte, estuve en Buenos Aires trabajando en el tema de autopistas y en los últimos 8 años trabajé en empresa de logística internacional”, afirma-, Facundo se transformará así en el segundo apellido Urtubey del poder ejecutivo provincial y, aunque por el momento será el único, hay otros que desde afuera también mueven algunos hilos.

Entre esos esta Soledad, otra de las hermanas del gobernador Urtubey. Ex directora de la secretaría de Turismo de la provincia en la gestión de Juan Carlos Romero, en Salta ya se la conoce como la “asesora privada” del joven mandatario de 37 años.

Entre Facundo y Soledad, ambos de “bajísimo perfil” según cuentan, le aportan a su hermano dos visiones distintas: la de la administración privada y la pública, respectivamente. Así, permiten que Urtubey maneje variantes a la hora de negociar o vincularse con distintas áreas o empresas.

Alejandro, el cuestionado piloto

El tercero de los hermanos es, a la vez, el más famoso –por lo menos hasta el ascenso político de Juan Manuel-, el más controversial de la familia, el que más se aleja del obediente perfil bajo y, sin dudas, el más acaudalado. Es Alejandro Urtubey, un experimentado piloto de automovilismo que hoy maneja las riendas de la ascendente categoría Top race.

A Alejandro le sindican, los más suspicaces, ser quien desde las sombras conduce los números de la provincia. Esto fue desmentido por las fuentes oficiales consultadas, pero todos se encargaron de aclarar que los rumores tienen origen “en sus millones y en algunas denuncias en su contra”.

Un semanario local acusó hace tiempo al hermano del gobernador de utilizar dos millones de pesos del Fondo Provincial de Inversiones para una carrera que significaba negocios para sus amigos y concretar el sueño del autódromo propio.

"Siempre que uno hace algo, surgen las críticas. Es cierto que el Fondo nos prestó dinero, pero se lo vamos a devolver, incluso con los intereses correspondientes. Además, ese dinero del Fondo está para ser utilizado, tanto para hospitales y obras, como para la cultura o espectáculos, como en este caso lo es el TC", se excusó Alejandro tras la nota, allá por 2003.

Padre de siete hijos, Alejandro tiene algunas otras noticias en su espalda, algunas teñidas de tragedia. Entre ellas, la recordada imagen de un auto de TC pista que arrolló varios espectadores tras despistarse.

El descontrolado Chevrolet de Alejandro Urtubey chocó con el lado derecho de la pista al final de la zona de boxes y atropelló al banderillero de la ACTC, Osmar Soilán Martínez (30 años), y segundos más tarde a Sergio Nogueira (18), auxiliar de otro equipo. Un par de horas Soilán Martínez murió.

Como si esto fuera poco, tiene contactos de peso. Precursor de la idea de meter al fútbol como patrocinador de equipos de carrera, no duda en reconocer que es “amigo de Julio Grondona” además de “abogado en algunas cosas desde hace doce años”.

A los tres hermanos, como si fuera poco, se agregan sus padres. Rodolfo Urtubey, su padre, es abogado, además de formar parte de la conducción del Movimiento Nacional Justicialista en los caldeados años setenta. Mamá Lía es escribana, pero lleva un apellido estrechamente vinculado a la política: Mera Figueroa.

Julio Mera Figueroa, primer ministro del Interior de Carlos Menem en 1989, además de su tío materno es la primera influencia política que tuvo.

Al ganar las elecciones, cuando se le consultó si ocuparía la residencia de Las Costas inaugurada por Romero como residencia oficial, Juan Manuel Urtubey respondió: “Esta es una decisión que hablaré con mi mujer y mis hijos”. Cartón lleno.