¢â‚¬Å“LA TECNOLOGIA YA ROMPIÓ EL LÍMITE ¢â‚¬Â
El especialista en telecomunicaciones Raúl Martínez Fazzalari analiza el avance del "triple play".
Por Nicolás Fiorentino


Telefónica de Argentina anunció esta semana que en el 2007 inventirá cientos de millones de dólares pata impulsar el desarrollo de la televisión por Internet y otros servicios de avanzada que hacen a la convergencia de telefonía, Internet y televisión en el mismo cable, conocida como “triple play”.



Raúl Martínez Fazzalari, abogado especialista en telecomunicaciones, en una entrevista con La Política Online explica que esta tendencia se da porque “hoy, todas las patas que conforman la comunicación, como ser los proveedores de Internet, los productores de contenidos, y los medios tradicionales, como las empresas telefónicas o los canales de televisión, tienen acceso fácil a la tecnología. Esto hace que puedan realizar el trabajo del otro, sin ningún marco regulatorio que se los impida”.


La Política Online: ¿Cómo se llega a la convergencia que generó Telefónica con su anunció de impulsar la convergencia de televisión, telefonía e Internet?

Fazzalari: El tema está compuesto por tres patas: Proveedores de acceso a Internet, productores de contenido y empresas tradicionales como las telefónicas o los canales de televisión. Lo que ocurre es que estos tres actores tienen ahora la posibilidad de entrar en una convergencia. El productor de contenido puede sacar su trabajo por Internet o los proveedores de acceso a Internet sacan televisión por la red. Esta todo mezclado.


LP: ¿Y dónde está el límite?

Fazzalari: El limite lo determina la regulación, la legislación. Venimos hace mucho tiempo definiendo que puede hacer cada uno y que no. Antes, para sacar un programa de radio, por ejemplo, necesitabas una aprobación, una matrícula, o lo que sea. Ahora lo puedo hacer por Internet. El límite es regulatorio.


LP: ¿Cómo se regula un tema tan amplio?

Fazzalari: El Estado debe decidir si regula o no. O se avanza en el status quo de mantener las cosas como están para evitar la invasión de unos sobre otros, trabajando en normas para regular la tecnología que se supera día a día, o abrís el mercado a todos por igual. Históricamente, en cualquier parte del mundo, Europa, Argentina o los Estados Unidos, la radiodifusión iba por un lado, la televisión por otro y los diarios por otro. Hoy podés hablar por teléfono, escuchar la radio, leer un diario o ver la tele, todo por Internet. Las empresas están tratando de avanzar con las herramientas de la tecnología con las que cuentan.


LP: ¿Debería regularse o dejar que la tecnología y el mercado avancen y la gente elija?

Fazzalari: Por donde te llega cable, te llega Internet, y por la computadora ves la tele. ¿Cuál es el límite? El límite es netamente regulatorio, tecnológicamente el límite esta quebrado. El Estado se debe preguntar: ¿Permito todo o aplico regulación? Es una decisión casi política. La realidad nos demuestra que le tendencia es a liberalizar el sistema.



Si vos abrís el paso a la tecnología, con más canales de acceso, daría la impresión que el consumidor tendría más opciones. Y a más cantidad de posibilidades, más empresas, más competencia. Pero nada es tan matemático.


LP: ¿En qué marco, en lo que refiere a comunicación, en que situación nos encontramos?

Fazzalari: La tendencia a nivel mundial es generar contenidos audiovisuales. Todos los medios ya sean gráficos, revistas, etcétera, están apuntando a lo audiovisual. De esa forma, cualquiera que entra al sitio encuentra la nota escrita, el video, o el blog.



Por ejemplo en Perfil.com, tenés el video de Jorge Lanata o Pepe Eliaschev. En Clarín tenés los videos de Todo Noticias. Esto es así, sean medios gráficos o una empresa telefónica, la tendencia es lo audiovisual.


LP: Como la compra de Google a You Tube.

Fazzalari: Exacto. Compraron contenidos audiovisuales, por 1600 millones de dólares. No interesa ver la pagina escrita, sino lo audiovisual.


LP: ¿Hacia dónde avanza la tecnología en esta materia?

Fazzalari: Lo inminente es lo inalámbrico. Ahora vas a un bar, y con wi-fi podés ver la televisión. La tecnología en este ramo va en dos rumbos: Diversificar los canales de acceso y la aparición cada vez mayor de la tendencia audiovisual.


LP: El avance de la tecnología genera una incógnita. ¿La facilidad de acceso va a terminar con ciertas costumbres, como ver la tele en casa? ¿O la reacción de ciertos sectores ante la nueva tecnología es exagerada?

Fazzalari: Depende. La decisión es siempre del consumidor. Las cosas con más rating son las que definen las reglas del juego, las que gente las ve en la tele. No va a ver un partido de fútbol por Internet o el final de Montecristo por el celular. Resulta incómodo ver una película en un monitor de PC. Ahora, servicios o noticias de pocos minutos, cosas del día a día, puede ser. Pero no va a revolucionar el mercado de la televisión ni mucho menos. No por ahora.


LP: ¿Entonces por qué las empresas insisten en pujar por este tema?

Fazzalari: Hay un punto en que jugás con la fantasía de seducir al consumidor. Ahora, el consumidor es el que elige. Lo interesante es que las tres patas de este juego, proveedores de conexión, productores de contenidos y medios tradicionales, tienen la capacidad de entrar sin demasiado esfuerzo en el terreno del otro. Todos cuentan con esa tecnología.