Elecciones09.01.2017
(0)guardarlectura zen
Las apuestas antes de largar la carrera electoral
Por Rodrigo Ruete
El panorama frente a las Legislativas 2017 tiene cuatro carriles, aún sin certezas en los nombres. Sin embargo, la mayor incertidumbre es sobre qué debatirán y en consecuencia qué alianzas surgirán.

Imaginemos que la carrera electoral de 2017 en la Provincia de Buenos Aires se da en una pista de cuatro andariveles y los corredores van tomando ubicación. Los cuatro sectores, según sostienen los encuestadores, tienen un espacio electoral equivalente para correr.

En el carril de la derecha se ubicará el candidato de Mauricio Macri. En el segundo carril que podemos llamar de “oficialismo crítico”, se disputan el lugar candidatas provenientes del radicalismo como Elisa Carrió y Margarita Stolbizer. En el tercer andarivel correrán la oposición constructiva de los peronistas renovadores desde Sergio Massa o, en la variante filokirchnerista, Florencio Randazzo y Martín Insaurralde. El carril de la izquierda está reservado para Cristina Fernández de Kirchner y Daniel Scioli.

La primera cuestión importante en esta carrera tiene que ver con los relatores y comentaristas. Cuando se discute sobre el pasado, bajo la consigna “la pesada herencia” del kirchnerismo, la divisoria de aguas agrupa a tres corredores contra CFK. Pero cuando se pone en cuestión el presente de la política económica de Macri la ecuación se vuelve tres a uno en contra el gobierno. La primera disputa electoral será instalar la agenda de temas a discutir. ¿Cuánto tiempo más los medios van a ocupar el mayor centimetraje en cuestiones del gobierno anterior? Hasta ahora la oposición solo logró visibilizar demandas de coyuntura teniendo la calle como espacio de aparición, al movilizar sectores dispares como los jóvenes, sindicatos y movimientos sociales. Pero es cuando se conquista el discurso de futuro cuando se crece electoralmente y esa la principal obligación de los espacios que quieran construir una alternativa.

La segunda incógnita, en una carrera tan fragmentada, tiene que ver con los resultados y los objetivos de cada sector. Uno de los factores de las elecciones legislativas es que la victoria posiciona como una carrera clasificatoria para el gran premio de 2019. Ganar puede significar salir en la próxima con alguna ventaja, pero es todavía más importante que quien se cae del podio en esta vuelta no tiene una segunda oportunidad. Es esta condición la que obliga a pensar que la suerte de la elección se juega en lograr que dos carriles jueguen juntos. Que se elijan dos categorías, diputados y senadores nacionales, permite que quienes encabecen la lista se complementen electoralmente.

Con esta perspectiva podemos ver algunos posicionamientos y posibles esquemas de alianzas y frentes electorales. Sin muchas presiones, el gobierno tiene que encontrar un buen candidato para su andarivel en la Provincia de Buenos Aires con la dificultad que sus dos grandes figuras ocupan el ejecutivo nacional y provincial. Pero más necesario para Macri es instalar un candidato que corra por el carril del oficialismo crítico con éxito. La pelea de Carrio con Stolbizer va a ser definitoria para eso. Además es este carril el que define el contenido del debate. Mientras Stolbizer siga hablando de CFK más que de Macri el debate de la agenda se vuelca a favor del oficialismo.

Sergio Massa y Margarita Stolbizer juegan a ocupar los dos andariveles del centro con la dificultad y las tensiones de ampliar los márgenes de representación hacia los extremos sin que se rompa su estrategia y con la dificultad de encontrar un discurso que logre superar una agenda que tiende a la polarización. Los más reconocidos politólogos como G. Sartori o T. Scully pronosticaron hace mucho tiempo que los sistemas de partidos con un centro ocupado impulsan a los corredores hacia los extremos.

Sobre el tercer andarivel no está claro si además de Massa, jugará Randazzo o algún intendente del Peronismo que tenga la intención de ganar ese carril para negociar el podio con el espacio kirchnerista. Porque, utilizar esos dos andariveles juntos sería superar al gobierno por izquierda, estrategia que le puede dar al peronismo dos senadores en la provincia de Buenos Aires con un claro y coherente discurso opositor que despierte nuevamente la expectativa del campo nacional y popular.

Los corredores están entrando en calor y desde las tribunas se espera que busquen su punto de largada para hacer las apuestas.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.