tarifas16.08.2016
(0)guardarlectura zen
Aranguren apuntó a los K por el negociado con Methanex
LPOLe retrucaron que nombró en el Enargas al gerente de YPF cuando fue el negociado. No supo explicar el precio del gas.

El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, respondió preguntas de los diputados en la interpelación a la que fue convocado para explicar el tarifazo.

Como adelantó LPO, la diputada del Frente Renovador, Graciela Camaño, lo interrogaría respecto del negocio multimillonario que lo acusó de diseñar mediante la exportación de gas a Chile y la reimportación de metanol producido por la canadiense Methanex.

El decreto 893 del 25 de julio que lleva la firma de Aranguren permite exportar gas. Mientras se está importando gas regasificado de Chile que llega al país vecino en forma de gas licuado en barcos de Shell, por lo que Aranguren ya tiene abierta una causa en la justicia.

Según el ministro, mientras el país tiene un déficit del 25% del gas que consume en invierno, "Hay capacidad ociosa en ciertos pozos en la cuenca neuquina", pero no hay gasoductos para transportar el gas hacia el Atlántico. Por eso, argumentó que para no dejar que caiga la producción, sacaron un decreto permitiendo la exportación temporaria de gas hacia el Pacífico mediante los gasoductos que quedaron sin uso en 2013 cuando Argentina dejó de exportarle gas a Chile.

No obstante, aclaró que hasta el momento no han recibido pedidos de compra por ese gas, por lo cual no se está exportando.

Aranguren aprovechó la ocasión para responder a la acusación de Camaño: "El negocio de Methanex ya lo hicieron otros antes", dijo el ministro apuntando al gran ausente en la interpelación, el exministro de Planificación, Julio De Vido.

Aranguren aprovechó la ocasión para responder a la acusación de Camaño: "El negocio de Methanex ya lo hicieron otros antes", dijo el ministro apuntando a Julio De Vido.

Se refería al acuerdo alcanzado por los kirchneristas con la filial chilena de la productora de metanol canadiense. Como en aquel antonces explicó LPO, Argentina le exportaría gas y reimportaría el metanol que sería utilizado por YPF para complementar la fórmula de sus biocombustibles en el mercado local.

Además, el ministro retrucó a la diputada Camaño que fue precisamente amparado por un decreto, que lleva la firma de ella misma (que fue ministra de Trabajo en el gobierno de Duhalde) para fijar el precio de los combustibles a boca de pozo. Sin embargo, no supo justificar a qué obedece su resolución de pagar 5,5 dólares por millón de BTU (la unidad en la que se mide el volumen del gas, British Thermal Unit) ni cuál es el costo promedio de la producción de gas.

Al respecto, Camaño le pidió hoy al ministro que "no nos tome por pavotes" al afirmar que el funcionario "firmó un aumento de gas y de petróleo" que favorecieron a la empresa Shell, de la que es accionista y en la que se desempeñó hasta el año pasado.

Disconforme, el vicepresidente de la Cámara de diputados, el sanjuanino José Luis Gioja insistió con la pregunta:  “¿Usted sabe, ministro, cuál es el costo promedio del millón de BTU en boca de pozo?” A la cual, tras decir que depende tanto de la cuenca como de la empresa, Aranguren respondió:“Me resisto a contestarle esa pregunta.”

Por eso, Gioja le informó que un informe de la Fundación Bariloche, -en la que el ministro Aranguren está cursando un posgrado-,  precisa que YPF presentó un informe a la SEC (Security Exchange Comission) donde estipula un costo de 1,9 dólares por millón de BTU en boca de pozo.

Por eso, el sanjuanino insistió en preguntarle“¿De dónde sale la diferencia entre ese 1,9 con los 5,5 dólares, que es el valor que se ha fijado para las nuevas tarifas, si es que en ese componente están cargado costos de exploración y otros, que después las empresas recuperan?" y remarcó que "El usuario debe pagas sólo 1,9 dólares, el resto tiene que ver con políticas de Estado en materia de energía que el usuario no tiene por qué pagar ese sobre costo, que además es excesivo", concluyó.

Finalmente, Gioja también abogó por una auditoría de las reservas declaradas por las empresas, tanto en gas como en petróleo y sostuvo que “se corre la bola que Argentina no tiene gas, y como no tiene gas lo tiene que pagar caro, y yo creo que nuestro país sí tiene gas y tiene infraestructura, lo que hay que hacer es producir más porque hay elementos para poder hacerlo".

El interventor del Enargas, también cuestionado por su incompatibilidad

En este punto, preocupan los números de producción e importación mencionados por el cuestionado David Tezanos, interventor del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), ante la Comisión de Defensa del Consumidor de Diputados. Mientras por un lado Aranguren justifica la necesidad de importar gas de Chile por la falta de gas, Bolivia "está entregando 10 o 12 de los 20 de millones de metros cúbicos diarios de gas" que tiene la obligación contractual de inyectar a la Argentina. 

Al momento del negociado entre De Vido y Methanex, el actual interventor del Enargas era gerente de YPF en la producción de gas.

Tezanos no supo explicar la caída del suministro del gas de Bolivia que es más barato que el importado de Chile y Aranaguren no muestra preocupación al respecto. Tampoco explicó por qué los pozos perforados en el primer semestre cayeron un 34% pese a la mejora del precio a boca de pozo.

Pero Tezanos tampoco se salvó. El diputado santafecino del Frente Renovador Alejandro Grandinetti, recordó que al momento del negociado entre De Vido y Methanex, el actual interventor del Enargas era gerente de YPF en la producción de gas y que en el juicio ante el CIADI, Tezanos fue testigo en favor de la empresa canadiense y no de la petrolera de bandera, por lo que consideró que tenía un problema de incompatibilidad a la hora de defender el interés de los argentinos.

"Era un asunto entre empresas, no con el país", defendió Aranguren a su hombre en el Enargas.

Frigerio defiende el barril criollo

Mientras Aranguren defendía el tarifazo en el Congreso, su par del Ministerio del Interior, Rogelio Frigerio, se reunió con el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez a discutir la situación del precio del petróleo crudo. 

En el resto del mundo el petróleo crudo llegó a los 46 dólares por barril, tras haber caído a menos de 30 dólares. En Argentina, los precios son sostenidos por las refinerías que lo compran a precios más altos conocidos como "barril criollo" que llegan a los 57,5 dólares, tras haberlo bajado a principio de año desde los 65 dólares.

La reunión terminó con un acuerdo por sostener el precio por encima de su nivel internacional, pese a que en el Congreso, su par defendía el proceso de convergencia a los precios locales a los internacionales. 

"Hoy a todas las refinadoras les conviene importar" dijo Aranguren, pero aclaró que optaron por un acuerdo de partes para sostener la producción y reducir el costo del petróleo un 10%, de manera tal que, cuando por la devaluación los precios en pesos subieran un 45%, el precio solo subiera un 35% compuesto de una serie de gradual de subas del 6% en enero, 10% en marzo, 6% en abril, 5% en agosto y el último 5% en octubre.

De todos modos aclaró que en junio dado el impacto inflacionario y la estabilidad de la divisa resolvieron dejar sin efecto el incremento de agosto y el de octubre.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.