Seguridad29.08.2014
(2)guardarlectura zen
Tensión en la Provincia por la detención de policías del Grupo Halcón y Narcotráfico
LPO (La Plata)Consideran que es parte de la pelea entre sectores de la secretaría de Inteligencia y La Bonaerense.

La detención de siete integrantes del Grupo Halcón y tres de narcotráfico generó preocupación hoy en las máximas esferas del gobierno bonaerense. Daniel Scioli y su ministro de Seguridad, Alejandro Granados, fueron informados sobre la situación y ambos manifestaron su inquietud por lo ocurrido.

Las detenciones fueron ordenadas por el juez federal de Morón Juan Pablo Salas, que investiga el asesinato de Pedro Tomás Viale, conocido como "El Lauchón", un agente de la secretaría de Inteligencia, asesinado de 11 disparos durante un allanamiento realizado por efectivos ese cuerpo de élite de la Policía Bonaerense, en La Reja, Moreno.

Las especulaciones que se tejieron en La Plata apuntaban a una pelea entre distintos sectores internos de la inteligencia federal y la siempre cuestionada policía provincial, dos instituciones con pasados oscuros.

Según pudo saber LPO, la preocupación por el tema es tal que mañana incluso el Gobernador podría mencionar lo ocurrido durante el acto que encabezará junto a todo su gabinete en el Teatro Argentino de La Plata en un virtual lanzamiento de su candidatura presidencial.

El caso del asesinato de Viale se mantenía ahora bajo la esfera de lo policial y judicial. Sin embargo, ya pasó al plano político. Se sabe que ese día, los miembros del Grupo Halcón se dirigieron a la casa del agente de Inteligencia con una orden de detención firmada por el juez federal de Tres de Febrero, Juan Manuel Culotta, que investigaba una supuesta red de narcotráfico.

Al ver movimiento en su casa, Viale les informó que era agente de inteligencia y, pese a eso, se produjo un tiroteo que derivó en su muerte a manos de los efectivos bonaerenses.

La investigación del caso quedó a cargo del juez federal de Morón Juan Pablo Salas, quien en las últimas horas ordenó la detención de los 10 miembros de La Bonaerense, que participaron del caso.

Todos los apresados ya habían sido procesados e indagados por Salas, pero ahora el magistrado consideró que existía peligro de fuga y ordenó su detención, informaron fuentes judiciales.

Según trascendió, algunos de los efectivos tomaron conocimiento de la situación y se entregaron, mientras que otros fueron detenidos en procedimientos que encabezó el propio jefe de la fuerza policial de la Provincia, Hugo Matzkin.

En su resolución, el magistrado sostuvo que el allanamiento que concluyó con el crimen del agente Viale, fue realizado con irregularidades y que los policías lo hicieron "abusando de su función".

"Ingresaron violentamente mediando la efracción de la puerta, no identificándose como policías, provocando la reacción del imputado y a pesar de que éste solicitara que se identificaran como policías, y abusando de su función, dieron muerte a Pedro Tomás Viale, en quien impactaron once disparos", sostuvo el magistrado según declaraciones que reproduce el portal Infobae.

Salas consideró que Viale "no estaba directamente vinculado con actividades de narcotráfico, sino que fue ligado a la investigación por la ocupación de inmuebles libres o herencias vacantes y su posterior regularización documental".

Los policías procesados fueron los siete agentes del Grupo Halcón que hicieron el allanamiento, otro a cargo del operativo y dos comisarios que dispusieron la intervención del grupo de elite.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
Bueno, después de leer esta noticia, no queda mas palabras para decir; la Bonaerense, esta perdida en una maraña de connivencia delictual y no se amilana para nada, a la hora de asesinar a personas que por uno u otro motivo le disputan su dominio territorial.
El vecino ve desfilar ante sus ojos, una cruda realidad solo vista en las películas y de una trama intrincada que sube los peldaños del poder hasta la cima del gobierno.
Por su verticalidad estructural, la Bonaerense debe comunicar sus acciones a realizar a cada escalón de comando superior y así se llega hasta la máxima autoridad policial y política.
Es evidente que este crimen contaba con autorización superior, y no sería nada raro que, si se analiza el contenido o destinatarios de los llamados telefónicos que se hicieron antes y después del asesinato, muchos estarán buscando un buen abogado penalista para que los asesore.
Esta semana, muchos pedirán explicaciones de algo, que ya todos sabían.
El asesinado molestaba, y debía ser estrategicamente eliminado para seguridad de los tenedores del poder, lo que se llama en la jerga de inteligencia, "un daño colateral menor" "para evitar riesgos mayores".
Se previene el peligro, eliminado la causa que pudiera dar lugar al mismo.
Mientras la Bonaerense muestra su poder de fuego a la sociedad; y que sus designios mortales se llevan a cabo sin ningún miramiento. Nosotros los vecinos, vemos que la violencia impune, asola nuestros barrios.
El Gobernador, de parranda y gastando fortunas para empapelar de naranja las ciudades.
Es el anuncio cierto, cruel y trágico, de lo que se ve en su publicidad proselitista,

"Lo mejor esta por venir". Alfredo Silverio Rodriguez DNI.11.894.278 Almirante Brown Seguridad Ciudadana
1
Los jueces JAMÁS piden la participación del grupo Halcón porque "no les corresponde", es un grupo elite de la policía de la provincia de Buenos Aires enviado "por la misma policía" cuando por tareas previas de inteligencia se considera que el "objetivo" a allanar presenta una peligrosidad superior y puede no ser suficiente la preparación de la "policía ordinaria". Habría que ver a qué considera el juez Salas "irregularidades", ya que si él piensa que entrar rompiendo la puerta es "irregularidad" estamos frente a un magistrado que desconoce plenamente las metodologías de ingreso de todas las policías del mundo en casos de allanamiento peligroso. En esos casos lo primero que debe resguardarse es "la vida del policía", y quien mora la vivienda "jamás debe resistirse a los tiros" como fue este caso puntual. El personal del grupo Halcón sólo se defendió de la agresión, y eso queda fuera de toda discusión.