22.08.2014
(0)guardarlectura zen
Dos empleados públicos participaron en el escrache a Cavallo
Son empleados de la Procuración y de la UIF. Se desligaron de la agresión física contra el ex ministro de Economía.

Dos empleados del Estado formaron parte del escrache que sufrió el miércoles el ex ministro de Economía Domingo Cavallo cuando realizaba una conferencia en la Universidad Católica Argentina (UCA).

Según reveló La Nación se trata de Josefina Minatta, que integra el equipo del área de dictamen de la Procuración General de la Nación, y de Germán Kielmayer, que se presenta en Linkedin como "asesor jurídico en Estado nacional" y trabajaría para la Unidad de Información Financiera (UIF).

Minatta y Kielmayer fueron protagonistas de los incidentes que se registraron en la UCA, pero se habrían limitado a increparlo verbalmente y mostrarle mensajes contra los buitres. En cambio, en un hecho aparentemente separado, militantes de la agrupación Quebracho fueron quienes lanzaron huevos contra Cavallo.

"Organizamos un repudio a Cavallo. Y pasó que cuando queríamos intervenir, preguntarle sobre qué pretendía para el futuro, no nos daban la palabra; nos censuraban", se justificó Minatta en diálogo con el programa radial de Luis D'Elía.

Según contó Minatta, que junto a Kielmayer forman parte del Colectivo para la Justicia Social, los de Quebracho "estuvieron muy mal". Y agregó: "Nosotros no sabíamos que ellos iban a estar. No elegimos métodos violentos, pero esto sucede cuando no hay justicia".

Desde Quebracho admitieron el escrache. "Es parte de la campaña que llevamos adelante hace tiempo: «A los 90 no volvemos». Ya marchamos contra [la petrolera] Shell, Coto, Edesur... Cuando nos enteramos de la conferencia de Cavallo decidimos repudiarlo; no tiene derecho de hablar, debería estar preso", dijo a al diario La Nación Carlos Bértola, de esa agrupación que ayer también escrachó a Ricardo López Murphy.

Desde su página de Facebook, el Colectivo para la Justicia Social venía llamando desde hace días a increpar a Cavallo. "Si tequedaste con ganas de mandarlo a la mierda, ¡¡¡Esta es tu oportunidad!!!", decía la convocatoria.

Ayer, el espacio se despegó de la agresión. "El Colectivo por la Justicia Social comunica que no ha participado de ninguna agresión a Domingo Cavallo; la intención fue interpelarlo intelectualmente por sus políticas de ajuste, privatizaciones, corralito, estatización de la deuda privada. Sin embargo esto no fue posible porque fue censurada toda posibilidad de preguntas al panel expositor. La violencia no es nuestro método, nuestro método es la palabra, la pregunta, y el conocimiento", escribieron.

"EL CxJS repudia todo acto de violencia, estamos convencidos que la construcción social se hace a través de la palabra y el debate de ideas. Solo buscamos poner en evidencia, revelar en público, hacer aparecer la cara de una persona que pretende pasar desapercibida, pero fundamentalmente para que la sociedad toda no olvide quienes son los que se enriquecieron a base del hambre del pueblo", completaron.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.