08.02.2014
(0)guardarlectura zen
Guerra abierta entre la industria y los tamberos “no alineados”
LPOEl Gobierno mandó a sus aliados a elogiar las políticas oficiales y los productores estallan de bronca.

El lunes pasado el ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela, encabezó una primera reunión de trabajo y de diálogo con varios representantes del sector lechero en el marco de su política de análisis de las cadenas de valor.

El tema es que, según supo La Política Online, dicho encuentro -que se repetirá la semana que viene- abrió un nuevo round en la histórica pelea por los precios que mantienen la industria láctea y los denominados “tamberos no alineados” a las políticas oficiales.

Es que una vez que finalizó la reunión, los industriales salieron a elogiar las políticas que viene implementando el kirchnerismo justo en medio de la crisis que atraviesan los productores lecheros desde que el Gobierno decidió intervenir el mercado en 2005.

Así fue como desde el Centro de la Industria Lechera (CIL), que preside Miguel Ángel Paulón, remarcaron el crecimiento del sector en estos años, hablaron de un muy buen 2013 debido al sostenido consumo del mercado local y mencionaron las favorables perspectivas que hay de cara al presente año.

“Desde 2003 a la fecha hemos tenido aumento de producción, con índices récord, una mayor cantidad de puestos de trabajo y con posibilidades concretas de crecimiento en el mediano y largo plazo”, señaló la entidad, casi como una provocación a los miles de tamberos que abandonaron la actividad.

En la misma línea, el CIL aprovechó para tirarle flores a las nuevas autoridades del Ministerio de Agricultura (Casamiquela, Gabriel Delgado, Javier Rodríguez y Arturo Videla): “Hemos encontrado funcionarios abiertos al diálogo y con los cuales seguir trabajando”, dijeron.

Pero no fue la única entidad que salió públicamente a elogiar al Gobierno. También lo hizo la Junta Intercooperativa de Productores de Leche (JIPL) que, a través de su titular, Danny Lorenzatti, habló de los muy buenos precios que presenta el mercado local.

“El precio local e internacional de la demanda es bueno, como sucedió durante el último semestre del 2013, y como viene sucediendo hasta ahora, los precios van mejorando y se ajustan a las pretensiones de los productores”, aseguró Lorenzatti.

Del mismo modo, el presidente de SanCor, Oscar Carrera, destacó la convocatoria de Casamiquela: “Este es un ámbito de trabajo primordial para establecer una agenda común entre productores, la industria, y los trabajadores con el Estado”, dijo el empresario.

Como si fuera poco para los tamberos “no alineados”, el presidente de Atilra, Ricardo Petcoche, y el titular de Apymel, Marcelo Cibeira, también remarcaron las políticas oficiales a favor de los trabajadores por un lado y en referencia al aumento de las exportaciones por otro.

Una parada difícil

En este contexto, y tal como lo adelantó LPO en su momento, el martes que viene el ministro de Asuntos Agrarios de Buenos Aires, Alejandro “Topo” Rodríguez, encabezará la reunión de la Mesa Lechera provincial en la localidad de Trenque Lauquen.

Se trata de una jugada política de riesgo para Rodríguez dado que el mal humor de los productores en esa zona de la provincia es muy grande debido a la falta de actualización del precio de la leche por parte de algunas empresas del sector.

Pero el ministro de Scioli decidió desde que asumió en su cargo no pasar inadvertido y encarar los principales problemas que atraviesan los sectores productivos bonaerenses desde su lugar de origen trazando lineamientos de trabajo y diálogo en los ámbitos más críticos.

Así las cosas, para encarar la problemática lechera, Rodríguez cuenta con Marcelo Lioi en su equipo de trabajo, quien además de ocupar el cargo de director de Producción Láctea del Ministerio, es un referente técnico con muy buena relación con las entidades del campo y las empresas del sector.

Un sector en crisis

Actualmente el precio de la leche que cobran los tamberos de las principales cuencas del país ronda los $ 2,40. Algunas previsiones optimistas indican que para el próximo mes de marzo, si la demanda y el escenario internacional no varían, la industria podría aumentar el precio a $ 2,60.

El problema es que a partir de la devaluación del peso en enero, el precio de la leche quedó muy retrasado en relación a los vigentes en otros países productores, sumado a que el valor nominal del maíz se ajustó notablemente (ajustando el poder de compra de los productores).

En este escenario, según indica un informe publicado en valorsoja.com, para que la relación leche/maíz regrese a la situación presente en agosto/septiembre de 2013, el precio de la materia prima debería ubicarse en torno a los $ 2,90.

Por debajo de este nivel, la mayor parte de las empresas tamberas de baja escala productiva no logran márgenes de rentabilidad suficientes para mantenerse en el negocio (proceso que favorece la concentración en el sector).

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.