01.02.2014
(0)guardarlectura zen
“No pedimos la devaluación”
El presidente de la Sociedad Rural Argentina, Luis Miguel Etchevehere, afirmó hoy que el sector agropecuario "nunca" pidió una devaluación sino que “se reduzcan retenciones.”

El presidente de la Sociedad Rural Argentina, Luis Miguel Etchevehere, afirmó hoy que el sector agropecuario "nunca" pidió una devaluación, sino que se "reduzcan y eliminen retenciones" para recuperar la "competitividad" y dijo que el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, se "equivoca" en busca "como enemigo al campo".

"Sacando las retenciones nos devuelven competitividad. Nunca pedimos devaluación", aseguró.
El ruralista justificó que "es un acto de responsabilidad ir vendiendo" la cosecha "a medida que se necesita porque el productor sabe que el grano siempre va a mantener una relación con los insumos que tiene que comprar, con los sueldo e impuestos que tiene que pagar, y de esa manera ir cumpliendo con sus obligaciones".

Así, replicó las acusaciones del ministro coordinador quien tildó al sector de "avaro" y "especulador", y "amarrocador" por no liquidar las divisas provenientes de la cosecha.
"El jefe de Gabinete se sigue equivocando en buscar como enemigo al campo, seguir agrediendo, atacando, se debería preocupar puertas adentro en solucionar los problemas que tiene el gobierno", refutó.

Asimismo, argumentó que "si la inflación de enero fue de 4,6 por ciento o algo por el estilo (según estimaciones privadas), si uno proyecta, en 2014 vamos a tener más de 40 por ciento de inflación". "Entonces ¿quien puede costear en el peso que se le hace agua en las manos?, nadie", reflexionó.

En declaraciones a radio Mitre, Etchevehere aseveró que "nunca pedimos" una mayor devaluación porque "sabemos y aprendimos de todos los errores que hubo en el pasado".

"Cada vez que se devaluó fuertemente, quien pago eso (fueron) los trabajadores, los precios subieron", enfatizó, y acotó que lo que dijo siempre la dirigencia agraria "es que el campo está perdiendo competitividad" y para devolvérsela "proponemos que se reduzcan y eliminen las retenciones".

En este sentido, recordó que las retenciones a las exportaciones del campo se implementaron en el 2003 "como impuesto excepcional" por la crisis económica pero alegó que "si crecimos a tasas chinas durante esos diez años ya no tienen razón de ser".

El ruralista indicó que el campo aportó al gobierno 69 mil millones de dólares en concepto de retenciones a las exportaciones de granos, y acto seguido, se preguntó: "Que hicieron con esa plata".

"Es casi el triple de lo que dicen que hay en el Banco Central. El gobierno ha derrochado y ahora está ajustando al cambiar el tipo de dólar. Ya sabemos lo que es el ajuste, más inflación", criticó.

Etchevehere planteó que "nadie obligó al gobierno a subir el dólar de 6 a 8 pesos, ajustó de manera bruta sin avisar sin decir que iba a hacer con la inflación".

Para el ruralista, el principal problema que tiene el gobierno "son ellos mismos", comparó que los países de la región "les está yendo muy bien" porque están export alimentos lo que genera divisas y fuentes de trabajo "genuinos", y sus "Bancos centrales tiene cada vez mas reservas, y no tienen inflación", "El que debería revisar las conductas es el propio gobierno argentino y ver porque acá no sucede eso", retrucó.

En ese marco, remarcó que "el tema de estar buscando culpables, fantasmas, desestabilizadores, es una novela que el propio gobierno se está haciendo".


"Si sigue haciendo lo mismo, interviniendo mercados, con la presión impositiva, atacando, no van a poder encontrar resultados diferentes", añadió.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.