Apertura de exportaciones13.01.2014
(0)guardarlectura zen
Rechazan en el campo los anuncios para el trigo de Kicillof
LPOEl anuncio del ministro enconde una ratificación de las medidas de Moreno. Cruces con la Mesa de Enlace.

El anuncio de liberar una cuota de exportaciones de trigo que realizó el ministro de Economía, Axel Kicillof, incluyó una ratificación general de la política seguida hasta ahora con el sector, que terminó de licuar las expectativa de cambio de rumbo.

El anuncio de Kicillof incluyó la decisión de intervenir de hecho el mercado de trigo, al anunciar la apertura de un cupo exportable de apenas 500.000 toneladas.

El anuncio lo realizó el propio ministro de Economía en el microcine del Palacio de Hacienda ante la sumisa mirada del titular de Agricultura, Carlos Casamiquela, el secretario de Comercio Interior, Augusto Costa, y el secretario de Emergencia de Agricultura, Javier Rodríguez, un economista implantado por Kicillof en la cartera del campo.

El  ministro de Economía aprovechó además la conferencia, para escenificar el control total que ya tiene sobre la cartera de Agricultura, tal como anticipó LPO.

Kicillof confirmó en la conferencia de prensa que en una primera etapa “autorizaremos exportaciones por 500.000 toneladas de trigo y por 50.000 toneladas de harinas, con revisiones mensuales hasta llegar al 1.500.000 de toneladas que estimamos se podrán exportar”.

Se trata, en definitiva, del mismo sistema de cuotificación de exportaciones mediante permisos denominados ROEs que creó el ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno, y que llevó a la desaparición de unos 20.000 productores de trigo dejando al país al borde de importar.

Fiel a su estilo, el ministro de Economía abrió la charla con los medios con un largo y aburrido sermón sobre las consecuencias de las políticas neolibrerales de la década del 90, años en los cuales, según dijo, “había 14 millones de hectáreas hipotecadas” en todo el país.

El ministro también habló de garantizar el consumo interno y evitar así especulaciones “como la que hubo el año pasado cuando la Bolsa (de Cereales) calculaba una cosecha de 12,5 millones de toneladas y en octubre la realidad indicaba una producción de 8,2 millones”.

En este escenario, el Ministerio de Agricultura estimó que la cosecha de trigo 2013/14 se ubicará en torno a las 9,2 millones de toneladas, un volumen inferior al registrado la campaña pasada (9,8 millones) y muy por debajo del potencial de la Argentina en condiciones normales de mercado.

Por otro lado, Kicillof también se encargó de criticar a los dirigentes políticos -como Sergio Massa- que reclamaron la eliminación de las retenciones al trigo y a la carne. “Si reducen los derechos de exportación, como quieren hacerlo, que le expliquen a la gente qué pasará con los precios del pan”, dijo.

“Quieren beneficiar a un sector a costa de la mesa de los argentinos y les recordamos que los derechos de exportación no tienen otro objetivo que garantizar los precios internos”, agregó el ministro en respuesta, principalmente, al líder del Frente Renovador, Sergio Massa.

Casamiquela, por su parte, se limitó a repetir obviedades: “Hay que tener cuidado con los modelos de producción, es necesaria una rotación de nuestros suelos, por lo tanto es clave aumentar la superficie sembrada de trigo”, afirmó.

La respuesta del campo

En el sector agropecuario reina la amargura dado que la jornada se inició con la expectativa puesta en que las líneas técnicas de las entidades puedan presentar al Ministerio de Agricultura una serie de proyectos tendientes a eliminar la intervención en el mercado cárnico.

Pero casi de inmediato y en horas del mediodía la reunión técnica fue llevada a un segundo plano a partir de la aparición de Kicillof ratificando el rumbo de las políticas agropecuarias del Gobierno y negando cualquier posibilidad de cambio en este sentido.

Enseguida, entonces, llegó la respuesta del campo. El primero en salir con los tapones de punta fue el presidente de la Sociedad Rural (SRA), Luis Miguel Etchevehere: “Como fieles alumnos de Moreno, siguen con más de lo mismo deprimiendo el precio a los productores”, apuntó a este medio.

Por su parte, en diálogo con LPO, el presidente de Federación Agraria (FAA), Eduardo Buzzi, señaló que “estas políticas que el Gobierno defiende llevaron a que el precio del kilo de pan llegue a 30 pesos, mientras los productores recibimos un precio menor del que reciben en otros países competidores”.

Asimismo, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Rubén Ferrero, dijo que “la Argentina tiene un potencial de producción de trigo de entre 18 y 20 millones de toneladas, no de 9,5 millones como se alcanzaron el año pasado”.

En la misma línea, Carlos Garetto, presidente de Coninagro, amentablemente se está en un marco institucional que debería tener otro tipo de relación o vínculo, al menos dentro de la normalidad que merece un estado de derecho donde el sector agropecuario tiene una influencia muy importante

En la misma línea, desde el entorno de Massa salieron al cruce de la medida. “El gobierno sigue sin darle respuestas al sector agropecuario. La promesa de liberar 1,5 millones de toneladas de trigo es apenas un parche más”, aseguró el economista Gabriel Delgado.

“La cosecha de trigo cayó 40 por ciento desde hace 5 años y el área sembrada es la más baja de los últimos 100”, disparó Delgado, para luego agregar que “es importante que expliquen por qué hasta acá con estas retenciones subió el pan”.

Cabe recordar que el sistema de intervención oficial sobre el mercado de trigo se lleva a cabo a través, principalmente, de cupos discrecionales de exportación (ROEs), subsidios directos e indirectos a la industria, y altas retenciones a los productores (en torno al 20%).

En teoría la intervención debe cumplir el objetivo de mantener estables los precios minoristas de los derivados del trigo. Pero la paradoja es que cuando se los compara con los valores de los mismos productos presentes en Uruguay, Brasil o Chile, puede contemplarse con toda crudeza que los precios vigentes en el mercado argentino son equivalentes –y en algunos casos superiores– a los registrados en los países limítrofes.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.