20.04.2012
(6)guardarlectura zen
¿Obama avaló la estatización de YPF para impedir el ingreso de los chinos?
LPOLa llamativa ausencia de declaraciones por parte del presidente estadounidense puede leerse como un aval a la expropiación de YPF. Cristina aceleró la decisión después de la reunión que mantuvo en Washington la semana pasada. A EEUU le preocupaba el ingreso de capitales chinos para explorar Vaca Muerta.
El miércoles pasado, el diario británico Financial Times publicó una nota en la que contaba el acuerdo al que habían llegado inversores chinos con Repsol YPF después de que el año pasado se descubrió el yacimiento de Vaca Muerta en Neuquén.
La intención de Brufau era venderle a Sinopec su participación en la compañía, que hasta el momento de la expropiación era del 57,4%. El presidente del grupo español señaló ante la prensa que había intentado comentar este hecho a la presidenta para bajar la tensión, pero que finalmente no llegó a ser recibido.

El papel de los inversores chinos dentro de la pelea por YPF es una cuestión que de a poco está saliendo de las sombras. Según publicó hoy Marcelo Bonelli en su columna del diario Clarín, habría informes de inteligencia de Washington señalando que las negociaciones entre asiáticos y españoles estaban muy avanzadas.

Por otro lado, la llamativa ausencia de declaraciones por parte de Barack Obama respondería al respaldo del presidente de los EEUU a la expropiación de la petrolera.

La preocupación de Obama era el posible ingreso de capitales chinos en el negocio de los hidrocarburos en la Argentina, los habría puesto al mando de un recurso estratégico, ante lo cual la prioridad era frenar su avance en América Latina. Por eso la decisión se tomó después de que Cristina se reuniera con el primer mandatario estadounidense. Al no objetarla, la medida se aceleró, después de que el jueves de la semana pasada la presidenta dio marcha atrás cuando todo el mundo apostaba que se anunciaría ese día.

Posibles socios

A pesar de la posición sostenida por algunos sectores, que advierten por la “seguridad jurídica” y temen que la expropiación de YPF desmotive la entra de inversores al mercado, lo cierto es que con el descubrimiento de Vaca Muerta los capitales internacionales están desesperados por la Argentina.

Sin ir más lejos, en el mercado se especulaba con un posible ingreso de capitales chinos a la nueva YPF, que tendrá un funcionamiento mixto como Petrobras. En Brasil, la empresa del grupo Brufau está asociada con Sinopec, quien posee un 40% de las acciones de la filial. En Venezuela, PdVESA está asociada a la gigantesca Petrochina.

Ahora bien, si la estrategia de Obama consistía en dejar pasar la expropiación para dejar afuera a los chinos, eso inclina la balanza hacia las compañías estadounidenses en detrimento de los asiáticos. Exxon ya explora Vaca Muerta con YPF y el gobierno ya no puede seguir disimulando el interés de la petrolera por el subsuelo argentino. En un primer momento, el oficialismo había salido a desmentir de manera burda esta asociación. Pero el martes pasado, el viceministro de Economía Axel Kicillof mencionó durante su exposición en el senado que “el otro día, en la reunión pública con Exxon, manifestaron su interés”. “Doy un ejemplo por mencionar alguna empresa”, dijo.

Shell también podría sumarse en la exploración y explotación de este atractivo recurso. Y tampoco se descartan acuerdos con Esso y Chevron. Es que estas compañías cuentan con la tecnología y el equipo para realizar una extracción rentable del shale-oil y shale-gas, un factor con el que no cuentan las chinas. “"Ellos tienen el dinero pero no la tecnología, ni el conocimiento", opinó días atrás Emilio Apud a LPO.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
6
MARTIN FIERRO: apestás a chori, cobrador de plancitos.
Dale, te llaman para que subas al micro a ovacionar cualquier gansada que haga tu reina.
Y la tiene adentro tu madre, que te parió a vos, cruza de burro sifilítico y chimpancé con sida.
5
Todo el alegato de esta nota pierde valor al recordar que Argentina tiene una ACCION DE ORO que le permite VETAR cualquier venta de Repsol a los chinos o a los tanganikeros. Por favor LPO, si quieren decir que Arg apreto a Obama con que eran los chinos o Exxon, ok, me cierra. Pero la manija siempre la tuvo la ACCION DE ORO Argentina.
4
Los argentinos todos, queremos que tambien se nacionalice el 25% de las acciones de Repson-YPF que ESKENAZI en su poder!!!!! Pero AHORA, YÁ,YÁ,YÁ !!!!!!
3
JOSE, DEJATE DE JODER, SOS LA GATA FLORA. LA PRESIDENTA CONCRETÓ OTRA MEDIDA MÁS QUE EL PUEBLO EN SU CONJUNTO ESTABA DEMANDANDO. Y LA TOMO PRQUE ES LA MEJOR MEDIDA PARA LA SALVAGUARDA DE LOS INTERESES NACIONALES Y DE LAS MASAS POPULARES. PERO ESTO ES IMPOSIBLE QUE LO COMPRENDAN LOS TILINGOS INUTILES Y GORILAS, SEAN DE DERECHA ASUMIDA COMO EL GANSO DE MACRI Y LA PIARA DE CERDOS DEL PRO, O SEAN DE UNA PSEUDOIZQUIERDA FUNCIONAL A LOS INTERESES DE LA REACCIÓN COMO VOS. ANDA A LLORAR A LA IGLESIA, COMO DICE EL FILOSOFO DE VILLA FIORITO, SEGUI CHUPANDOLA QUE LA TENES PUESTA.
2
Conviene leer el artículo de Yuri Dougchitzky, "Caso Repsol YPF: China desplaza a España en Argentina" (en http://economiaportadaalta.blogspot.com.ar/2012/04/repsol-ypf.html): la empresa que ingresa es China National Oil Offshore Corporation [Cnooc), que está asociada con Chevron-Texaco (Rockefeller). Tienen el dinero y tienen la tecnología. Por eso el clan Bulgheroni -cabeza de playa de los chinos- hizo dos intentos de compra de Repsol-YPF. Grande el gobierno "nac&pop": saca a testaferros de fondos de inversión angloamericanos para entregarle nuestro petróleo al imperialismo financiero encarnado por el clan Rockefeller.
1
Bravo por Cristina!
Cristina Fernández de Kirchner durante el anuncio de nacionalización

La decisión de nacionalizar el petróleo tomada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner es un paso trascendental en la conquista de la segunda independencia de Argentina y de toda América Latina. El hidrocarburo fue controlado por el Estado desde el primer gobierno de Hipólito Irigoyen hasta su privatización por el ultraneoliberal Carlos Ménem(1992).
El decreto enviado al Congreso por Cristina, cuya aprobación contará con importantes votos opositores, expropia casi la totalidad de las acciones de la nominalmente española Repsol en Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) –el 51 por ciento-, declara de “interés público” el logro del “autoabastecimiento de la producción de hidrocarburos y también las tareas “de explotación, industrialización, transporte y comercialización”. Asienta legalmente el fin de la primacía del capital sobre un recurso cuyo carácter finito, de seguridad nacional y objeto de desaforada especulación, así como su condición de palanca de desarrollo, exige como ninguno quedar bajo la total rectoría del Estado. YPF, fundada en 1922 por el legendario general Enrique Mosconi, su arquitecto y director durante ocho años, fue una entidad pública por la que los argentinos sintieron siempre un enorme orgullo, no sólo por su abastecimiento del mercado nacional sino su ostensible contribución al desarrollo económico y social y su condición de símbolo de soberanía.
Conviene recordar que las empresas de origen español han hecho su agosto en América Latina durante las décadas neoliberales mediante corruptos contubernios con personeros de los gobiernos que abierta, o solapadamente, han entregado sus bienes públicos y recursos naturales a la voracidad de aquellas. Algunas han comprado a precio de ganga para rápidamente convertirse en boyantes transnacionales como es el caso de Repsol, que debe su trasformación en gran empresa al saqueo de Argentina, o de los bancos BBV o Santander, cuyas utilidades dependen de sus filiales en la región.
El gobierno argentino responsabiliza a Repsol con la caída de 54 y 97 por ciento respectivamente de la producción de crudo y gas entre 1998 y 2011, como resultado de su política de explotación máxima de los pozos ya existentes cuando se privatizó YPF. Repsol-YPF apenas invirtió en todo ese tiempo en la exploración y desarrollo de nuevos yacimientos e infraestructura pues remesaba a su casa matriz el grueso de los beneficios (13 426 millones de dólares) y seguía una arbitraria política de precios, altamente lesiva para la economía argentina. Reconvenida por Buenos Aires anteriormente, la gota que colmó la copa fue la factura de combustibles que por valor de 9 397 millones de dólares se vio obligado a importar el país austral en 2011, una grave amenaza para su balanza comercial. Con el alto crecimiento del PIB que ha mantenido nueve años y en medio de la profunda crisis energética y de la economía capitalista mundial, para Argentina es indispensable asegurar el autoabastecimiento e incluso la exportación de combustible, como argumenta el decreto. Cristina ha señalado que la medida forma parte de la integración y seguridad energética suramericana, que se sella, dijo, con el ingreso de Venezuela al Mercosur.
La iniciativa prevé el fomento de la inversión extranjera privada en el sector energético y las alianzas con empresa públicas de otros países. Es totalmente falso que ahuyentara de Argentina a los inversionistas como arguyen los neoliberales. Existe un enorme interés del capital internacional por asociarse con el país rioplatense, cuyas reservas de crudo no tradicional se calculan en 116 millones de barriles.
Argentina ha dicho que pagará a Repsol según sus leyes pero la transnacional exige una cantidad desmesurada que ya Buenos Aires ha rechazado. El gobierno de Rajoy, en una trasnochada actitud colonialista no ha cesado de lanzar amenazas contra la Casa Rosada. En lugar de hacer algo por mejorar la dramática situación de los españoles –que comienzan a emigrar a Argentina-, continúa hundiéndolos en una insondable catástrofe social. Pero eso sí, defiende a una empresa connotada evasora fiscal en España con mayoría de capital no español, que en nada beneficia a los habitantes del reino. Mientras Brasil, Venezuela, Uruguay y Bolivia han expresado su solidaridad con Argentina -como lo harán otros gobiernos y los pueblos de nuestra América- Washington se unen a las derechas hispanoamericanas en la defensa de Repsol. ¿Por qué será?
QUERIDOS ESPAÑOLES, USTEDES LE ROBARON A LA ARGENTINA CON REPSOL. TODOS LOS PAISES DE LA REGION APOYAN LAS MEDIDAS DE CRISTINA FERNANDEZ DE KIRCHNER EN EXPROPIAR A Y.PF.