REAL
Brasil frenó la corrida con una intervención de USD 5.400 millones en el mercado de futuros
Los especialistas dicen que la crisis del real no duraría mucho tiempo por la fortaleza macroeconómica.

La moneda brasilera alcanzó este jueves los R$4 por dólar, acumulando una depreciación del 12% en el último mes y desatando pánico en los mercados. El porcentaje de devaluación fue casi idéntico al del peso, con la diferencia que en Brasil la inflación interanual es del 2,74% (según los últimos datos del Banco Central), contra un 25,5% en la Argentina, lo que arroja una evolución del tipo de cambio real mucho mayor.

La autoridad monetaria brasileña salió a intervenir con mucha determinación y anunció una oferta de 20.000 millones de reales (unos USD 5.400 millones) en el mercado de futuros para sostener el valor de la moneda. Esto frenó inmediatamente la presión alcista y el real terminó bajando este viernes a 3,71, aunque el Bovespa cayó un 1,23%.

"Los brasileros están buscando tener un tipo de cambio más alto, pero de manera ordenada. Un salto muy grande puede generar una fuga de capitales que a diferencia de Argentina, implica venta de activos físicos y acciones, porque la plata que entra no va al carry trade como acá, sino a la economía real. Por lo tanto, es mucho más grave y puede generar una bomba", explicó el director de la consultora DNI Marcelo Elizondo a LPO.

Por este motivo, el presidente de la institución monetaria Ilan Goldfajn, lleva inyectados más de 7.300 millones de dólares durante este mes y 14.800 desde mediados de mayo. Como la profundidad del sistema financiero del país vecino es tan grande, pueden operar en reales en el mercado de futuros y reducir la demanda de dólares. Por ende, no pierden reservas para sostener el tipo de cambio.

La autoridad monetaria brasileña salió a intervenir con mucha determinación y anunció una oferta de 20.000 millones de reales (unos USD 5.400 millones) en el mercado de futuros. Esto frenó inmediatamente la presión alcista y el real terminó bajando este viernes a 3,71. 

La situación ha venido agravándose a medida que las elecciones presidenciales de octubre se aproximan porque el mercado interpreta que no hay ningún candidato que inspire confianza. Sin embargo, Elizondo relativiza esta problemática y sostiene: "Yo sería moderado con los miedos. Todos los populistas son mucho más ruido que nueces y el mejor ejemplo es Donald Trump. Hoy Estados Unidos está creciendo muy fuerte, el desempleo ha bajado mucho y el impacto de la reforma fiscal es enorme. Hasta están volviendo a montar sus fábricas nuevamente las empresas que se habían ido a Asia. Creo que en Brasil puede pasar algo similar después de las elecciones".

El analista de mercados Francisco Uriburu, coincide con esta apreciación y asegura que "el problema de Brasil es que está descabezado. Hace falta un líder y un plan. Pero soy optimista, finalmente la economía termina mandando como sucedió con Trump".

Es que luego de las reformas instrumentadas por Temer, todos los analistas destacan la fortaleza macroeconómica brasilera. "Tiene un Banco Central creíble con 382.000 millones de dólares, resolvió su problema fiscal congelando el gasto público, bajó notablemente sus costos laborales con la última ley y ahora hacen un ajuste cambiario que con muy poco pass through les va a otorgar una competitividad fenomenal y va a potenciar las inversiones extranjeras porque con los mismos dólares ahora se compran más activos. Recordemos que Brasil está entre las primeras cinco o seis economías con mayor recepción de Inversión Extranjera Directa (IED)", manifestó el director de DNI.

Más allá que la suba del real no tiene el mismo impacto en los precios que en la Argentina, se estima que Goldfajn subirá la tasa de interés (Selic) hasta que pase la volatilidad actual. Esto reduciría aún más el tibio crecimiento que se espera para la economía vecina, que en las últimas mediciones se ubicó cerca del 2%.

El consecuente golpe a las exportaciones argentinas sería inmediato, sumándose un nuevo factor exógeno que afecta al PBI local, que mantiene una tendencia aún más negativa que su principal socio comercial.

"Además de la sequía, la suba del precio del barril de crudo internacional y la situación de Brasil, la economía argentina tendrá otro coletazo cuando la Reserva Federal aumente su tasa de interés", anticipó Elizondo.

La FED se reunirá la semana que viene para tomar una decisión al respecto, y hay una fuerte presión europea para que postergue la suba porque de lo contrario las consecuencias sobre el Euro serán todavía más importantes. Los especialistas no garantizan que esto se efectivice en la próxima reunión, pero aseguran que la hoja de ruta trazada se mantendrá en esa dirección en el corto plazo y que el fortalecimiento del dólar es inexorable.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
Tener usa el dólar futuro por lo que aquí está procesada la Kris... Y a Dilma la rajan por un asiento contable .... En el campo de la política todo vale.
1
Atento atento juez Bonadio. Operación a futuros en vista!!! Atento