Conurbano
Bronca de intendentes del PJ con los gobernadores por el proyecto de transferir Aysa, Edesur y Edenor
Temen que termine golpeando a los municipios y exigen que vaya con la partida de fondos coparticipables.

La embestida de los gobernadores peronistas para forzar a Mauricio Macri a que transfiera las empresas de servicios públicos Aysa, Edesur y Edenor a la Ciudad y a la Provincia generó malestar en el gobierno de María Eugenia Vidal, pero también bronca en los intendentes del PJ Bonaerense que temen que les impacte en las arcas municipales.

Como supo LPO, los intendentes peronistas están molestos con los diputados que responden a los gobernadores por presentar este proyecto y les exigen que se aseguren que vaya con la  partida de coparticipación.

Es que, como contó este medio, el proyecto dispone el traspaso de esas empresas -que reciben millonarios subsidios de Nación- y también que se transfiera el paquete accionario de la estatal de aguas Aysa.  El temor de los intendentes es que esas compañías hoy tienen un déficit operativo que financia Nación y creen que -de transferirlas- el costo para Vidal implicaría también un golpe en sus jurisdicciones, tanto económico como político. 

El caso de Aysa quedó en el ojo del debate, porque se trata de un viejo reclamo de los gobernadores peronistas, que tienen en la mira los fondos que la Nación le gira a la estatal de aguas para que preste servicio a la Ciudad y en 25 partidos del Conurbano. Según datos del bloque conducido por Pablo Kosiner, desde enero de 2016 Macri le transfirió 34.500 millones de pesos a la compañía, suficiente para engrosar el déficit.

El gran interrogante de los intendentes es cómo haría Vidal para financiar el traspaso. La contrapropuesta de su gobierno pedir la descentralización de la recaudación nacional, lo que obviamente perjudicaría a la mayoría de las provincias.

Los ministros dicen que las transferencias deben plantearse con recursos o como parte de una nueva ley de coparticipación, aunque saben que las provincias más chicas procurarán que eso no se discuta y que el contraataque fue más una respuesta política que una propuesta viable. 

Frigerio con autoridades de Aysa

Cerca de la gobernadora saben que, de aprobarse, la ley les detonaría el presupuesto porque deberían absorben los millonarios subsidios que reciben estas compañías o destruir su base política traspasando el costo total a las boletas de los usuarios. Esta segunda chance preocupa a los intendentes, que si bien descartan que la gobernadora haga un traspaso total, creen que pueden terminar ellos pagando el costo de la iniciativa.

Hasta ahora, en el PJ Bonaerense se mostraron cautos en torno al debate. Si bien por lo bajo manifiestan su enojo con los diputados de los gobernadores, hacia afuera tratan de mostrar que no será un problema para ellos y que es una situación que deberá resolver Vidal.

Incluso, desde el PJ algunos sugieren que este tema puede abrir una interna de la gobernadora con la Rosada, ya que aseguran que los diputados de los gobernadores le dijeron a Ferderico Salvai -mano derecha de Vidal- que tuvieron el visto bueno de Rogelio Frigerio y Nicolás Dujovne para presentar el proyecto.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
y si los barones del cono urbano llevan una vida que no se merecen de ninguna manera...