MARGARITA ZAVALA
"Si México hubiera seguido con la estrategia de Felipe Calderón, no tendríamos esta violencia"
La candidata independiente recibió en su war room a LPO. "AMLO no es invencible".

Fue primera dama de México, la única que ha conseguido una candidatura presidencial y la primera mujer en obtener una postulación independiente. De profesión abogada y de histórica vocación panista, Margarita Zavala pelea por regresar a Los Pinos, un lugar cuyos pasillos conoce de memoria.

En esta larga charla con LPO dentro del war room de la Colonia Del Valle, Zavala Gómez del Campo profundizó en sus críticas a las propuestas de seguridad de AMLO, insistió en distanciarse de Anaya Cortés y del Frente, fue lapidaria respecto de la participación del Bronco en el debate, opinó sobre el arribo de Ríos Piter a la campaña del PRI y compartió los nombres de las figuras femeninas de la política con quienes se identifica, incluida Hillary Clinton (con quien ha sido comparada).

Siguiendo el pulso del post debate, para muchos analistas el candidato del Frente fue quien más se benefició del encuentro. ¿Por qué concentró todas sus baterías en AMLO, acaso favoreciendo por simple aritmética a Anaya?

La verdad en un debate uno está para debatir, para hacer los contrastes. Creo que también ataqué o señalé los contrastes con Ricardo, y con el propio Meade. Ahora, en el tema de seguridad, las diferencias con Andrés son muy fuertes. Entonces, también fue eso. Frente a la amnistía, frente a liberar a los criminales, yo estoy planteando enfrentar a la delincuencia. Lo mismo Ricardo, sólo que no se atreve a decirlo. Pero lo que tiene que hacer el estado es enfrentar a los criminales, no liberarlos.

Justo en Guerrero, que es tierra de un enorme crimen organizado, allí donde la gente pierde su vida a diario, AMLO anuncia la amnistía. Les hace un guiñito justo ahí. ¡No sé si estaba pasando la charola o qué!

Entonces, la diferencia sí es de fondo. Y, de hecho, es quizá en la parte en donde yo le dije [a AMLO] esas diferencias, en las otras dos partes del debate fue mucho menos. Y puse un ejemplo además muy claro. Él en Guerrero, que es una tierra, un estado de un enorme crimen organizado, en donde la gente ha perdido su vida diaria, ha perdido su empleo, ha perdido hasta clases, y eso ha trastocado toda la vida de las comunidades. Bueno, él en Guerrero anuncia la amnistía. Les hace un guiñito ahí... ¡No sé si estaba pasando la charola o qué!

Y yo en cambio en Guerrero fui exactamente a hablar con los familiares para decirles: "Te voy a defender". Y para escucharlos. Y ahí en Ciudad Altamirano, donde cerró una planta de operación de Coca-Cola por amenazas del crimen organizado, yo ahí anuncié mi estrategia de seguridad para defender a las familias. De ese tamaño es la diferencia y el contraste. Creo fue ahí donde yo más me concentré, en señalar las diferencias [con AMLO] que en los otros. Ahora, eso independientemente de la aritmética.

¿López Obrador sigue siendo un peligro para México? ¿Aún cree que sería como Hugo Chávez o Fidel Castro en el gobierno?

A mí no me gusta calificar a las personas, yo no soy así. Entonces, no soy de las que digo: "Él es peligro, es amenaza". Pero sus dichos sí son una amenaza. La verdad no lo acuso de chavista, nada más digo que piensa como Chávez, y que tiene claramente una política parecida y un libreto que ya hemos leído en Venezuela.

AMLO no es chavista, pero sus ideas sí lo son. Tiene claramente un política parecida. Es un libreto que ya hemos leído en Venezuela.

La verdad es que la vida me ha permitido conocer muchos pueblos de América Latina. Y Venezuela era un país ejemplo en términos de democracia, porque además recibía refugiados de toda la región, pues el barrio del sur se había puesto fuerte en términos de dictaduras. Eso era Venezuela, y tenía un ingreso enorme, el mayor ingreso per cápita de América Latina. Y los partidos políticos se empezaron a alejar de los ciudadanos, y el dinero empezó a someter a la política, y es importante a quienes hicieron esto que alguien les diga: "Tú estás mal".

Siguiendo con las comparaciones internacionales, ¿aún se siente cómoda cuando la llaman la "Hillary Clinton mexicana"?

No, bueno. No es una comparación tan famosa. Las comparaciones nunca son justas; en una de esas, le ha de pagar a ella también. Es cierto que hay una historia similar, pero en general la historia es distinta. Yo tengo una historia en la política previa a que Felipe fuera presidente; en ella esto sucedió al revés. Entonces, son historias distintas, pero al final de cuentas es una mujer que es un punto de referencia.

En 1995, cuando ocurrió la Conferencia Mundial de la Mujer en Beijing, en una reunión de organizaciones sociales -que estaba al lado, en la paralela- yo hice horas para escucharla, porque era un punto de referencia. Pero es distinto.

Es cierto que si México hubiera seguido fortaleciendo las policías como se venía haciendo con Felipe, no tendríamos los problemas de violencia que tenemos. De eso estoy segura.

Afortunadamente, tengo otros puntos de referencia, además de ella. Por ejemplo, te hablaría de Soledad Alvear o de Michelle Bachelet, que son mujeres en la política y además distintas entre ellas en algunas posturas.

¿Y la figura de Cristina Kirchner?

Pienso además en Angela Merkel, y en otras mujeres que desde luego son un punto de referencia... [Risas.]

Hablando de mujeres, ¿considera al machismo como un peso en contra de su candidatura?

A ver, para mí ser mujer no es un obstáculo; al contrario, para mí ha sido una manera de ser mucho más sensible y más horizontal en la política, también una manera de decir: "Aquí hay un cambio, de entrada".

Ahora, sí la oratoria es distinta, la manera de enfrentar las cosas es quizá diferente. Y en la medida en que haya menos ejemplos de mujeres en la toma de decisiones, me ayuda menos. Me ayuda menos, pero no es el obstáculo. A ver: yo he estado en muchas universidades, y en ninguna universidad me han preguntando en estos tres años si para mí es un problema ser mujer. Es decir, para los millennials ya no es un tema. Eso me hace sentir muy segura.

Se dice que el tiempo es generoso con los expresidentes, porque en algún momento se empieza a valorar en perspectiva las decisiones que tomaron. Con las actuales cifras de homicidios, ¿cree que esto ya está pasando con Felipe Calderón? ¿Si se hubiera seguido su estrategia de seguridad, habría menos violencia?

El tiempo no es el que da la razón, en términos de la violencia que estamos viviendo. Vaya, la violencia que estamos viviendo es porque el estado se retira de su deber natural de defender a los ciudadanos. Eso puede traer a favor o en contra las opiniones con respecto a Felipe, pero entonces no es por el tiempo, sino por las consecuencias de que se haya retirado el estado.

Ahora, es cierto que si México hubiera seguido fortaleciendo las policías como se venían fortaleciendo (que era más o menos como 5 mil al año), en términos de capacitación, de control de confianza, seguramente no tendríamos los problemas de violencia que hoy tenemos. Sin duda tendríamos otro escenario, no tengo la menor duda al respecto.

Puede sonar simpático la propuesta del Bronco de cortarle las manos a los delincuentes, pero en una democracia no tiene ningún sentido. En términos democráticos, de estado de derecho, de siglo XXI, es totalmente absurdo.

Aunque eso es una certeza mía, porque me parece que la presencia o la ausencia del estado es lo que hace que un delincuente se inhiba o no se inhiba.

¿Cómo recibe las propuestas del Bronco, quien prometió militarizar las preparatorias o mochar las manos a los corruptos?

Puede sonar simpático, pero en una democracia no tiene ningún sentido. En términos democráticos, de estado de derecho, de siglo XXI, es absurdo.

¿Cree que el caso de Armando Río Piter, primero con sus firmas falsas y luego sumándose al PRI, podría golpear de costado a su candidatura independiente?

Mira, yo tengo una historia muy particular, y del camino que yo fui haciendo para la candidatura independiente. Para mí ningún paso ha sido fácil. Esto además lo han visto los ciudadanos a través de los medios de comunicación; han visto lo difícil que ha sido para mí, una y otra toma de decisión, y llegar hasta este momento.

Todos vieron cómo el año pasado para estas alturas, de hecho, fui la única que demostró que le ha ganado a López Obrador. Porque en las encuestas de El Financiero de abril de 2017, yo estaba arriba. Y después sucedieron una serie de juegos políticos, que Ricardo entre que fue juez y parte y decidió el Frente... Bueno, todo eso ha marcado un camino complicado para mí, lleno de obstáculos, y lleno de toma de decisiones.

Ha sido transparente mi camino hacia la independencia. Entonces, en lo particular, no siento que me perjudica. Perjudica a la democracia, sin duda alguna. Y es como lo dije: decisiones del Tribunal -que rebasan incluso a las personas- perjudican sobre todo al proceso electoral.

¿Pero le sorprendió que Ríos Piter terminara del lado de Meade?

La verdad, no.

En su momento, un sector de la bancada albiazul del Senado se rebeló contra Anaya, del mismo modo que hoy lo hace el gobernador perredista Silvano Aureoles contra el Frente. ¿Por qué no ocurre esto con los gobernadores panistas? ¿Temen a ser críticos de Anaya?

Sí son críticos, pero ellos también están gobernado y les importa mucho el pueblo. Te lo digo por la mayoría; a lo mejor habrá alguno que le importa menos. A los que conozco y con los que me llevo bien, que son varios, sé perfectamente que están cuidado a su estado.

¿Alguno ha pensado en sumarse a su campaña, incluso aquellos que no son del PAN?

No convoco a gobernadores del PAN porque no me gusta meterlos en ese dilema. Al final, un gobernador vale un voto. Ni el de su esposa, ni el de los hijos, solo el suyo. Y si ofrecieran estructuras de poder y acarreados, pues no gracias, yo creo en la democracia.

La verdad, no meto en esos dilemas a la gente. Al final de cuentas, un gobernador vale un voto, el suyo. Ni el de su esposa, ni el de los hijos, sino el suyo. Y yo, primero, no los quiero meter en ese dilema; segundo, al final el voto es de conciencia (eres tú y la boleta); y tercero, tampoco los quiero meter en un problema de partido.

Y si fuera ofrecimiento de estructuras de poder y de acarreados, ¡no, gracias! Yo creo en la democracia.

En materia de recaudación y distribución, ¿cuál su posición ante la queja de los empresarios (sobre todo, del norte del país) por el pacto fiscal federal?

Está bien como está, sin que deje de ser pacto y sin que haya un principio elemental de solidaridad de nación. Es bien importante que en el pacto federal haya esa solidaridad. Y, más bien, el reclamo es que se va mucho y no les llega ni a ellos. Entonces, es un tema de corrupción, de mal uso del presupuesto, de que los gobernadores se roban el dinero público. Ese es el problema.

Entonces, mi propuesta es, primero, honestidad en la vida pública. Un consejo fiscal que te permita hacer ese tipo de coordinaciones claras que no sean notoriamente injustas o desiguales. Una ley de contabilidad que se aplique de veras, porque apenas se empieza a aplicar este año. Son bien tramposos, porque se echaron cinco años con Borge, Duarte, trabajando con el presupuesto de nosotros.

En el círculo rojo de Anaya hay una gran preocupación por el futuro del PAN. Pensando más allá, en un escenario en el que tanto usted como el Frente son derrotados, ¿consideraría regresar a las filas Acción Nacional? ¿Ha hablado de esto con Anaya?

Ellos deben tener muchas preocupaciones, y muchas cosas que rendir cuentas con su conciencia y con la historia del PAN. Pero, bueno, ya el PAN que vaya decidiendo qué va a hacer. Esos son asuntos de partido que ellos tendrán que resolver. Y la verdad yo siempre he mirado más allá.

Ya llegando a Los Pinos por supuesto miraré al PAN, y me acompañarán muchos panistas. Pero al llegar a la Presidencia de la República, tu ocupación son los mexicanos, no el PAN, no tu historia personal, no tus cuates, son los mexicanos y es un pueblo que está sufriendo, que tiene una enorme incertidumbre económica, que está indignando por la corrupción, y que tiene miedo por la inseguridad.

¿Le parece que la elección ya está polarizada entre AMLO y Anaya?

No. No. Ya quisieron algunos. Sí te voy a decir una cosa: hace un año le ganaba a López Obrador. Sé que no es invencible, nunca lo había visto perder un debate, hasta esta vez... Nunca lo había visto ganar, cuando no eres un buen polemista, nadie te pide que ganes un debate. Pero nunca lo había visto perder de esa manera.

Mira, lo vi enojado, con un desprecio muy fuerte al otro, cansado quizá. Pero, sobre todo, algo que me preocupa en política, no puedes despreciar al otro sólo porque piensa distinto. En política, ese debe ser un ejercicio diario. Tienes que aceptar al otro, y también aceptarlo porque piensa distinto, también hasta por esa razón.

Ya quisieron algunos que la elección esté polarizada. No es así. Te voy a decir una cosa: hace un año, en las encuestas le ganaba a López Obrador. Sé que no es invencible. De hecho, nunca lo había visto perder un debate, como ocurrió esta vez.

¿Ha tomado en serio la invitación de unirse a otro candidato para debilitar así a AMLO? ¿Ha recibido esta invitación de Meade?

La verdad no he recibido la invitación de nadie, y pues más bien que no se atrevan, ¿no?

Para concluir. De ganar Andrés Manuel, ¿se sumaría al llamado de unidad que ha lanzado a todas las fuerzas políticas?

La tarea para sacar adelante a México no depende de los partidos políticos, ni de quién sea presidente. Yo entré a los 16 años a la política, y podía entrar un presidente de la república u otro (en la inmensa mayoría alguien a quien no había votado), y México siempre ha contado conmigo...

¿AMLO podría contar con usted?

Siempre México contará conmigo, sin duda alguna. Contará con mis convicciones, contará con mis valores, contará con mi claridad en términos de lo demócrata que soy, de mi amor por la libertad, por la libre expresión de nuestro país, ahí estaré siempre.

Copyright La Politica Online SA 2018. Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.