Sindicatos
Asesinan a balazos a un colaborador del interventor de la Uocra La Plata
En Rosario, dos sicarios mataron en una emboscada a Juan Garcilazo.

Un colaborador del interventor de Uocra La Plata fue asesinado a balazos esta madrugada en Puerto General San Martín, a 25 kilómetros al norte de Rosario.

Dos sicarios mataron en una emboscada a Juan Garcilazo, de 44 años, e hirieron de gravedad a Julio Galván, quien es dirigente de la Uocra en esa zona y acompaña en la intervención del gremio en La Plata Carlos Vergara, tras la detención el 26 setiembre pasado a Juan Pablo Medina, alias Pata.

Una de las principales hipótesis que manejan los investigadores judiciales y policiales es que eL ataque sicario podría estar vinculado a la interna gremial de La Plata que se desató tras la detención de Juan Pablo "El Pata" Medina.

Galván es uno de los representantes gremiales en la zona de San Lorenzo, donde está el complejo agroindustrial, pero acompaña a Vergara en la intervención del gremio en La Plata desde octubre pasado.

El propio Vergara manifestó, cuando asumió en el sindicato de la capital de la provincia de Buenos Aires, que debía tener custodia ante el temor de sufrir un ataque por parte del sector encabezado por Pata Medina, que fue desplazado del gremio.

Durante la madrugada de este lunes, Garcilazo y Galván salieron de casa del primero en Uruguay al 2200, en el barrio Bella Vista de Puerto General San Martín, cuando vieron a dos hombres parados en medio de la oscuridad. Uno de ellos, según señalaron fuentes policiales, llamó a Galván por su nombre y luego ambos comenzaron a disparar.

Garcilazo murió en el acto por los disparos y Galván quedó gravemente herido por los balazos que también recibió. Fue trasladado al hospital Eva Perón, en Granadero Baigorria, donde fue operado y está en grave estado de salud, con asistencia respiratoria.

El comisario de la seccional N°5 Mauricio Nowichi descartó que el ataque haya estado relacional con un intento de robo. Fuentes gremiales se mostraron preocupados por la situación, aunque prefirieron no aportar una hipótesis sobre la emboscada hasta que avance la investigación.

  Carlos Vergara, interventor de la Uocra La Plata. 

La policía llegó al lugar tras escuchar las decenas de disparos y logró detener, a unas cuadras de donde se produjo el hecho, a dos hombres armados con pistolas 9 milímetros. Diego M. de 35 años, y Axel S., de 23, son oriundos del barrio La Tablada, en la zona sur de Rosario, donde desde enero pasado se libra una guerra entre clanes familiares por la hegemonía territorial para la venta de drogas en ese sector de la ciudad. Los dos hombres, que serían los atacantes -según el testimonio que dieron testigos a la policía- están siendo ahora investigados para ver si pertenecen a alguna de las bandas narco que están disputa actualmente en el sur de Rosario.

Durante los primeros días de enero, LPO había adelantado un episodio grave sucedido en la capital provincial. Por entonces, un grupo de trabajadores de la construcción que se opone al armado del ‘Pata' Medina intentaba recuperar el control de la sede la Uocra La Plata. Para eso debió enfrentarse a la estructura de poder que mantiene el líder sindical detenido a fines de septiembre pasado.

Se trata de la ‘Agrupación por la reconstrucción sindical de la Uocra La Plata', un armado de obreros que denuncia que Medina controla desde la cárcel a patotas que en las últimas horas atacaron a miembros de esa agrupación.

"Sabemos que desde la cárcel dan órdenes hacia afuera. Hasta escucharon la asamblea que hicimos en el barrio Aeropuerto", decía a LPO un integrante de esa agrupación que pidió el anonimato.

Por esos días, en el sur del Gran La Plata ocurrieron hechos de violencia vinculados con el incipiente armado gremial y con la reacción inmediata de Medina. Según relataron los trabajadores, ese día, luego de una asamblea el nieto del ‘Pata' junto a otras personas atacaron a uno de los integrantes de la nueva agrupación.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
NEGOCIADORES y LUCHADORES.
El movimiento obrero, desde que sufrió el avance de San Sebastian, durante el proceso del Onganiato y recibieron el chupetín de las obras sociales, con aportes obligatorios recaudados por el estado, perdió su libertad absoluta. El MTEySS creció a costillas de la CGT a más de 14000 funcionarios ineptos, protegiendo al empresariado, y sembrando la corrupción, con sus reglas y exigencias, que nadie se atreve a mencionar... logrando con su inacción o complicidad 40% de trabajo en NEGRO. Demostrando y confirmando todo lo expresado, con números del propio INDEC de este gobierno y otros observatorios como la UCA. El movimiento obrero, solo atino a defenderse, con un grupo mayoritario de dirigentes gremiales negociadores y participacionistas, que aseguraban y mantenían la "caja" y la "paz" al gobierno de turno, mientras un grupo de gremios, ganaban la calle con un método de confrontación al modelo del poder fáctico... siempre unitario, liberal, conservador y neoliberal, distintas etiquetas temporales, de la oligarquía especuladora, explotadora y extranjerizante... La CGT de los Argentinos con Ongaro, la de Brazil con Ubaldini y el MTA con Moyano, cumplió ese rol, en distintas épocas. Hoy esa estrategia, se diluye y cuestiona, porque tres decenas de dirigentes, envejecieron en sus puestos con 25 a 35 años de mandato y sin quererlo -pensando lo mejor de ellos- lograron una posición económica, por tener buenos ingresos, gran estabilidad, con gastos cubiertos por su entidad, provocando que la víscera más sensible, su bolsillo -según Perón- fuera reemplazando sus sentimientos, tergiversando su lógica originaria, aquietando su instinto de lucha... por haber sufrido un inevitable ascenso socio-económico, en su círculo, su familia y sus costumbres. Ese cambio de barrio, como diría Adrián Fariña, desclasó a muchos y a varios los llevo presos, cuando no pudieron controlar su avaricia y menos aún su vanidad. Nombrar a Zanolla, Pedraza, al pata Medina, Balcedo u otros como mal ejemplo, no alcanza a disimular que sobre el horizonte de la dirigencia gremial del conjunto, los perdidos... no superan el 1% de los dirigentes en ejercicio. Como contrapartida, cuando la lucha cobro fuerza, los muertos del movimiento obrero de todos los signos, superaron el 90% de las víctimas conocidas. La oligarquía dominante, se encarga de exponer y sublimar a los malos y ocultarle a la sociedad el sacrificio, con sus vidas de los buenos. Eso explica, que muchos gremialistas tengan y promuevan medios... para poder exponer sus puntos de vista, sin censura de los poderes fácticos. No todo los que están, estuvieron y por tanto, no saben ni comprenden, que la oligarquía, siempre trató de cooptar al movimiento obrero con infinitas tácticas, corromper a los dirigentes fue la primera, las obras sociales, aparte de su rol, sirvió para ponerles dinero en las manos? a muchachos con atrasos. La segunda fue investigarlos; La tercera carpetearlos y apretarlos. La cuarta cubrir sus delitos fragantes y documentarlos, iniciando causas que pendían sobre sus cabezas y que se activaban, cuando desobedecían, todo los gobiernos fueron propensos mediante el ministerio de trabajo? que se debería llamar del desempleo y la pobreza, por el 40% de trabajo en negro y la pobreza social del 30% y la ex SIDE en la investigación y armado de carpetas para el apriete. Todo se sabe y se calla, nadie cree en un teoría conspirativa? como nadie cree en la brujas, pero que las hay? las hay. Y además si nadie lo organizó? igual ocurre y de ello, solo se beneficia la oligarquía. Todos los gobiernos tuvieron manadas de gremios sumisos y centrales adictas? y con eso nunca pudieron evitar, que volviera el pueblo; ni con el genocidio del 55, el del 76, ni con el menos conocido del 2001, cuando por falta de remedios, se cargaron más de 20.000 jubilados y todos miran para otro lado. Nunca les sirvió de nada.
Tarde o temprano al final, de cada ciclo de los poderes fácticos: ?todos unidos triunfaremos?