Mercados07.02.2018
(8)guardarlectura zen
El número es 23
Por Salvador Di Stefano
El mercado te lleva a un dólar de $23,00 y 23% de inflación.

El REM (Relevamiento de Expectativa de Mercado) nos muestra la expectativa de mercado para los años 2018 y 2019, los datos vertidos en el cuadro para el año 2020 solo expresan la inflación esperada del REM mientras que el resto de los valores son proyecciones en función del patrón de pronósticos realizados para los años 2018 y 2019.

Haciendo foco para el año 2018, nuestra consultora está lejos de estos pronósticos.

Cotejando nuestros valores con la media de mercado, nosotros vemos una inflación en torno del 23,0% anual, un dólar en $ 23 y una tasa de devaluación muy similar a la inflación en el 22,5% anual. Para que el dólar no busque niveles más elevados la tasa de las lebac deberá ubicarse en el 26% anual.

La inflación del 23% anual se daría por el triple efecto de suba de tarifas, devaluación del tipo de cambio y suba de alimentos por la sequía. La sequía es un problema grave, afecta al sistema completo, no hay pasto y subirá la carne y la leche, habrá menos maíz, por ende, aumentará su precio y la carne de cerdo y pollo. Las exportaciones de soja traerán menos dólares, y esto hará que suba el dólar. Con todos estos problemas, la inflación es igual o un poquito menor que 2017. Tampoco se nos cae el mundo por esto.

Nuestra consultora está sustentando estos valores, en función de una inflación que para el mes de enero se estaría ubicando cerca del 2% y podría salar a niveles del 3% para febrero cuando impacten los incrementos tarifarios de luz y gas.

Por otro lado, la suba de la tasa de largo plazo en Estados Unidos podría dejar con menor financiamiento al mercado doméstico, esto obligaría a que tanto el Estado como los privados que deseaban tomar dinero en el exterior lo hagan en el mercado doméstico, y las tasas en pesos marquen nuevas subas.

Sin la llegada de dólares del exterior, no se puede tener un déficit de balanza comercial y turismo que ronde los U$S 20.000 millones, el dólar debería ajustar a la suba, para que el gobierno no pierda tantas reservas, el único remedio es un cepo o dejar subir el dólar, todos sabemos que este gobierno no se quiere parecer a los K, con lo cual la suba del dólar está asegurada.

Si miramos que sucede en las reservas, el gobierno ya consumió U$S 3.000 millones, de los U$S 9.000 que tomo del exterior, tuvo que afrontar pagos de deuda pública, y estos pagos crecerán en el primer semestre. Por otro lado, la lluvia de dólares de la soja y el maíz podría disminuir por el efecto sequía.

El BCRA tiene escasas reservas para los altos pasivos al 31 de enero

Las reservas verdaderas son más bajas que las nominales informadas.

Si los pasivos se comparan con las reservas reales el tipo de cambio de equilibrio es $ 42,67. Esto habla de la debilidad de nuestro sistema financiero y reservas. No veo este escenario, pero es bueno marcarlo como referencia.

Conclusión

1) Vemos un dólar a la suba, producto del efecto no deseado de los problemas para colocar deuda en el exterior y el encarecimiento de la tasa de interés internacional. El dólar debería ir a la zona de $ 22,00 a corto plazo, el BCRA a través de los bancos oficiales tratara de vender a $ 20,00 para que no supere dicho valor, pero si llegase a perder en la corrida más de U$S 500 millones se dará por vencido y buscara un nuevo precio de equilibrio. No se pueden perder dólares deteniendo una corrida, cuando ya sabemos que tendremos menos exportaciones de granos en abril y mayo.

2) Las tasas de las lebac no pasaran del 26,8% anual. Con este nivel de tasa lo más conveniente sería arbitrar por bonos en pesos con mayor tasa como el PR15, o bien colocarse en bonos en dólares, bonos cortos como el Bonar 2022 rinden el 5% anual. Bonos largos como el bono a 100 años al 7,5% anual muestra rendimientos muy buenos.

3) En este escenario las acciones seguirán bajando. No obstante, una devaluación del dólar nos podría colocar en un cambio de portafolio de acciones, ya que las empresas exportadoras tendrías un plus de utilidad sobre el resto, y se convertirían en las nuevas gangas del mercado. Las otras gangas serían las empresas que el gobierno debería privatizar para cerrar los números fiscales, pero te lo dejo para otra nota.

4) El efecto I + D (inflación y devaluación) podría empujar a la economía, ayudaría a las economías regionales, y generaría una mayor actividad en los centros urbanos. Muchos inversores desempolvarían los dólares guardados para comprar autos y propiedades. El campo se beneficiaría, tendría un mejor dólar, suba de precios internacionales y menos retenciones. Los que producen carnes tendrían un mejor precio para exportar. Los industriales tendrían menos competencia de productos importados. Por allí el año 2018 termina siendo bueno, ¿Quién te dice? A lo mejor están pensando en esto en la Jefatura de Gabinete. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
8
Otro punto de vista.El dolar en 2003, cuando subio Kirchner estaba a $ 2,80. Al dia de hoy se multiplico aprox. por 7
El indice de Precios de San Luis, se incremento en el mismo periodo en 16 veces
El deficit comercial y de turismo son insostenibles y no se ve en el gobierno, interes en resolverlo
7
Jeje el fantasma laborda, muy bueno
6
Buen análisis, coherente y realista.
5
El mejor equipo de los últimos 50 años...
4
Me gustó su analisis y tambien el anterior sobre la falta d dólares
Pero creo que, minimiza el efecto burbuja d EEUU, y sus consecuencias sobre las lebacs y reservas. Me parace que esté año se puede producir un 2001 financiero en cuotas.
3
¿Y por qué no el 32, Salvador? O el 22, o el 33 o el 35 o el 43? Basta de macanear.
2
Buena columna.no es catastrófica pero la foto asusta
1
Muy buenas sus columnas (no como el fantasma laborda), observo que todo lo que los economistas serios pueden prever está en la historia (mismas acciones, mismos resultados) no entiendo por que no se acude mas a ella. Otra observación, cuando uds. los clásicos, dicen que el año "va a ser bueno" yo se que nunca se refieren a mi, ni a la mayoría de mis vecinos, ni al 80% de mis compatriotas jaja. Pero es bueno y esclarecedor leer un análisis económico hecho con seriedad aunque de palo contrario.