Estados Unidos
Trump ordenó despedir al investigador del Russiagate pero su abogado no lo permitió
Intentó deshacerse del investigador especial hasta que Don McGahn amenazó con renunciar si lo hacía.

El pasado mes de junio Donald Trump habría ordenado al abogado de la Casa Blanca, Don McGahn, despedir al investigador especial Robert S. Mueller III, encargado de conducir las indagatorias del caso Russiagate y de los posibles actos de obstrucción de la justicia por parte del presidente.

Desde que fue puesto al frente del caso poco después del despido del ex director del FBI James Comey, el mundo entero ha estado esperado que Trump eche a Mueller. Trump y sus aliados en repetidas ocasiones insistieron que el presidente jamás consideraría tomar una medida así, sin embargo, al parecer lo hizo y la única razón por la que Mueller no fue despedido es que McGahn se negó a hacerlo, y además advirtió al presidente que si echaba a Mueller él renunciaría.

De acuerdo con un reporte del New York Times, McGahn habría opinado que despedir a Mueller tendría "efectos catastróficos" en la presidencia Trump, e incluso le habría dicho a otros funcionarios que el presidente no se atrevería a hacerlo por su propia cuenta, y que si el abogado se negaba a cumplir la orden el presidente terminaría por echarse para atrás. Hasta el momento Mueller sigue a cargo de la investigación bajo las órdenes del sub fiscal general Rod Rosenstein.

"Fake news, amigos. Fake News", respondió esta mañana Trump desde Davos, Suiza cuando fue cuestionado sobre el asunto. "Una historia falsa típica del New York Times", agregó el presidente.

Según el Times, Trump y su equipo legal en aquel momento-excluyendo a McGahn, quien no forma parte del equipo tradicional de abogados de Trump-tenían tres supuestos conflictos de interés como argumentos para despedir a Mueller. El primero sería sobre una disputa de hace años entre Mueller y un club de golf propiedad del magnate en Virginia. Mueller todavía era director del FBI en aquel momento y renunció a su membresía al club por un disgusto con las tarifas. El segundo argumento tendría que ver con el empleo anterior de Mueller con una firma de abogados que poco antes representó al yerno del presidente, Jared Kushner. Y el tercer conflicto que de acuerdo con Trump impediría a Mueller conducirse con imparcialidad era que un día antes de ser nombrado investigador especial del caso Rusia, Mueller se entrevistó con el presidente para reemplazar a James Comey como director del FBI después de que Trump lo despidiera.

Poco después de intentar despedir Mueller, Trump sumó a su equipo legal al abogado Ty Cobb, quien ha dirigido al presidente hacia un tono más amigable y de cooperación con la investigación, uno que sin duda ha beneficiado más a Trump que el de confrontar abiertamente a Mueller y al Departamento de Justicia. A pesar de Cobb, en semanas recientes Trump ha intentado deslegitimar al FBI, acusando a varios de sus agentes de ser poco parciales y de buscar acabar con su administración.

Ayer la Casa Blanca se negó a comentar en la historia, al igual que McGahn y Cobb. El senador Mark Warner, el demócrata de mayor rango en el Comité de Inteligencia de la cámara alta, advirtió que despedir al investigador especial "es una línea que el presidente no puede cruzar", al igual que intentar perdonar a testigos clave o interferir de algún modo con la investigación. "Sería un grotesco abuso de poder, y todos los miembros del Congreso, de ambos partidos, tienen una responsabilidad con nuestra Constitución y nuestro país de dejar eso en claro inmediatamente".

Los demócratas están considerando crear legislación de algún tipo para proteger la investigación de Mueller y quitarle al presidente la autoridad de remover al investigador de su cargo.

"Creo que ahora que esta revelación fue hecha habrá mayor presión para proteger a Mueller", declaró el asambleísta republicano Charlie Dent, quien agregó que McGahn evitó que el presidente tuviera "un momento Archibald Cox", refiriéndose al investigador del caso Watergate que Richard Nixon ordenó despedir cuando las aguas se tornaron demasiado turbulentas.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
Pero no lo echó.
La no noticia.