Brasil
Brasil al límite: En un acto masivo Lula pidió a los jueces que fallen sin "política"
Habló en Porto Alegre donde este miércoles el tribunal definirá si puede ser candidato.

El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da SIlva, reclamó hoy a los camaristas que mañana revisarán una sentencia que le fue impuesta por corrupción que no voten de acuerdo a su pensamiento político y lo hagan apenas con fundamentos jurídicos sobre lo que está en el expediente.

"En primer lugar mis abogados ya probaron mi inocencia, en segundo creo que que aquellos van a emitir sus votos deben hacerlo conforme al expediente judicial y no a las convicciones políticas, y tercero es que hace 40 años que estoy en la lucha política y todos conocen mi esencia", dijo el líder opositor.

Ante unas 70.000 personas según la prensa de Porto Alegre, Lula se acercó a la capital del estado de Rio Grande do Sul para pronunciar un discurso en el cual confirmó su intención de volver a ser presidente "para que el país vuelva a caminar con la frente alta".

El Tribunal Federal Regional 4 de Porto Alegre emitirá mañana sentencia sobre la apelación hecha por el ex presidente al fallo del juez Sérgio Moro, que lo condenó a nueve años y medio de prisión por corrupción, al considerar que recibió un departamento como soborno por parte de la empresa OAS.

"Pero no quiero hablar del proceso; lo que quiero es hablar de soberanía nacional, de integración latinoamericana, de la locura que quieren hacer con la reforma jubilatoria; no me preocupo por mí, me preocupo por el pueblo", dijo Lula, flanqueado por la ex presidenta Dilma Rousseff.

En caso de condena, Lula tendrá problemas para registrar su candidatura presidencial, siendo el favorito en todos los escenarios de las encuestas para la primera y segunda vuelta de octubre.

El ex presidente dijo que Brasil dejó de ser respetado en el mundo y que, "independientemente del resultado", continuará "luchando para que las personas tengan respeto".

Desafiante, Lula aseguró que una condena confirmada por el tribunal de segunda instancia no le impedirá ser candidato. "Sólo una cosa me hará parar lo que hago, el día que no pueda estar más aquí entre ustedes, el día en el que muera; mientras me queden 15 años o un día de vida, seguiré estando aquí", dijo.

Miles de simpatizantes del ex presidente llegaron a Porto Alegre. Los militantes montaron un campamento a un kilómetro de la sede del tribunal.

Los manifestantes, militantes de grupos sociales como el Movimiento de los Sin Tierra, de sindicatos como la Central Única de los Trabajadores y de partidos políticos de izquierda, en especial del Partido de los Trabajadores (PT) que lidera Lula, marcharon por las calles del centro de Porto Alegre hasta el Anfiteatro Por-do-Sol, una plaza en la que fueron autorizados a acampar a la espera del juicio. La caravana de gente ocupaba ocho kilómetros.

En la marcha hasta el campamento participaron dirigentes como la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, el senador Lindbergh Farias, el exgobernador Olivio Dutra, y el exministro Miguel Rossetto, todos cercanos colaboradores de Lula durante su gestión (2003-2010), así como sindicalistas procedentes de países vecinos, como Argentina, Paraguay y Uruguay (el Frente Amplio y el Pit-Cnt enviaron delegaciones).

Víctor De Gennaro se sumó a la marcha de respaldo a Lula. 

La causa

En tanto, la ex presidenta Rousseff brindó hoy una entrevista al diario El País en la que asegura que "contra Aécio Neves (el candidato derrotado por ella en las elecciones de 2014, exlíder del Partido de la Social Democracia Brasileña) hay pruebas contundentes: una conversación grabada y una maleta de dinero. Contra el presidente ilegítimo Temer hay otra grabación e imágenes de un asesor suyo llevando una maleta de dinero para arriba y para abajo. Y están todos tranquilos ejerciendo sus cargos. El presidente Lula no tiene cuentas en Suiza, solo tiene esa historia absurda del apartamento".

La causa que llevó a esa sentencia es un departamento en Guarujá, balneario paulista, que según el Ministerio Público de Curitiba habría sido un "presente" de una constructora llamada OAS, que a cambio del "regalo" habría recibido beneficios.

Según los defensores del ex presidente, no hay ninguna constatación de que tal unidad, en un edificio, sea de Lula ni de su familia. Más bien, habría pruebas en contrario: es que la unidad fue usada por la empresa OAS como garantía de créditos.

Por otro lado, el ex mandatario admitió que tuvo intenciones de adquirir el departamento en 2011, cuando ya había dejado la presidencia del país. Pero reveló que finalmente su familia desistió de la compra.

Este mediodía, el entorno del Tribunal Federal fue aislado y los edificios públicos de los alrededores debieron enviar sus empleados a casa.

Para completar el escenario habrá bloqueo del espacio aéreo, una medida que sólo se toma frente a la presencia de presidentes extranjeros.

Todo esto es para preservar a los tres jueces de ese tribunal del contacto con los movimientos sociales que decidieron realizar manifestaciones en la región a favor de la absolución del ex presidente brasileño.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
toda una estética parecida a la de maduro.