Congreso11.01.2018
(6)guardarlectura zen
Massa y Pichetto, preocupados por los casos de corrupción que golpean al sindicalismo
LPOLo hablaron en la reunión que tuvieron en el Senado. Consideran clave a la CGT para unir al peronismo.

"Los sindicalistas están asustados", coincidieron, palabras más palabras menos, Miguel Pichetto y Sergio Massa, en la reunión que tuvieron esta tarde en el Senado, para planear estrategias conjuntas en el Congreso y para la unidad peronista.

Para esto último consideraron trascendental a la CGT, pero no logran definir una estrategia para sumarlas. "Tienen miedo y las causas son indefendibles", aceptaron.

Hubo evidencias en el Congreso: el petrolero Alberto Roberti, miembro del interbloque federal, es uno de los apuntados por el Gobierno, donde hablan de retomar la demorada reforma laboral tras ver presos a varios sindicalistas más. Temeroso, Roberti se apuró en dar quórum para la reforma previsional.

Coincidieron en que los sindicalistas están asustados y no quieren dar la cara contra el Gobierno. Y que sin una pata gremial será difícil reunir al peronismo y sumarlo a las críticas contra la economía del Gobierno. 

El problema de Picheto, Massa y los gobernadores, es que el armado del peronismo "de centro" que pregonan no puede excluir de una pata sindical, que siempre se hizo sentir cuando hubo presidentes de otras fuerzas.

Sobre todo si planean centrar el discurso contra el Gobierno en la situación económica y la pérdida de poder adquisitivo de sectores medios y bajos. 

Además, el vacío de la CGT lo ocupan los gremios más combativos de la CTA y la izquierda, más cercanos al kirchnerismo, al que el rionegrino y el tigrense quieren fuera de la unidad peronista, pero no les será sencillo si toma voz de mando en los principales reclamos económicos.

Pichetto ya chocó con las evasivas de la CGT, cuando les pidió defender la reforma laboral y no logró escucharlos, pese a que en declaraciones públicas algunos sindicalistas habían dicho estar de acuerdo. No quisieron reiterarlo en el Congreso.

Y mientras la reforma previsional se aprobó en el Senado, la CTA y Pablo Moyano poblaron la plaza para pedir que no fuera ley. Ese día no hubo violencia.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
6
se preocupan ahora ... mmm ... rescataron la moral ? ?? .. no lo creo
5
Horacio: ¿acaso los radicales se ocuparon de meter preso a algún radical chorro? Refrescame la memoria. ¡Y de los macristas ni hablemos! Más bien se ocuparon de conseguir jueces que los sobreseyeran.
4
Horacio: ¿acaso los radicales alguna vez se ocuparon de meter preso a un radical chorro? R
3
En Peronia no existe peroncho al que le preocupe lo que otros peronchos afanan.
2
Hay que reconocer que el problema no lo creó Macri. El simplemente se aprovecha de la situación. Esta CGT es una mierda desde hace mucho tiempo, y ahora que la necesitan tienen una carroña temerosa de ir presos por dineros mal habidos e incapaz de convocar a los trabajadores porque no los representan. Y lo más grave aún:(y esto que también lo tome en cuenta Macri) esto no quiere decir que no va a haber protesta. Los trabajadores son muy fieles al apotegma peronista que habla de hacer tronar el escarmiento. Pero va a ser una protesta anárquica, sin cauces que la contengan, que esa era una de las funciones de la conducción sindical. Estas son las condiciones planteadas. Ahora jódanse.
1
"¿Preocupados?"???? ¿No sabían nada??? pero porque no se van a lavar el toor??? ¿nos toman a todos por dolobus?