Diputados 23.11.2017
(14)guardarlectura zen
Exclusivo: cómo se gestó la jugada de las diputadas para imponer la paridad de género en las listas
LPODonda buscó aliadas desde la tarde. La sorpresa de los diputados, que creían poder plancharlo por siempre.

A las 18 horas Victoria Donda cruzó a Cristina Álvarez Rodríguez (FpV-PJ) y se lo contó: "A la madrugada vamos a mandarnos con la ley de paridad de género. Asegurate que estén las de tu bloque", le pidió.

El día y el horario no eran casuales. Por ser una sesión con muchos proyectos, las fuerzas políticas deben sostener el quórum aún de madrugada, pero siempre hay ausencias y el recinto nunca está superpoblado.

Para apartarse del reglamento y sumar un tema se necesitan tres cuartas partes de los presentes, un número que no iba a ser fácil de juntar con todos los hombres en sus bancas.

En Cambiemos algo sabían. La macrista Silvia Lospennato y la radical Brenda Austin habían pedido a Mario Negri incluir el proyecto en las últimas sesiones del mes, pero no lo consiguieron.

Victoria Donda empezó a juntar aliadas de todos los bloques a la tarde. Cristina Álvarez Rodríguez se encargó de las kirchneristas. Lospennato y Austin, de Cambiemos, le habían pedido a Negri votar la paridad en esta sesión pero no habían tenido éxito. Luego se la impusieron. 

Si bien no hay elecciones hasta 2019, en diciembre cambian la mitad de los diputados y juntar una mayoría será un trabajo nuevo, que las promotoras de la igualdad de género querían evitar. La demora, además, no tenía otra explicación que el rechazo de la mayoría de los radicales a la paridad, que ya habían expresado en privado y pronto mostrarían en público. 

La sorpresa de Álvarez Rodríguez, en esa charla de pasillo, fue que Graciela Camaño estaba al tanto y dispuesta a bancar la parada, aun cuando había dicho meses atrás que la paridad plena podía ser un exceso.

A Donda no le costó mucho tocarle una fibra y hacerla cambiar de idea. Cuando la ya veterana de Libres del Sur pidió apartarse del reglamento, la sorpresa en todos los rincones del recinto se hizo sentir.

El formoseño Luis Basterra, a cargo del FpV-PJ por la ausencia de Héctor Recalde, miraba incrédulo a los diputados de La Cámpora. El histórico Carlos Cuto Moreno se fue del recinto enojado, en una de sus últimas sesiones.  Máximo Kirchner no estaba pero sí sus subordinados porque, al parecer, habría hablado con Sergio Massa para alistarlos. Se los vio reírse juntos.

En frente, el radical Miguel Bazze movía los brazos en señal de votar en contra y Negri, desde su banca, pedía respetar el plan de labor e imaginaba que Camaño pondría a las chicas en orden.

Nada de eso ocurrió y tampoco Emilio Monzó se esforzó demasiado en impedir que Donda se saliera con la suya. El presidente de la Cámara siempre tiene algún recurso extra, si quiere. 

Esta tarde algunos creían que la radical Karina Banfi había hecho un paso de baile al pedir postergar el tema para otro día, con la intención de asegurar que sus compañeros de bancada siguieran sentados y no se cayera la sesión por falta de quórum.

Quienes la conocen creen que simplemente reaccionó así y casi tira todo por la borda. Lospennato, a cargo de juntar los votos de Cambiemos en cada sesión, empezó a mirar a sus colegas en señal de complicidad y hasta se preocupó en contener a Banfi. 

La jujeña Gabriela Burgos (UCR) y Cornelia Schmidt Liermann (PRO) no podían frenar su algarabía en cada votación y fueron las primeras en organizar fotos conjuntas cuando la paridad de género fue ley. 

En cada bloque fueron buscando una explicación, pero nunca apareció coraje masculino para abandonar el recinto y frustrar la jugada feminista. Hubo algunos amagues aislados.

Negri apeló a sutilezas como sugerir un cuarto intermedio hasta la mañana, pero ni se animó a proponerlo, sobre todo cuando Monzó, lejos de sentirse afectado por el espectáculo, parecía disfrutarlo y hasta hacía chistes cada vez que llamaba a votar. 

Las votaciones dejaron datos curiosos. Visiblemente molesto, Nicolás Massot, jefe del bloque PRO, rechazó sumar la paridad a la sesión y luego fue uno de los cuatro diputados que también se opuso al proyecto.

Los otros votos en contra fueron de Pablo Torello (Pro), Héctor Roquel (UCR) y Pablo López, del Fit, que no pudo argumentarlo. La santiagueña Graciela Navarro se abstuvo.

Navarro también había rechazado sumar el proyecto a la sesión junto a la macrista Paula Urroz, de Buenos Aires, cercana a Patricia Bullrich y recordada por pedir eliminar los planes de vacunación. Fueron las únicas dos mujeres expresamente en contra de la paridad de género. 

Los hombres de Cambiemos terminaron rendidos. La mayoría votó en contra de agregar el proyecto al temario del día, pero fracasaron porque el grueso de sus colegas hombres no los ayudaron. Resignados, casi todos apretaron el botón verde en la votación específica de la paridad. Sólo se mantuvieron firmes Massot y Torello. 

La foto que Monzó hizo tomar al final de la sesión habla mucho. Aparecen radicales que se sumaron a la gesta feminista como Mario Barletta y Luis Petri, Massa y Axel Kicillof festejan en primera fila y Negri y Massot brillan por su ausencia. No se la esperaban. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
14
Qué hermoso!!! y los misóginos preocupados por la "idoneidad", preocupación que sólo les surge cuando se habla de igualdad de género, de todos los hombres que pueblan la política desde el inicio de la historia no les preocupaba la idoneidad.
13
Jortiz1: no entiendo tu preocupación ni los de los trans (es obvio que son ciudadanos y pagan sus impuestos como cualquier hijo del vecino). Apoyan y apoyaron a la Arquitecta egipcia porque dictó la ley del matrimonio igualitario (siendo ella homofóbica!!) para conseguir votos y paradójicamente, durante los 12 años de gobierno Kirchnerista, hubieron más funcionarios varones que mujeres. Los mandos claves siempre ponía varones excepto a la comandante teresa. Reitero: si tanto apoyan y militan en un partido, despotriquen desde el interior del mismo (entiendo que si se afilian es porque están al 100% de acuerdo con sus principios), encaren a los presidentes de los partidos y como afiliados plántenles posición y ahí vamos a ver si se desafilian las mujeres y los trans qué catzo hacen. De plantarles posición de qué tiene que ver la sexualidad con ser legislador, diputado, etc..Éxitos!!!
12
Eloneo: no entiendo tu preocupación! pero te cuento era peronista y ahora mas cerca de la ucr estoy.... corea del centro me gusta también, el pro no tanto, pero opino en una pagina que leo y me gustan los q opinan... me parece una pavada lo del cupo... pero si sacan una ley para eso los trans tendrían q tener su lugar tambien, son parte de la sociedad y cuanto trans hay en las legislaturas?
11
De tratar una ley con mano de hierro de verdad contra los políticos corruptos ni hablar ¿no?
10
De tratar una ley con mano de hierro de verdad contra los políticos corruptos ni hablar ¿no?
9
Jortiz1: ¿estás afiliado/a a algún partido político? Si es así es porque apoyás al 100 %sus "principios". Peleala desde adentro ¿ o no te dejan? En la constitución nacional no hay ningún artículo que impida a un trans ocupar una bancada. Cómo si no hubiera temas más importantes y urgentes que tratar!!!
8
¡Cuánta hipocresía! Hacer una ley para esto!!! Cuánta fantochada!!! Que las mujeres ocupen una banca no es cuestión de género sino que ellas mismas se afilian libremente a los partidos políticos y en vez de tener ovarios y plantearlo dentro de sus partidos mismos, lo quieren hacer pasar por una cuestión machista. Si las mujeres se afilian a los partidos es porque están al 100% de acuerdo con ellos, caso contrario no se afiliarían. Como si no hubiera cosas más importantes y urgentes que tratar.
7
mas q Donda! fue un proyecto de las mujeres radicales... pero se olvidan de la comunidad trans!!!! hay q darle cupo tambien
6
Editen las notas antes de subirlas, las frases no tienen sentido, hay palabras sueltas en medio de los párrafos. Da asco, se nota mucho lo mercenario. No importa informar, importa operar.
5
Bien por la paridad. Mal por la redacción, un dolor de ojos leerlos chicos.