Ciudad10.11.2017
(0)guardarlectura zen
Bergman y Angelici se disputan la banca de Johanna Picetti
LPOEnríquez y una funcionaria del rabino pelean por asumir el escaño de Picetti. Los escenarios.

 La exclusión de Johanna Picetti marcó el fin de una polémica en Cambiemos y el principio de otra. Patricia Holzman onceava postulante de la lista reclama ocupar por una cuestión de cupo femenino el lugar de la candidata acusada de abuso y maltrato. Semanas atrás la jueza electoral María Servini de Cubría había fallado a favor Jorge Enríquez, quien ocupaba el noveno puesto en la boleta.

Pero Holzman, una dirigente que responde a Sergio Bergman, no está dispuesta a resignar su banca, a la que podría acceder casi en forma milagrosa: Para que entrara el 11 candidatos Vamos Juntos hubiera necesitado más del 85% de los votos. De otro lado Enríquez tiene la banca de un pesado del macrismo como Daniel Angelici. El Tano había colocado a un legislador en la lista, pero ningún diputado nacional. Ni Bergman ni Angelici están dispuestos a resignar un escaño.

Ayer la Junta Nacional Electoral informó a los apoderados de las listas con diputados electos que el próximo 14 de noviembre podrían pasar a retirar sus diplomas. Había dos nombres que no figuraban en la nómina de Vamos Juntos, la versión porteña de Cambiemos. Uno de ellos es el de Picetti, cuyo caso está siendo analizado por la Cámara Nacional Electoral. El otro es el de Enríquez.

Si bien la situación de la postulante rebelde aún no está definida es casi imposible que asuma su banca. Si logra pasar el tamiz judicial Cambiemos bloqueará su situación en Diputados, aunque para eso necesitará antes negociar con la oposición. Si se llega a ese extremo hay familiares de la funcionaria dispuestos a dar su testimonio contra la propia Picetti.

El 19 de octubre pasado Servini la consideró "excluída" de la boleta y por eso Holzman presentó un escrito ante la jueza para "aclarar" si le correspondía a ella ocupar el lugar de la candidata rebelde por ser la "siguiente mujer de la lista en cuestión". La respuesta de la magistrada fue negativa, pero la jefa de Gabinete de Sergio Bergman decidió apelar ante la Cámara electoral, que aceptó analizar el caso.

El artículo 60 bis ordena que "las listas que se presenten deberán tener mujeres en un mínimo del 30% de los candidatos de los cargos a elegir y en proporciones con posibilidad de resultar electas". En el decreto que reglamenta la ley se aclara que "cuando una mujer incluída como candidata en una lista oficializada... cesara en el cargo por cualquier circunstancia antes de la realización de los comicios, será reemplazada por la candidata mujer que le siga en la lista respectiva".

Marcos Gutman, abogado de Holzman le explicó a LPO que Servini aplicó la ley como si Picetti hubiera sido electa, pese a que la misma jueza fue quien la excluyó tres días antes de la elección. Si la baja de la postulante hubiera sucedido luego de los comicios, el lugar sería para Enríquez.

Holzman obtuvo el onceavo puesto en la lista gracias a los oficios de Bergman, aunque son pocos los que le adjudican un gran trabajo al rabino. "El once te lo regalaban,¿ a quién le importaba? Ya sabían que no iban a entrar", analizó un dirigente macrista en diálogo con LPO. Para que entrara el onceavo diputado Vamos Juntos hubiera necesitado una cifra imposible.

Según pudo saber este sitio, Bergman quería a Holzman fuera del gabinete, aunque nunca imaginó que la solución para su salida fuera la asunción de la contadora como diputada.

Enríquez ocupa el siguiente lugar al de Picetti y tiene una larga trayectoria política. Llegó a la boleta de la mano de Daniel Angelici a uno de los puestos considerados "expectantes" aunque eran pocos los que creían que pudiese entrar. Llegar al Congreso era una misión complicada para el subsecretario de justicia porteño, pero podría no estar tan lejos.

Por increíble que parezca la mejor opción para Enríquez es que la Cámara admita a Picetti como diputada. En ese caso resultará "electa" y solamente sus propios compañeros podrán rechazar que asuma, como sucedió con el represor Luis Patti.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.