Reforma Tributaria10.11.2017
(3)guardarlectura zen
Macri ordenó no ceder ante la amenaza de Coca Cola de suspender una inversión de u$s 1.000 millones
LPOEl presidente está convencido que ante la epidemia de obesidad infantil hay que subir el impuesto a las gaseosas.

Tras el anuncio del Gobierno nacional de que dejará sin efecto la suba del impuesto al vino y a la cerveza, Coca Cola lanzó una amenaza brutal al Gobierno, al anunciar que si no se retrotrae la anunciada suba del tributo que pagan las gaseosas, suspenderá sus planes de inversión por u$s 1.000 millones en el país.

La advertencia llegó directamente desde la casa matriz de Coca Cola en Atlanta. Es que el impacto de la suba de impuestos a las bebidas azucaradas es total: Representan casi tres cuartas partes de las ventas de Coca Cola.

Y como si esa amenaza no fuera suficiente, el gigante mundial de gaseosas aseguró que dejará de comprar derivados del citrus en el NOA y otros productos de economías regionales (como limones, manzanas, naranjas, peras, pomelos, uvas y duraznos) que utiliza para sus bebidas.

Como explicó este medio, la queja en el sector es porque la reforma plantea un 0% para las gaseosas sin azúcar añadido, pero no contempla que actualmente existe una rebaja para las que usan jugo de frutas natural, lo que impulsa la producción citrícola. Ahora -sostienen- el impuestazo del 17% no tendrá en cuenta el uso de componentes naturales, por lo que para las empresas convendrá no utilizarlos -y apelar en su lugar a derivados del maíz-, ya que de por sí era más barato no hacerlo y ahora ni siquiera tienen el alivio fiscal.

Esta última decisión, según fuentes del sector, tendría un impacto de unos u$s 500 millones por año en el norte del país donde se proyecta que se venderán anualmente alrededor de 100 mil toneladas menos de azúcar a las embotelladoras.

Sin embargo, fuentes del gobierno afirmaron a LPO que por ahora existe la voluntad de mantener el tributo. En su reciente gira por Nueva York el propio Macri fue terminante en un encuentro con el número uno de Coca-Cola Latinoamérica, Alfredo Rivera. Le advirtió que no hay chances de dar marcha atrás con la suba del impuesto que pasaría de 8% al 17%.

Macri le advirtió en Nueva York al número uno de Coca Cola Latinoamérica, Alfredo Rivera, que no había ninguna posibilidad de que deje sin efecto la suba del impuesto a gaseosas azucaradas.

Macri tiene buenos argumentos de su lado: Las gaseosas son determinantes en la epidemia global de obesidad infantil. Un chico actual de 15 años ya comió mas azúcar que su abuelo en todo su vida. Y los niños argentinos están expuestos a 60 publicidades de comida chatarra por semana, como revela un estudio del diputado Diego Bossio, que ya el año pasado presentó un proyecto para castigar fiscalmente a las bebidas azucaradas.

Los cerebros de la reforma fiscal encabezados por Nicolás Dujovne se basaron en informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que advierten los serios problemas que causan las bebidas azucaradas a la hora de combatir la obesidad infantil.

Pero la polémica sigue encendida. Las autoridades del área de Economías Regionales de la CAME solicitaron una audiencia con el ministro de la Producción, Francisco Cabrera, para hacerle llegar la preocupación en las provincias por la suba del impuesto.

La Unión de Cañeros Independientes de Jujuy y Salta (UCIJS) alertó que el proyecto oficial "atenta contra la subsistencia de productores de caña de azúcar de las provincias del NOA y generará importantes pérdidas de puestos de trabajo".

El reclamo también fue acompañado por la Cámara Argentina de la Industria de Bebidas Sin Alcohol (Cadibsa) que pidió que en lugar de subir el tributo, el gobierno se dedique a combatir la evasión del sector. "Es preciso poner el foco en la evasión impositiva que supera el 30% en la industria y que si se la elimina, significaría una cifra mayor para el fisco de la que planea recaudar con este incremento impositivo", insistieron desde la Cámara.

"Si el motivo real del incremento impositivo está basado en un tema de Salud Pública, ningún producto que contenga alcohol entre sus materias primas debería estar exento de este tributo, sin excepción", agregaron, en referencia al vino que gracias a la presión de los gobernadores este jueves logró impedir que le apliquen el impuesto del 10% que preveía la reforma.

En cuanto al problema de la evasión, en el sector resaltan que en Brasil en vez de subir impuestos se apuntó a controlar toda la producción con la incorporación de caudalímetros, lo que redujo drásticamente el volumen que las empresas no declaraban. Según Cadibsa, la industria de bebidas sin alcohol genera en Argentina ventas que superan los $ 100.000 millones al año, de los cuales la mitad debería ingresar al fisco. Sin embargo, como la evasión alcanza al 30%, la recaudación por estas ventas está en el orden de los $ 35.000 millones.

Coca Cola, que posee el 50% del mercado de bebidas sin alcohol, representa para el Estado el 85% de lo que recauda por bebidas sin alcohol, lo que da cuenta del elevado nivel de informalidad que existe en el sector.

De todas maneras en Gobierno ratificaron a LPO que este tributo es una decisión personal de Macri que está muy preocupado por los altos índices de obesidad infantil.   

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
3
Cuesta creer que Macri sea tan bol-udo. ¿O será que LPO está dedicándose al pescado podrido? No me gustaría ni una cosa ni la otra, pero...
2
hay una gran diferencia entre el vino y las gaseosas y cerveza. Las dos ultimas explotan y consumen los acuiferos naturales y deprimen las napas. ¿que pasó en Quilmes? averiguen!!. Esa agua que es de todos los argentinos no la pagan y las empresas nos la cobran. EL VINO TIENE AGUA DEL JUGO DE UVAS QUE PROVIENE MAYORITARIAMENTE DE LAS LLUVIAS Y TODO UN PROCESO ARTESANAL INTENSIVO. ¿QUIEN APORTA VALOR AGREGADO Y QUIEN NOS CONSUME EL AGUA PARA PONERLE GAS Y POLVITOS TRAIDOS DE LA CASA MATRIZ EN USA? LA BIRRA ESTA EN EL MEDIO DE LOS DOS EXTREMOS.
1
¿Y a los ahorristas y a los que están en blanco...quién los defiende????