reforma tributaria09.11.2017
(2)guardarlectura zen
Los puntos clave de la propuesta de Consenso Fiscal que Macri le hizo a los gobernadores
LPOA pedido de Macri, los gobernadores analizan la forma de remplazar el impuesto a los Ingresos Brutos

La propuesta de Macri a los gobernadores para empezar a ordenar las finanzas públicas se centra en dos puntos claves: la rebaja de los impuestos distorsivos y, en especial, la modificación de la fórmula de actualización de las pensiones y jubilaciones. Con este nuevo cálculo -que se hará solo en base a la inflación y de forma trimestral- busca ahorrarse 100 mil millones de pesos durante 2018 con los que hacer frente a otras concesiones como la quita del impuesto al vino de la Reforma Tributaria.

Es que además, la Reparación Histórica fue un salvavidas de plomo para las cuentas públicas ya que solo por esta razón el déficit fiscal se amplió un punto del Producto Interno Bruto (PIB) sobre el medio punto que ya arrastraba y que fue cubierto en 2016 y 2017 con los ingresos del Sinceramiento Fiscal, pero no alcanzará para cubrir el flujo actualizado de erogaciones. Con lo cual incluso con estas modificaciones, de los 3,2 puntos del PBI de déficit fiscal primario del año que viene, poco menos de un tercio obedecerá al rojo de la Anses. 

Con este dinero, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, podría navegar la baja del déficit fiscal prometida para el año próximo y además hacer frente al arreglo alcanzado con la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal. Según difundieron fuentes oficiales, Macri le daría a la Provincia $20 mil millones adicionales a lo que actualmente está recibiendo a cambio de que ella retire el reclamo judicial por el Fondo del Conurbano.

Como publicó LPO, la propuesta consiste en derogar el artículo 104 de la Ley del Impuesto a las Ganancias que establece que el 36% de lo recaudado por este impuesto no ingresaba a la masa coparticipable y se dividía otorgándole $650 millones a la provincia de Buenos Aires, y 10% de lo recaudado a las demás provincias y el 20% a la Anses. Con la derogación, la masa coparticipable aumenta en $230 mil millones.

Para compensar el financiamiento que se le sacaría a la Anses, se aumenta de 70% a 100% el porcentaje de la recaudación del impuesto al Cheque que se destina a fondear el agujero previsional y la Nación se compromete a saldar cualquier diferencia que esta modificación podría ocasionarle a alguna provincia.

Y si bien la Reforma Tributaria en materia de alivio de la presión fiscal tiene gusto a poco para el sector privado porque se trata de una reforma que -como señalaron en la UIA- tiene subas ahora y bajas graduales y a cinco años, en materia impositiva el Gobierno apunta a una mejora en la calidad de los impuestos. En este sentido, Macri los instó a los gobernadores a volver a sus provincias y "hacer las cuentitas" para bajar el impuesto a los Ingresos Brutos -el rey de los impuestos distorsivos- y pensar en otro de mejor calidad que sea más gentil con la producción como los impuestos patrimoniales.

"Hay aspectos de la reforma tributaria nacional y provincial que no tienen cuestionamientos, porque vemos un consenso enorme en la necesidad de sacarnos de encima los impuestos que hoy están impidiendo que la Argentina pueda crecer más rápido, crear más empleo, ser más competitiva y productiva", destacó Dujovne tras la reunión con los máximos representantes de cada provincia.

Sobre este punto de la propuesta de consenso fiscal, Macri no llevó una solución clara sino que respetó las injerencias de cada provincia. LPO se comunicó con varias gobernaciones y todas ellas estaban en reunión con sus respectivos ministros de Hacienda para avanzar en este punto. La Ciudad de Buenos Aires, implementó una baja del impuesto que la compensará con una suba del ABL cercana al 20%, por ejemplo.

Como contraparte y además de los otros compromisos, el Estado Nacional se compromete a fomentar planes de retiro de empleados públicos para achicar el gasto y prohibe la creación de nuevos impuestos o la suba de alícuotas a los Bienes Personales. 

El miércoles próximo Macri volverá a reunirse con los gobernadores para seguir avanzando en el armado de este consenso fiscal, en el que el Poder Ejecutivo considera crucial que todas las provincias se comprometan y firmen el Pacto de Responsabilidad Fiscal antes de julio del año próximo. Para adherir a las reformas tributarias, el documento que el Ejecutivo repartió entre los gobernadores -al que LPO tuvo acceso en exclusivo- propone como fecha límite este 31 de diciembre.

Por eso, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio aseguró al fin del encuentro en la Casa Rosada que: "Vamos a trabajar con cada una de las provincias este acuerdo, escuchando inquietudes y contribuciones para que el consenso fiscal sea el mejor posible".

De momento, el Gobierno enviará el lunes próximo el proyecto de Ley de Reforma Tributaria al Poder Legislativo con todo lo presentado por el ministro Dujovne la semana pasada menos el impuesto interno al vino y al champagne. Cuanto antes sea analizado en comisiones, antes llegará al recinto. En función de lo que resuelva el Congreso, se harán las adaptaciones a la Ley de Presupuesto.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
Los que van a tener que empezar a "hacer las cuentitas" son los jubilados que aportaron 30 años y los que están próximos a jubilarse que también habrán tirado sus aportes para al fin de la vida cobrar migajas. Ahora tiene "consenso" que los jubilados pierdan el 10% con la nueva formulita.
1
TODO LISTO PARA EL GERONTICIDIO