España10.10.2017
(0)guardarlectura zen
CUP: Un sector radical de los independentistas rompe con Puigdemont y abandona el Parlament
LPODesde la CUP mostraron su furia con el líder catalán por abrir una negociación con España.

Tras supeditar la independencia de Cataluña a un proceso de negociación con España, Carles Puigdemont es objeto de las críticas tanto por parte del gobierno como desde el sector político más duro en el Parlament.

Desde la Candidatura de Unidad Popular (CUP) bajaron fuertes cuestionamientos hacia el presidente de la Generalitat porque, según argumentan, el líder catalán cambió a última hora el plan para proclamar la Declaración de Independencia: "No era este el pleno que quería la CUP. Una hora antes del inicio se cambiaron todos los guiones. Nosotros no avalamos la suspensión de la declaración de independencia", dijeron.

En una rueda de prensa, el portavoz de ese partido, Quim Arrufat, anunció que la CUP suspenderá la actividad parlamentaria y abandonará el Parlament. "No permitiremos que esta legislatura acabe sin la aplicación de los resultados del referéndum. Ha quedado tocada la confianza en el Govern", dijo Arrufat.

Con una organización asamblearia y con líneas ideológicas que defienden causas independentistas y ecologistas, la CUP es el sector más radical del separatismo catalán.

El crecimiento de ese partido fue meteórico en los últimos años. En las elecciones parlamentarias de 2015, la CUP logró 10 bancas en el Parlament. Además, es -junto con JxSí- la única fuerza independentista con representación en el Parlament.

Durante plenario de hoy de Puigdemont en el Parlament, los diputados de la CUP no aplaudieron ni se levantaron cuando el presidente de la Generalitat terminó su discurso. Al finalizar la comparecencia, todos los miembros del partido se quedaron sentados en sus bancas. Fue una diferencia notoria con la bancada de JxSí que se levantaron y ovacionaron al líder catalán.

Los diez diputados ingresaron tardíos y con caras largas a un Parlament abarrotado de periodistas y blindado por los Mossos d'Esquadra. Tras las palabras de Puigdemont se retiraron sin saludar al presidente catalán ni a ningún miembro del Govern.

Más tarde harían catarsis en Twitter con una frase del cantante Ovidi Montllor: "El canto ganará a la tristeza y la esperanza se habrá hecho grande, por todas partes parirá, ¡libertad! Bienvenida República. Ganaremos".

En tanto, la organización juvenil de Arran, que forma parte del entorno de la CUP, fue más lejos en su valoración negativa hacia el discurso de Puigdemont y afirmó que "estamos asistiendo a una traición inadmisible. Hoy Carles Puigdemont frena el mandato popular claro y rotundo del referéndum".

En otro texto arremetieron contra JxSí. "En el Passeig de Sant Joan se respira rabia e indignación. ¿Millones de personas heridas para esto? No tenéis vergüenza Junts pel Sí", escribieron en referencia a las cargas policiales del 1-O.

En la previa al discurso de Puigdemont, los diputados de la CUP presionaron fuerte para que el presidente de la Generalidat proclame una República catalana. Los diputados apuraron declaraciones periodísticas en favor de la independencia, una fuerte presión hacia el presidente del gobierno catalán.

Antes del plenario, la CUP había intentado forzar un cambio en una reunión final con JxSí en la que también participó el ex presidente de cataluña, Artur Mas. En el encuentro, que obligó a retrasar una hora el pleno, la CUP se acabó contentando con la declaración de independencia informal que luego firmaron sus diputados.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.