Inflacion02.08.2017
(0)guardarlectura zen
La suba del dólar hizo saltar las expectativas de inflación al 22% para 2017
LPOEl Relevamiento de Expectativas de Mercado de Sturzenegger disparó sus pronósticos de inflación y dólar.

La suba del dólar a $18 -que el mercado no anticipaba hasta el mes pasado- hizo subir las expectativas de inflación, para el nuevo IPC Nacional, del 21,5% a 22%, según se desprende del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que publica mensualmente el Banco Central. Para el IPC-GBA, la mayor medición del Indec hasta hace dos meses, la inflación esperada saltó de 21,6% a 22,3%.

El REM, un documento que promedia las estimaciones de 55 consultoras, bancos, universidades y analistas de mercado, tomó cuenta de la aceleración de la divisa durante el mes de julio y estimó que para dicho mes la inflación fue del 1,9%, es decir 0,4 puntos porcentuales más que lo esperado un mes atrás.

El alza de 0,5 puntos porcentuales de las expectativas de inflación para 2017 es la octava suba consecutiva mensual que registra el REM. Esta nueva marca de 22% obedece a dos factores, según analizaron para LPO dos expertos: por un lado, la aceleración del dólar a $18 y la persistencia de una política monetaria expansiva.

Desde la consultora Estudio Bein, Santiago Mosquera aseguró a LPO que el alza de las expectativas de inflación de acá a fin de año "viene por el lado de la suba no anticipada en el dólar, justamente hay tradición de que haya algo de traslado a precios". Para Bein, la inflación de julio fue de 2,1% de los cuales 1 punto porcentual se explica por los aumentos de prepagas, expensas, servicio doméstico, cigarrillos y combustibles.

De todos modos, Mosquera advirtió que el traslado a precios de la suba del dólar "puede estar limitado, sobre todo si en agosto vemos un dólar quieto o en baja como estos primeros días". De momento, la suba ya la notaron en alimentos y bebidas. "En un mes que había empezado tranquilo, (este rubro) sufrió un poco la depreciación del tipo de cambio y terminó en 1,2%, dejando un arrastre de 0,9% para el mes que viene".

"Para agosto tenemos una proyección preliminar de 1,8%, por el arrastre que dejaron los alimentos y lo que pega de prepagas, taxis y expensas, que dejan un piso de 0,8% para el mes", dijo Mosquera. Y esta proyección no dista demasiado del 1,5% que el mercado espera en su conjunto de acuerdo con el REM. Hasta el mes pasado, el mercado esperaba que en agosto, la suba de precios se hubiera desacelerado a 1,3% mensual.

Para agosto, el mercado espera en su conjunto una inflación del 1,5% mensual. Hasta junio, REM marcaba una expectativa inflacionaria de 1,3% para este mes.

Por su parte, para el director de la consultora Economía y Regiones, Diego Giacomini, el hecho de que la política monetaria esté mostrando un sesgo expansivo es la razón del salto. "Esto va de mal en peor. La inflación se va a acelerar", aseguró a LPO en base a sus cálculos que evaluaron que en julio la inflación núcleo -la que no contempla los bienes estacionales ni regulados- trepó 1,8% mensual.

De acuerdo al REM, la inflación núcleo anual acumulará 20,1 puntos porcentuales del aumento del 22% esperado de los precios para todo 2017. Para agosto, se espera que en el IPC-GBA núcleo sea de 1,4% y que en los restantes cuatro meses se mantenga fija en 1,3%.

Para el economista, las elecciones no son la causa de la aceleración de la inflación, pero no crean que sean ajenas a la política del Banco Central: "Si Cambiemos pierde, (el jefe de Gabinete Marcos) Peña va a querer que ruede la cabeza de Sturzenegger", aseguró.

De todos modos, el mercado sigue confiado en que la inflación bajará por lo que proyecta que la batalla antiinflacionaria continúe, solo que a un ritmo sustancialmente menor a la pauta establecida por el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger. Así en julio, las expectativas de inflación para 2018 saltaron -de 12,3% anual esperado en junio- a 15,5%, cada vez más lejos de 10% +/- 2% de la meta de inflación oficial. Y para 2019, pasaron de 9,6% a 10,4%.

Conforme con esta mayor lentitud en la baja de la inflación, el mercado también espera que la tasa de interés también se demore en bajar. Para agosto, el REM muestra una expectativa de tasa de política monetaria de 26,5% que se reduzca gradualmente hasta llegar al 23,75% en diciembre (175 puntos básicos más arriba de lo que se esperaba un mes atrás).

Con un dólar esperado a $18,30 a fin de año, las expectativas de julio marcaron un alza de 50 centavos respecto de las expectativas de junio. Estos cambios no afectaron el PBI esperado para 2017. El mercado confía que 2017 la actividad haya acumulado una variación positiva del 2,7% anual, con un 1% de crecimiento en el tercer trimestre y 0,9% en el cuarto trimestre (0,1 punto menos de lo esperado un mes atrás).

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.