Venezuela12.07.2017
(1)guardarlectura zen
México y España envueltos en una ola de rumores sobre el exilio de Maduro
LPO (México DF)Las versiones indicaban que estarían negociando una salida al régimen, tras la prisión domiciliaria a Leopoldo López.

La liberación -aunque sea parcial- de Leopoldo López despertó un enorme entusiasmo en la oposición venezolana. En las últimas horas, esa concesión de Nicolás Maduro agitó una ola de rumores sobre las presuntas negociaciones ocultas que se estarían llevando a cabo en estos días para sellar la salida del presidente de Venezuela. Así se instaló el rumor en círculos diplomáticos españoles que incluyeron a México en la mesa de las negociaciones.

Las versiones se esparcieron entre periodistas y políticos del país ibérico, pero no fueron confirmadas por ningún funcionario. Desde Madrid, colegas de la prensa explicaron que las redacciones no consiguen ninguna declaración oficial pero sí admiten que se instaló el comentario de una negociación amplia con el régimen chavista que incluye la participación del ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero, que según los trascendidos también jugó un rol importante en la liberación de López.

El escenario se repite en Asuntos Exteriores de España y en la Embajada española en Caracas, en donde recibieron una ola de llamadas para consultar si efectivamente hay un acuerdo en torno al exilio de Maduro. "El ministro Consejero español en Caracas no tiene información al respecto. Dice que lo llamaron varias veces para preguntar y que el rumor salió de políticos venezolanos", explicaron fuentes diplomáticas LPO.

Las versiones según pudo reconstruir LPO, se originaron en sectores de la oposición Venezuela y fueron alimentadas por un audio sin identificar, lo que alimenta las sospechas de una operación de inteligencia para debilitar a Maduro. Las versiones de exilio del presidente venezolano incluyen destinos tan disímiles como Rusia, Panamá y ahora España.

Si bien la versión de un exilio inminente de Maduro fue descartada de plano por fuentes diplomáticas, lo que está claro es que hay algún tipo de negociación en curso, que incluye a España y México en lugares centrales.

"El audio es falso", sentenciaron a LPO desde España.

Según estas versiones, las negociaciones se complicaron porque sólo le estarían garantizando el asilo a Maduro y su familia y a ningún otro miembro de su gabinete. 

El mismo rumor señaló la participación de México en las supuestas negociaciones, versión que fue desmentida por la Secretaría de Relaciones Exteriores a LPO, pero que cobró sentido por el protagonismo que tomó el canciller mexicano Luis Videgaray en los cuestionamientos regionales al régimen de Maduro, como quedó claro en la última reunión de la OEA en Cancún. 

Si bien la versión de un exilio cercano era considerada como "improbable" por las fuentes de la diplomacia consultadas por LPO, lo que está claro es que hay algún tipo de negociación en curso, que incluye a España y México en lugares centrales.

Sin ir más lejos, este martes durante una visita a Washington el canciller se refirió otra vez a Venezuela y festejó la liberación de Leopoldo López.

"Es una decisión que recibimos con alegría, naturalmente, alegría con respecto a su familia, pero sin duda debe ser parte de un proceso. Ojala sea signo de que inicia un proceso donde se restablezca no solamente la paz, que es lo esencial, sino la democracia, la democracia representativa con pleno respeto a la división de poderes", afirmó el canciller mexicano, dejando en evidencia al hablar de "un proceso" que la liberación del líder opositor podría ser parte de negociaciones más amplias con el régimen chavista.

Y avanzó todavía un poco más: "Creemos que como está planteado, el proceso constituyente no está convocando a una reconciliación del pueblo venezolano. Sin duda tienen que ser los venezolanos quienes decidan cómo salir de la crisis a través de un proceso negociador, pero en los términos que está planeado pero no se está convocando a la concordia".

Lilian Tintori, la mujer de Leopoldo López, saluda al presidente del Senado de México.

La presión internacional sobre Maduro no cesa. La OEA, el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU, Amnistía Internacional, Human Right Watch y los presidentes Donald Trump, el propio Enrique Peña Nieto, Mauricio Macri (Argentina), Pedro Pablo Kuczynski (Perú), Juan Manuel Santos (Colombia), Justin Trudeau (Canadá) y Mariano Rajoy (España), entre muchos otros, pidieron la liberación de los presos políticos.

Poco tiempo después de ser encarcelado -acusado de instigar manifestaciones en 2014 que provocaron la muerte de 43 personas y cientos de heridos-, su esposa Lilian Tintori encabezó una tenaz campaña internacional pidiendo su liberación. En México se reunió con diputados, senadores y dirigentes de casi todos los partidos. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
Todo el ratonaje liberal incorporado en los gobiernos e instituciones como OEA, ONU y Derechos Humanos succionándole el tuje al imperio para eyectarlo del poder a Maduro. Nadie explica que los cinco ex-presidentes y el papa Francisco vienen trabajando para formalizar un pacto entre la oposición envirosada y el gobierno constitucional venezolano que no han arribado a nada porque la oposición salvaje solo quiere echarlo a Maduro que forma parte de un gobierno elegido democráticamente por la población mayoritaria y tiene mandato hasta el 2019. Todos hicieron mutis por el foro cuando se trató de los golpes palaciegos contra Zelaya en Honduras, Lugo en Paraguay, Rousseff en Brasil. Todos estos adefesios que aprueban a mano alzada el ataque sistemático contra Maduro, representan absolutamente la hipocrecía del sistema capitalista determinado por el imperio estadounidense. Si Jesucristo retornara de su ostracismo allá muy arriba en el reino del señor, y se propusiera como férreo defensor del compañero Maduro, seguro, seguro que lo volverían a crucificar por pedido expreso de las agencias y servicios secretos norteamericanos y esta vez, boca abajo con la cruz invertida, para culpar a aquellos que profesan ritos satánicos y esotéricos. La remil pmqlrmpp.