RUSIA10.07.2017
(0)guardarlectura zen
Ahora el hijo de Trump quedó involucrado en el escándalo con Rusia
Por Hernán SarquisSe reunió con un abogada rusa cercana al Kremlin en plena campaña y le habría comentado de ataques a Hillary.

La trama de espías rusos y sus nexos con la campaña de Donald Trump se niega a morir. A pesar de los múltiples intentos del presidente por matar la historia, parece que cada acción que toma solo consigue revivirla. Durante el fin de semana el New York Times, diario que junto al Washington Post ha revelado los capítulos más jugosos de la historia, reportó que durante la campaña una abogada rusa se reunió con Donald Trump Jr., hijo mayor del magnate, para supuestamente proporcionarle información negativa de Hillary Clinton y así favorecer la campaña del hoy presidente. A la reunión habrían asistido también el entonces director de campaña Paul Manafort, quien está bajo investigación por sus nexos con Rusia, y el yerno y uno de los asesores más cercanos al presidente, Jared Kushner.

La simple presencia de estos tres personajes en la misma habitación que una abogada cercana al Kremlin, desmiente los dichos de media docena de altos funcionarios cercanos al presidente. Desde el vicepresidente Mike Pence, pasando por el vocero Sean Spicer, la asesora Kellyanne Conway, y hasta llegar al propio Donald Trump, todos han negado en repetidas ocasiones y de manera contundente que la campaña del presidente se hubiese reunido con personajes rusos durante la elección. Con un comunicado, Trump Jr. acabó con la historia oficial que durante ocho meses la administración ha intentado sostener.

La reunión podría terminar por llevar a Donald Trump Jr. y a Jared Kushner ante el comité de inteligencia del Senado, el mismo que entrevistó a James Comey y a otros altos funcionarios.

De hecho, la reunión podría terminar por llevar a Donald Trump Jr. y a Jared Kushner ante el comité de inteligencia del Senado, el mismo que entrevistó a James Comey y a otros altos funcionarios respecto a la posible colusión entre la campaña Trump y el gobierno ruso.

Este lunes la senadora republicana Susan Collins, quien pertenece a dicha comisión, dijo a la prensa que "nuestro comité de inteligencia necesita entrevistarlo a él a y los otros que atendieron la reunión".

Después de asegurar el sábado que su reunión con el personaje mencionado había sido para discutir temas de adopción de niños rusos por familias norteamericanas, ayer Trump Jr. rectificó y mediante un comunicado confirmó que en efecto se había reunido con una persona que -de acuerdo a "un conocido"-le había prometido información dañina para la campaña de Hillary Clinton. Trump matizó diciendo que rápidamente le quedó claro que esa persona no poseía ninguna información en ese respecto, y que la reunión de alrededor de media hora había girado en torno al tema de la adopción.

"Después de intercambiar cortesías, la mujer aseguró que tenía información de que individuos conectados con Rusia estaban financiando al Comité Nacional Demócrata y apoyando a la señora Clinton", aseguró el hijo del presidente. "Sus dichos eran vagos, ambiguos, y no tenían sentido. No dio detalles ni información que lo confirmara, ni la ofreció. Rápidamente quedó claro que no tenía información significativa".

Tras el alud de críticas en los medios y en Twitter, el hijo del presidente intentó justificar su encuentro con la abogada cercana al Kremlin, asegurando que "tenía que escuchar la información".

De acuerdo a Trump Jr., la mujer que ha sido identificada como la abogada con nexos con el Kremlin Natalia Veselnitskaya, cambió de tema y fue entonces que empezó a hablar del asunto de la adopción. Cuando Estados Unidos impuso sanciones a Rusia hace unos años por su invasión en Ucrania, el Kremlin promulgó una ley que prohíbe a norteamericanos adoptar niños rusos.

Trump Jr. aseguró también que su padre no había tenido conocimiento de la reunión "o de ninguno de estos eventos". Versión difícil de creer, considerando que dos de sus asesores más cercanos y su propio hijo estuvieron presentes.

Tras el alud de críticas en los medios y en Twitter, el hijo del presidente intentó justificar sus acciones, asegurando que "tenía que escuchar la información".

"Obviamente soy la primera persona en una campaña en asistir a una reunión para escuchar información sobre un oponente... no fue a ningún lado pero tenía que escuchar".

No todos estuvieron de acuerdo con el joven Trump. Richard Painter, abogado que fungió como el principal asesor en asuntos éticos del presidente George W. Bush, condenó los actos reconocidos por el hijo del presidente:

"Este fue un esfuerzo por obtener información contra un oponente en una campaña política norteamericana de los rusos, quienes se sabe que estaban participando en espionaje al interior de Estados Unidos. No obtenemos nuestra investigación de la oposición de espías, no colaboramos con espías rusos, a menos que queramos ser acusados de traición".

Ante la solicitud de la senadora Collins, Trump Jr. respondió: "Estoy feliz de colaborar con el comité y decirles lo que sé".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.