Piquetes17.03.2017
(2)guardarlectura zen
En la Ciudad apuntan al hombre de Quintana en Desarrollo Social por el caos de tránsito de los piqueteros
LPOAfirman que Matías Kelly, hombre fuerte en la cartera de Stanley, desmadró la relación con los movimientos sociales.

El centro de la Ciudad esta semana fue un infierno en el que compitieron piqueteros y el fracasado cuerpo de tránsito porteño, para ver quien le complicaba más la vida a la gente. Todo comenzó con la pulseada entre los movimientos sociales y la administración de Macri por la demora en reglamentar la ley de Emergencia Social, pero luego derivó en una escalada de piquetes varios con epicentro en el ministerio que conduce Carolina Stanley y golpes colaterales en la cartera de Jorge Triaca.

La Casa Rosada a través de Patricia Bullrich intentó direccionar la bronca hacia la "inacción" de la flamante policía de Horacio Rodríguez Larreta, pero desde el edificio de Parque Patricios la respuesta fue contundente: "Estamos ante un problema político, no de seguridad".

El problema político, según las fuentes consultadas por LPO, no es otro que el titular de la Unidad Ejecutora de Ingreso Social con Trabajo, Matias Kelly, quien con el empuje del vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, se erigió en el hombre fuerte de Desarrollo Social.

Con el típico perfil de CEO cool que seduce al dueño de Farmacity, este ex ONG que la revista femenina Olalá del Grupo La Nación, definió como "un banquero ético", no tuvo mejor idea que monopolizar la relación con los movimientos sociales que hasta su intervención, el gobierno de Macri venía manejando de manera razonable.

El blend palermitano de CEOs cool, política y compromiso social, parece seducir al vicejefe de Gabinete. 

Hasta diciembre del año pasado, este "banquero ético" fue líder de las ONGs Sistema B y Ashoka que según Kelly, nucleaba a "empresas de triple impacto: económico, social y ambiental".

Internamente, por su pasado en la ONG, al hombre de Quintana lo tildan de "naif" y le reprochan haber sentado a los representantes de las organizaciones sociales en el Consejo Económico Social y haberles blanqueado los planes que iban a repartir por lo que cada una de las agrupaciones buscó llevarse la mayor parte de lo dispuesto.

"Se manejó como una empresa y se le fue de las manos", se quejaron ante LPO fuentes porteñas. Un experimentado líder piquetero agregó ante este medio: "No es un mal pibe, sólo que no sabe nada de política, es como si te mandara a vos a pilotear un submarino".

Sin embargo, no solo los de Ciudad enfurecieron contra Kelly, también hay funcionarios de Nación que ya piensan que deberían correrlo de la cartera a cargo de Carolina Stanley. Kelly en distintas entrevistas ofrece como norte de su gestión, la típica visión PRO de derecha light que mezcla couching corporativo con generalidades voluntaristas.

No obstante, Quintana lo respalda y acaso desde su mirada es consistente: Este jueves designó a Natalia Zang, ex CEO de la firma de ropa cool Jazmin Chebar, para enfrentar la crisis social que golpea el Conurbano. El blend palermitano de CEOs cool, política y compromiso social, parece seducir al vicejefe de Gabinete. 

En tanto, la administración de Larreta insisten con que el conflicto en el tránsito no se soluciona con policía, si no ordenando la riña entre Desarrollo Social y las organizaciones sociales. Además, el Gobierno porteño -con bastante sentido común- se niega a volver realidad la imagen de gases lacrimógenos y gente corriendo por la 9 de Julio mientras reprimen, mucho menos en un año electoral.

La Ciudad estuvo cortada este viernes por cuarto día consecutivo.

"Piden represión hasta que reprimís", observan desde Parque Patricios.

Cuando Macri ganó la Presidencia, Vidal la Provincia y Larreta la Ciudad, en el PRO celebraban alegando que iba a haber coordinación y se iban a terminar las peleas de Cristina y Macri que dificultaban enhebrar políticas entre los distintos niveles del Estado.

 Pero las actuales circunstancias muestran todo lo contrario. En la Ciudad se quejan y dicen que los funcionarios de Nación "hacen lo que quieren" y pese a que Larreta es amigo de Quintana y sugirió su ingreso al gabinete, aún no logran coordinar cosas como la contención -previa- de los piquetes.

Otra cuestión que enfurece al Gobierno porteño es que, si bien las organizaciones sociales avisan cuando y donde harán cortes, la dinámica del Gobierno nacional es esperar a que explote y después llaman a negociar. 

Si bien, en gran parte el conflicto surge de cuestiones que provienen del Ministerio de Desarrollo Social, Jorge Triaca también debe enfrentar las manifestaciones en el Ministerio de Trabajo.

Tal es así que el último miércoles, las organizaciones sociales que acampaban desde las 6 de la mañana frente al ministerio de Stanley, levantaron el piquete tras un acuerdo parcial, pero se trasladaron al cruce de avenida de Mayo y Piedras, donde algunos de sus representantes se encontraban reunidos con funcionarios del Ministerio de Trabajo. "El problema en Trabajo es la burocracia y la falta de timing político de algunos funcionarios", explicaron las fuentes.

"Esta semana habíamos logrado que una de las marchas deje dos carriles libres por el bajo, tenían un encuentro pautado a las 15 en Trabajo y un rato antes llamó el subsecretario diciendo que no iba a poder atenderlos, ahí se pusieron como locos y cortaron . toda la avenida", recuerda la fuente consultada.

"Piden represión hasta que reprimís" observan desde Parque Patricios.

Por otra parte, la administración porteña pide el silencio de Patricia Bullrich, que dijo que los cortes en Ciudad son responsabilidad de Larreta y que ella no iba a permitir que se realicen cortes en los accesos a la Capital. Sin embargo, el pasado miércoles dejó que manifestantes pasen por Puente Pueyrredón. "La pasaron por arriba", se burlaban en la administración de Larreta.

La respuesta desde el Ministerio de Seguridad es indignada: "El costo político por los cortes los paga Patricia, cuando es total y completa responsabilidad de la Ciudad". Además niegan no haber podido con los piquetes de la última semana: "Nosotros levantamos todos los piquetes de Panamericana, General Paz, Puente Pueyrredón".

"El Presidente lo dijo clarito el año pasado, le pidió a la Ciudad que se haga cargo" sentencian desde Seguridad nacional ante LPO.

Sin embargo, mientras las administraciones macristas continúan esta pelea, este viernes organizaciones sociales se atrincheraron en el Ministerio de Desarrollo Social y hasta se dieron el gusto de encargar pizzas.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
s
1
Me da vergüenza ajena cuando veo que alguien que no sabe bien qué decir la caretea ?camufla? usando palabras extranjeras inventadas.

¿Qué quieren decir con ?couching corporativo?? ¿Será que se refiere a los que tienen un sofá (?couch?) en la oficina y duermen una siestita de vez en cuando? ¿O será ?coaching? con ?a??
¿Qué quiere decir con ?timming político?? ¿Tiempo político, o le pone una extra ?m? a la palabra inglesa ?timing? para sonar más ?cheto?

Ojo con Natalia Zang. En el afán de darle con un caño se olvidaron de que por varios años fue directora financiera de Farmacity, la mayor cadena de farmacias de Argentina.