Estados Unidos17.03.2017
(0)guardarlectura zen
El vocero de Trump tuvo que pedirle disculpas al Reino Unido por acusarlos de espionaje
LPO (México DF)Spicer prometió que no volverá a hacer acusaciones contra el GCHQ, el servicio de inteligencia británico.

Hace dos semanas Donald Trump decidió acusar a Barack Obama, de haber ordenado que intervinieran sus comunicaciones durante la pasada la elección. La acusación violó una docena de tradiciones y puso en duda la estabilidad misma del Estado.

Cuestionar a un expresidente no es algo común, pero acusarlo abiertamente de fraude electoral, espionaje y abusar de funciones con las que ni siquiera cuenta, fue audaz hasta para Trump.

Este viernes los medios británicos reportaron que el Secretario de Prensa Sean Spicer se comunicó con el staff de la Primer Ministra Theresa May para asegurarles que no volvería a repetir las acusaciones que hizo contra el GCHQ, el servicio de inteligencia del Reino Unido.

Y es que horas antes, en su urgencia por darle una salida a las acusaciones de Trump, Spicer citó a un comentador de Fox News que aseguró que Obama había utilizado al GCHQ para espiar al equipo del magnate. Se trata del ejemplo más reciente de los problemas que las acusaciones de Trump contra Obama han metido a toda su administración.

Un vocero de Downing Street declaró a medios ingleses: "Hemos dejado claro a la administración [de Trump] que estas acusaciones son ridículas y deben ser ignoradas, y nos han asegurado que no serán repetidas".

Como muchas de las creencias de Trump, el origen de su reciente ataque contra su antecesor parece haber provenido de las entrañas de los portales de teorías de la conspiración. Trump es un ávido lector de Breitbart, portal de la ultraderecha antes dirigido por su asesor Stephen Bannon, quien en repetidas ocasiones lo llamó la voz de la alt right.

Hemos dejado claro a la administración de Trump que estas acusaciones son ridículas y deben ser ignoradas, y nos han asegurado que no será repetidas.

El 3 de marzo, un día antes de que Trump disparara sus acusaciones contra Obama, Breitbart publicó una nota citando al locutor y seguidor de las teorías de la conspiración Mark Levin, quien formuló en uno de sus programas la hipótesis de que Obama había ordenado espiar al magnate.

Inmediatamente el equipo de Trump buscó la forma de desmarcarse del asunto. Sean Spicer emitió un comunicado a los pocos días demandando una investigación del Congreso, "ni la Casa Blanca ni el presidente comentarán sobre el tema hasta que la investigación ocurra", dijo el vocero, lavando sus manos y las de su jefe por al menos unas semanas.

Sin embargo, el comité del Congreso encargado de investigar este tipo de temas solicitó a la Casa Blanca proveer alguna evidencia. Entre ellos el congresista Jim Himes, demócrata de Connecticut, quien exigió que Spicer presentara alguna prueba, y calificó las acusaciones de Trump "un desastre". Incluso republicanos como Marco Rubio dijeron no tener idea de lo que Trump estaba hablando.

Trump durante la visita que le hizo Theresa May a la Casa Blanca.

Spicer y el resto del equipo se mantuvieron lejos de los medios durante unos días. Cuando finalmente Spicer volvió a enfrentarse a los corresponsales de la Casa Blanca, retomó una de las viejas defensas que el equipo Trump ha usado desde la campaña: no tomar al presidente de forma literal. "El presidente usó la palabra intervención [wiretaps] entre comillas para decir, a grandes rasgos, vigilancia y otras actividades".

Por su parte, el presidente del Comité de Inteligencia en la asamblea de representantes, el republicano Devin Nunes, aseguró que "no tenemos ninguna evidencia de que [el espionaje] haya sucedido. No creo que haya habido una vigilancia a la Trump Tower".

Hace dos días Trump apareció en el programa del periodista de la Fox Tucker Carlson, quien, a pesar de conducir un programa pro-Trump, confrontó al presidente con las acusaciones de espionaje.

El presidente usó la palabra intervención entre comillas para decir, a grandes rasgos, vigilancia y otras actividades.

"He estado leyendo cosas", respondió el presidente sobre de dónde había sacado que Obama lo espiaba, "creo que el 20 de enero en un artículo del New York Times sobre wiretapping, creo que usaron ese término exacto", dijo. El Times ya desmintió la declaración.

Después, Trump dijo que lo había sacado del programa Bret Baier, otro reportero de la Fox, "estaba hablando sobre ciertos, sobre cosas complejas que estaban pasando y sobre wiretapping, dije, un momento, están hablando mucho sobre wiretapping. No lo voy a discutir porque esta frente al comité y vamos a enviar cosas al comité", balbuceó el presidente.

"Pero usted está a cargo de las agencias [de inteligencia], ¿por qué no ir con ellos [y preguntarles]?", increpó Carlson. "No quiero debilitar a ninguna agencia", respondió Trump. "Estaremos enviando algunas cosas y yo estaré hablando de esto la próxima semana y hasta ahí quiero dejarlo". Trump aprovechó también para increpar a la CIA por haber sufrido un hackeo durante el gobierno anterior, "sucedió durante los años de Obama", dijo.

"Creo que tenemos muchas cosas ahorita. Si ves a Bret Baier y lo que estaba diciendo y hablando, y como dijo la palabra wiretapped, senti confianza de decir su nombre y otras personas [en mi equipo] también. Cuando dije wiretapped estaba entre comillas y [el término] cubre muchas cosas; es un término anticuado", concluyó el presidente de Estados Unidos.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.