Gobierno14.02.2017
(4)guardarlectura zen
Marcos tuvo que defender el acuerdo del Correo: "La transparencia es total"
LPOLa crisis escaló y obligó al jefe de Gabinete y al ministro Aguad a salir a dar explicaciones.

Tras varios días de silencio, la crisis por el Correo Argentino obligó al jefe de Gabinete, Marcos Peña, a salir a dar explicaciones y defender el escandaloso acuerdo para condonarle a Franco Macri una millonaria deuda. "La transparencia es total", afirmó.

Lo hizo luego de la reunión de gabinete que encabezó Mauricio Macri en la Quinta de Olivos. Junto al ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, Peña buscó desligar al Presidente del escándalo y aseguró que no hay conflicto de intereses, pese a que el acuerdo beneficia a los propios hijos de Macri.

La reacción del Gobierno se da después de casi una semana de tratar de minimizar el tema. Como suele hacer, la Casa Rosada empezó ninguneando el escándalo y mandó a dar explicaciones a funcionarios de tercera línea. Recién al tercer día salió Aguad. Además, como explicó LPO, Macri eludió participar de una conferencia de prensa. Se trata de una estrategia clásica del Gobierno, que le resta importancia a los temas pero luego debe necesariamente salir a dar explicaciones, como sucedió con los Panamá Papers o el caso Arribas.

"Estamos absolutamente tranquilos y convencidos de lo que somos y de lo que vinimos a hacer en la Argentina, un cambio sobre la forma en que se gobierna, sobre la transparencia, sobre la conducta de los funcionarios", sostuvo Peña, que en todo momento buscó desviar el tema a una discusión sobre macrismo o kirchnerismo, en línea con el discurso de campaña del Gobierno.

Incluso, le apuntó directamente a Cristina Kirchner. "Acá no hay nada absolutamente raro sino que hay la vocación de resolver un problema que muchos opositores, entre ellos la ex presidenta que denuncia livianamente, no se ocupó de resolver cuando ellos gobernaron", lanzó el jefe de Gabinete. "Es importante investigar por qué no se hizo el acuerdo en los 12 años de kirchnerismo", agregó, sugiriendo algún tipo de acuerdo entre el anterior gobierno y Franco Macri.

Tanto Peña como Aguad repitieron que el acuerdo por el Correo es "técnico-judicial" y que "no intervino la política", aunque el ministro de Comunicaciones admitió haber intervenido. "Yo lo he dicho y lo repito: jamás consulté este tema con el Presidente porque él tiene vedado por ley interesarse de cualquier cuestión en la que algún familiar esté involucrado", aseguró el cordobés.

"Este es un tema que jamás ha sido debatido en forma política ni de forma puntual con el Presidente porque es un tema técnico de carácter judicial en el que Estado, como con muchos otros temas, actúa mediante sus áreas competentes", agregó el jefe de Gabinete.

Para defenderse, Peña anunció que el Gobierno solicitará de manera "urgente" una audiencia a la Cámara Federal para "abordar de manera integral" el conflicto por el acuerdo con la firma del grupo Socma, al tiempo que le pedirá que se convoque a "un panel de expertos independientes" para evitar cualquier "tipo de duda en el conflicto de intereses". También indicó que pedirán a la Auditoría General de la Nación (AGN) que entregue "un veredicto técnico" antes de "suscribir una postura definitiva".

Esta reacción del Gobierno es completamente diferente a la que tuvo al momento de aceptar el acuerdo con Correo Argentino. En ese momento, un funcionario de tercera línea, con una designación provisoria, aceptó la propuesta sin ningún respaldo técnico ni autorización legal para hacerlo.

Por otro lado, Peña y Aguad defendieron la intervención de la Oficina Anticorrupción, que conduce Laura Alonso, pese a que tardó 48 horas en salir a hablar del escándalo del Correo y hasta ahora sólo dijo que inició una "actuación" sobre el acuerdo.

El ministro de Comunicaciones intentó explicar por qué el tema no pasó por ese organismo cuando se cerró el acuerdo y metió la pata. "No se consultó a la Oficina Anticorrupción porque el acuerdo no tiene que ver con la corrupción", señaló, acaso sin contemplar que la OA interviene para detectar incompatibilidades y conflictos de interés, algo muy evidente en este caso.

Como reveló LPO, en este caso la actuación de Alonso es muy sugestiva ya que recibió en su despacho al titular del Correo, Jorge Irigoin, tres semanas antes de que se concretara la audiencia pública en la que se cerró el acuerdo.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
4
La transparencia de Marcos Peña, es como los peces de colores, que veía Cabandié en el riachuelo
3
Ya Oscar Lamberto, de la Auditoría General de la Nación (AGN), le pintó la cara a este incapaz. Le aclaró que éste no es un tema para la AGN, sino para la SIGEN (Sindicatura General de la Nación). Además, deberían haberse acordado antes de pedir ese respaldo. Como ven, este muchacho no está ni mínimamente capacitado para el cargo. Es un inútil total.
¡Y después se quieren comparar con Frondizi, que tuvo un gabinete de lujo y el mejor elenco de gobernadores de buena parte de nuestra historia, como Uranga, Paco Cruz, Silvestre Begnis u Oscar Alende en la provincia de Buenos Aires, por nombrar sólo a algunos!
Por otra parte, hasta el juez que decretó la quiebra del Correo en manos de los Macri dijo hoy que el arreglo es abusivo y que se debe realizar una nueva audiencia. Así, está respaldando la posición de la fiscal que destapó este asunto. ¡No pegan ni una estos salames del Pro-Cambiemos-Carrió!
¡Y la gorda comepizzas sigue sin aparecer! ¡La denunciadora serial se quedó sin palabras! ¡Qué bochorno!
2
"Evolución", por favor, no compares a un gran pensador como Maquiavelo con este cuatro de copas de Peña.
A propósito: Maquiavelo decía que lo mejor sería que el gobernante sea amado y respetado. Si no, que por lo menos no sea amado pero sea temido. Porque la tercera opción era la peor: que sea despreciado y pìerda el respeto de su pueblo. En criollo: cuando a un presidente lo desprecian y a la vez lo toman por boludo o inútil (como pasó con De la Rúa), el tipo está en el horno. Así está Macri ahora.
1
Maquiavelito Peña, ví tu conferencia de prensa, nunca te ví peor.
Qué Pasa
Se te cae la estantería?
Estabas muy duro
Estás tomando de la mala?