EEUU14.02.2017
(0)guardarlectura zen
Primera baja en el Gabinete de Trump: Flynn renunció por sus contactos con Rusia
LPO (México DF)La despedida procuradora Yates había advertido a Trump que los rusos podían "chantajear" al secretario de Seguridad.

El asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Michael Flynn, renunció a su cargo hoy tras reportes mintió a funcionarios del gobierno de Donald Trump sobre sus contactos con el embajador de Rusia en el país, Sergey Kislyak, en los días de transición entre el que magnate ganó las elecciones y asumió el poder.

"En el desempeño de mis funciones como Consejero Nacional de Seguridad tuve numerosas llamadas telefónicas con contrapartes, ministros y embajadores extranjeros, para facilitar una transición fluida y empezar a construir las relaciones necesarias entre el Presidente, sus asesores y Dirigentes extranjeros", escribió Flynn en su carta de renuncia.

“Estas llamadas son práctica habitual en cualquier transición. Por desgracia, debido al rápido ritmo de los acontecimientos, inadvertidamente informé al Vicepresidente electo con información incompleta sobre mis llamadas telefónicas con el Embajador de Rusia. Me he disculpado", agregó el ahora ex funcionario de la Casa Blanca.

La Política Online había advertido que Donald Trump ya estaba presionando públicamente –a través de sus frecuentes filtraciones, como suele hacer- para iniciar los primeros cambios en su Gabinete. Flynn era uno de los apuntados, el otro es el jefe de Gabinete, Reince Priebus. La renuncia parece un modo elegante de encubrir el primer despido.

Aun así, tener a su primera baja en el Gabinete a menos de un mes de la toma de posesión es, sin dudas, un golpe duro para Donald Trump. Hay que recordar que el republicano todavía no pudo siquiera confirmar en el Senado a todo su equipo, aunque este lunes tuvo un avance significativo con la ratificación de Steven T. Mnuchin, como secretario del Tesoro.

La Casa Blanca ya informó que Keith Kellogg, el jefe de personal, intervendrá como consejero de seguridad nacional y jefe del Consejo de Seguridad Nacional hasta que se nombre al reemplazante definitivo.

Trump recibió al canadiense Trudeau este lunes, en medio de la crisis de Flynn.

El influyente yerno de Trump, Jared Kushner, ya habría estado trabajando desde temprano en una lista de candidatos para reemplazar a Flynn. Allí aparecería el general retirado David Petraeus, ya había sido considerado como posible Secretario de Estado, antes de la designación de Rex Tillerson, aunque venía escaldado por un affaire con la periodista que escribió su biografía.

Otras posibilidades: Stephen Hadley, quien sirvió como asesor de seguridad nacional bajo el presidente George W. Bush; Tom Bossert, que también sirvió como asistente de seguridad nacional de Bush y ahora supervisa la ciberseguridad con Trump; el almirante James Stavridis, decano de la escuela de Fletcher en Tufts; y el jefe del Departamento de Seguridad Nacional, John Kelly. El Almirante Robert Harward y el propio Kellogg también están bajo consideración.

La suerte de Flynn quedó sellada cuando ayer trascendió que la Procuración informó semanas atrás a Trump que el general era susceptible de ser chantajeado por Rusia, una sombra que también sobrevuela sobre el magnate.

La procuradora Yates había advertido a los funcionarios de Trump que Flynn podía ser chantajeado por los rusos, en lugar de escucharla el magnate la echó. Luego la crisis escaló y tuvo que despedir al general.

Fue en los días finales de la administración Obama que la oficial de carrera del Departamento de Seguridad Sally Q. Yates, informó a los futuros funcionarios de Trump que Flynn le había mentido al vicepresidente Pence, al afirmarle que nunca discutió con los rusos levantarle las sanciones, justo cuando el demócrata las había incrementado por su supuesto involucramiento en la campaña electoral con hackeos y noticias falsas para ayudar a que gane el republicano.

Un dato que ahora se vuelve significativo es el brutal despido de esta procuradora interina pro Trump, con la excusa que no quiso defender judicialmente la muslim ban, que al final los tribunales derribaron.

El entonces director de la CIA, John Brennan, explicó a la gente de Trump que según el contenido de las conversaciones telefónicas y mensajes de texto que tenían: "Flynn comprometió su situación". El FBI comprobó por su parte que incluso durante la campaña Flynn tuvo contacto frecuente con el embajador Kislyak.

Trump se resistió durante semanas en despedir a Flynn porque eso lo haría ver como un novato en la selección de su equipo y agravaría la percepción de que su administración es un caos. Incluso, lo invitó este fin de semana pasado a su club de golf en La Florida, donde compartió con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe.

Pero la primer señal de su caída se tuvo por esas horas cuando un importante asesor político del magnate se negó a ratificar la continuidad de Flynn en una entrevista por televisión. "No tengo información de la Casa Blanca sobre ese tema", fue la filosa respuesta.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.