Ajuste04.02.2017
(3)guardarlectura zen
Prevén una mejora del poder adquisitivo, pero seguirá por debajo del 2015
LPOEste año la recuperación superaría los 3 puntos, pero no llega a compensar la caída del 2016.

En el mini Davos, el ex ministro Alfonso Prat hizo repetir a coro a su público que a medida que la inflación evolucionara debajo del salario, se iría recuperando el poder adquisitivo y el consumo, una paraíso económico que prometió empezaría a concretarse en el 2017.

Prat Gay no pudo ver ese año soñado desde el Palacio de Hacienda, pero el gobierno de Mauricio Macri no cambió el libreto optimista. De hecho, ese es su principal argumento en el forcejeo con la CGT, para tratar que las paritarias no rebase el 18 por ciento de inflación estimada –por el Gobierno- para este año.

Los gremios ya curados en salud con las promesas de Cambiemos de recuperación económica, ahora buscan que las paritarias cubran la inflación prevista para este año, pero también recompongan la pérdida de poder adquisitivo que enfrentaron los trabajadores en el 2016.

Al cierre de 2016 la inflación en el promedio del territorio nacional alcanzó al 36,6% mientras que en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano Bonaerense, la región que concentra más de un tercio de la población, trepó al 41% por el mayor impacto de la suba de tarifas: los precios regulados evolucionaron al 86,9% anual.

La tanda fuerte de aumentos de los precios regulados en enero llevarían la inflación al 20% y con unas paritarias que rondarían el 23%, la recuperación del poder adquisitivo no alcanzará a compensar los más de 4 puntos que se perdieron el año pasado.

Macri le pidió la renuncia a Prat Gay, pero siguió prometiendo la recuperación del poder adquisitivo del salario. Sin embargo, con un tope del 18% para la actualización de salarios que busca el Ejecutivo, en el mejor de los casos -es decir, si el Gobierno logra que la inflación quede debajo del 17% anual- la recuperación será de un punto porcentual, dejando a fines de 2017 a los trabajadores en peores condiciones que antes de que comenzara la presidencia de Macri.

“A nosotros nos da que la pérdida de poder adquisitivo el año pasado fue de 4,7% y calculamos que la recuperación promediando 2017 va a ser del 3,5%. Es una mejora, pero no llega a recuperar lo perdido en 2016”, dijo el consultor Orlando Ferres a LPO.

De esta manera, los salarios seguirán sin recuperar 1,4 puntos porcentuales hasta 2018. Ferreres igual estimó que se trata de “una mejora bastante buena teniendo en cuenta que no se sabe a dónde va la economía mundial” y explicó que el retroceso del 2016 se explica por “todos los ajustes que había que hacer por las tarifas y el tipo de cambio atrasados”.

Ese es el punto central que hasta ahora el gobierno de Macri no supo o no quiso explicar. Si bien no bajó el gasto del Estado –de hecho el déficit creció-, la economía si ajustó en términos globales, por el principio de ordenamiento de los desajustes estructurales que dejó el kirchnerismo y eso es lo que pega fuerte en el poder adquisitivo.

Los líderes de la CGT, Daer, Schmid y Acuña.

Según los números de la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad, en el primer año de gestión de Cambiemos, la pérdida de poder adquisitivo -del orden 6 por ciento según Ecolatina- fue producto del aumento de 33,6% del ingreso contra la inflación anual. Esto se tradujo en la reducción a octubre del 9,6% interanual de las compras en supermercados.

Un año difícil

Para este año, el escenario es complejo. La serie de aumentos disparados en enero, incluyen: 148% de aumento de luz, 9% de suba en las prepagas, 40% de aumento promedio en el ABL en Capital y Conurbano, 8% en combustible, subas de patentes del 40%, aumentos de peajes de hasta el 83%, de la canasta escolar del 25% y 15% en la telefonía móvil.

Y falta que se definan ajustes en las tarifas de gas, agua, y de luz en octubre y nuevos aumentos en combustibles si sube el dólar, que ahora en el mercado estiman que cerrará el año a $18,4.

Si todo le sale bien a Macri, recién en 2019 podrá decir que cumplió su promesa de mejorar el poder adquisitivo de la gente. Hasta ahora el Gobierno no supo o no quiso explicar la magnitud del ajuste que debió encarar.

“El aumento de los bienes regulados no puede ser tan fuerte como el del año pasado. Si no, no hay forma de llegar a la meta. Para nosotros la suba va ser del 25%”, dijo a LPO el economista de Analytica Martín Polo.

Por su parte, Ferreres anticipó que el impacto de la suba del gas sobre la inflación estará en el orden del 2%, lo que se suma al 0,4% de impacto sobre la inflación de febrero y 0,3% en marzo que tendrá la suba del a tarifa eléctrica según la consultora Analytica.

“Por ende la inflación será más alta estos meses, del orden del 1,9% mensual hasta marzo, pero va a bajar luego y el año va a cerrar con una inflación del 19 al 20%” dijo a LPO el economista.

“Las paritarias van a cerrar entorno al 23 o 24%, lo cual es razonable. Así el poder de compra va a subir 3,5% al igual que el PBI”, concluyó el especialista.

De ser así, recién de cara a las elecciones de 2019 Macri podrá decir que cumplió con su promesa de mejorar la capacidad adquisitiva de la población.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
3
Que contentos deben estar los kichneristas!!,ellos creen no tener nada que ver,ajajjajajajajja!!!!.
Que dècada de estadistas tuvimos,que lo pariò!!!
2
"Al cierre de 2016 la inflación en el promedio del territorio nacional alcanzó al 36,6%"

Jajajaja, ok LPO, chau
1
Pero si este año la inflacion va a seguir por encima de los salarios...que es esto, otro "informe reservado"? miren que ya estamos en el tercer semestre