Elecciones 31.01.2017
(6)guardarlectura zen
Los intendentes del Esmeralda cierran con el kirchnerismo y aceptan una candidatura de Cristina
LPOLo acordaron en una reunión del PJ bonaerense. La ex presidenta hasta ahora es la única figura perfilada.

El PJ Bonaerense se reunió este martes y los intendentes del Grupo Esmeralda ratificaron la paz con el kirchnerismo que podría derivar en una unificación del peronismos bonaerense detrás de la candidatura de Cristina Kirchner.

El acuerdo ya había sido materializado en el Congreso del PJ bonaerense de fin de año pero este mediodía tomó forma en la sede de calle Matheu con la conformación de una mesa de conducción donde no faltó ningún actor central. 

Estuvo La Cámpora, a través del diputado Eduardo "Wado" De Pedro; el referente del Movimiento Evita Fernando "Chino" Navarro; los intendentes de Juan Zabaleta (Hurlingham) y Verónica Magario (La Matanza), de los grupos "Esmeralda" y "Fénix"; el ex presidente de la Cámara de Diputados Julián Domínguez, representantes de los alcaldes del interior y el diputado Oscar Romero, de Smata.

“El PJ debe dirimir sus diferencias en las primarias", sostuvo  Zabaleta, referente del Esmeralda, que hasta el año pasado promovía una candidatura de Florencio Randazzo, quien aún prefiere seguir sin dar definiciones y este mediodía no tuvo representantes.

Con Cristina promediando los 30 puntos en la provincia y Randazzo borrado, los intedentes del dialoguista Grupo Esmeralda, empiezan a resignarse a la candidatura de la ex presidenta.

En aquel Congreso de diciembre los alcaldes se hartaron de esperar al ex ministro, ignoraron sus pretensiones y comenzaron a aceptar que su destino tal vez sea ir detrás de Cristina Kirchner. Con Cristina rondando los 30 puntos de intención de voto, que se estiran a 40 o mas en el Conurbano sur, las cartas hoy parecen claras.

"No sea cosa que le terminemos pidiendo por favor que se presente", bromeaba un jefe comunal ante LPO. El tema es sencillo, los intendentes necesitan un candidato que empuje para asegurarse que ganarán las elecciones en su distrito. Si pierden la mayoría en el Concejo Deliberante, quedan a tiro de destitución. 

Randazzo desde que se empezó a hablar de su candidatura bajó de 7 a 5 puntos d eintención de voto. No le garantiza nada a nadie.

"El desafío del peronismo es dejarse de mirar el ombligo y mostrar la preocupación que tenemos porque la economía no arranca y hay un nuevo aumento de tarifas", pidió Zabaleta, en una frase que el kirchnerismo no podría sino compartir.

Los Esmeralda, Juanchio Zabaleta y Bali Bucca.

Fernando Espinoza, presidente del PJ, fue más explícito que Zabaleta y dio como un hecho la unidad, que en los papeles no es más que una reconciliación de todo el peronismo con Cristina y sus soldados.

"La foto de esta reunión, que marca el camino en este año electoral, es una unidad con todos los dirigentes, en un gran frente electoral con los mejores candidatos", celebró Espinoza, presidente del PJ.

Y aseguró que "se terminó con todas aquellas acciones del 'Divide y reinarás' que nos querían generar desde Cambiemos y otros sectores. Se ratifica esta gran unidad que se cerró con el congreso partidario de La Matanza el 29 de diciembre", confirmó. Pero aclaró que su idea es cerrar la unidad el próximo 18 de febrero en Santa Teresita.

La frase está destinada a la pobre colectora que armó Cambiemos para dividir en tres al peronismo con Ishii, Granados, Duhalde Rico y ahora Othacehé. Un menú indigesto para una fuerza que se propone como la nueva política. Fue el plan de emergencia, ante el acercamiento de los Esmeralda al kirchnerismo y la desaparición en acción de Randazzo. Ese era el plan de tercera lista peronista original del peronismo.

Esta unidad es tan perniciosa para el Gobierno, que fue motivo de una novedad histórica: Vidal y Monzó coincidieron en la cumbre de Olivos con Macri y los radicales, sobre la necesidad imperiosa de generar en el PJ una fractura más importante de lo que puede ofrecer Ishii.

En la sede de Matheu, incluso apareció otro supuesto aliado de Cambiemos, el “Chino” Navarro del Movimiento Evita que lidera Emilio Pérsico, pidió "conformar una fuerza política y electoral que construya una mayoría para derrotar el ajuste y empobrecimiento de Macri".

Hasta la sede llegaron intendentes de todos los sectores como Hugo Corvatta (Saavedra), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Walter Festa (Moreno) y Juan Carlos Veramendi (Ranchos), además del apoderado Jorge Landau.

También asistieron los diputados Cristina Alvarez Rodríguez, Carlos Castagneto, Gustavo Arrieta y Teresa García, a quienes se sumaron los legisladores provinciales Juan José Mussi y Daniel Barrera, además del ex jefe de Gabinete, Alberto Pérez.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
6
# 1 y 2 muy miserable sus comentarios, seguramente prefieren los ladrones que nos gobiernan en estos momentos. Ni una causa contra Cristina han podido demostrar, ni una podrán demostrar. El comentario de Maltratado además es digno de un canalla.
5
DESPACITO Y MUÑEQUEANDO SE VA LOGRANDO LA UNIDAD TODOS ADENTRO LOS QUIERAN HACIENDO UNA AMALGHAMA INDISOLUBLE PARA GANAR EN OCTUBRE
4
Monica Brogno, no te molesta mucho mantener a los chorros siderales que gobiernan hoy. Calcaterra, Caputo, Arribas, todos robando para la corona y vos todavía hablando de los que se fueron.
3
Es posible que muchos de los que aparezcan en la foto no nos gusten, pero es lo que hay. El general Perón decía que "hasta para construir un rancho hace falta un poco de bosta". La política es el arte de lo posible, no la pureza ideal.
Pero lo más notable es lo que les falta a todos estos muchachos: conducción. El peronismo necesita de un conductor, está en sus genes. No se trata de un "caudillo populista", como podría calificar un ignorante como Fernando Inglesias o un periodista yanqui de cuarta. Conducir, para decirlo en el sencillo (y profundo) lenguaje de Perón, "es dar tareas".
Cristina no es una conductora. Los irritantes berrinches de la señora no tienen ese significado. Es sólo una mujer capaz que ha malgastado su inteligencia en histerias sin sentido. Por más que tenga el 30 por ciento de intención de voto, representa un lastre para la reconstrucción del peronismo y es funcional al macrismo.
Kirchner tampoco era un conductor, sino sólo un extorsionador serial con el látigo y la chequera, igual que Macri. El último conductor del peronismo, aunque no nos guste, fue Menem, que no sólo supo reunir la tropa, donde figuraban todos los extremos del peronismo, sino que la mantuvo alineada. Y todo con modos políticos apropiados. Como Napoleón, que perdonó hasta a los que lo traicionaron y al final terminaron dando la vida por él.
¿Quién puede ser conductor del peronismo hoy? Sergio Massa es un buen dirigente, pero no estoy seguro de que sea un conductor político, aunque sería un excelente presidente. Exceptuando a la señora, que es un lastre al que hay que soltar silenciosamente, sólo nos queda Randazzo, un tipo que demostró no sólo gestión sino también consecuencia con la doctrina, que es lo más importante. Si Randazzo es capaz de ponerse encima de sus propios prejuicios, podría unirlos a todos y conducirlos sin dificultad. Y si fuera capaz de olvidarse de sus rencillas con Massa, la fórmula sería imbatible.
Lo único que tiene que hacer Randazzo es "honrar" a la señora dándole un hueco en la historia (para dejarla allí para siempre), recibir a todos (desde el más santo hasta el más retorcido), prometerle a cada uno de estos dirigentes su propio paraíso y marchar sin fisuras hasta la victoria, luego de la cual podrá separar la paja del trigo, el buen adobe de la bosta. Y si no, que repase "Conducción política", el libro que escribió Perón y que alguna vez supo regalarme Julián Licastro.
2
Ya veo que vamos a tener que seguir manteniendo a una corrupta ladrona y estafadora con nuestros impuestos, que se refugiará en la guarida de ladrones del congreso!!!
1
Para el 18 de Febrero inviten a Claus von Stauffenberg. Con cariño