Diputados10.01.2017
(1)guardarlectura zen
Macri regaló el cuarto diputado desde que es presidente
LPOGladys González renunció para asumir en la Acumar y la reemplaza un massista. Una secuencia que se repite.

Gladys González renunció a su banca como diputada para asumir como presidenta de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar) y su lugar será ocupado por la massista Verónica Carolina Couly.

Ocurre que González asumió en 2013 tras integrar la lista del Frente Renovador, que le abrió 3 lugares a Macri para consolidare y ganarle al kirchnerismo. 

El desinterés de Mauricio Macri por perder legisladores no es nuevo: desde que asumió ya obligó a renunciar a cuatro diputados cuyos sucesores no eran de Cambiemos. 

Massa ya había celebrado esa negligencia: Christian Gribaudo, otro de los bendecidos por el tigrense en 2013, asumió hace un año como presidente del Instituto de Previsión Social Bonaerense y lo reemplazó Mónica Litza, una peronista de Avellaneda convertida en referente del Frente Renovador para temas jurídicos. 

Otra banca resignada fue la del actual ministro de Agricultura Ricardo Buryaile, que debió renunciar a su puesto como diputado cuando el Presidente le ofreció comandar la cartera y su lugar lo ocupó la socialista Lucila Beatriz Duré.

En tanto que la salida de José Cano para estar al frente de la Unidad Plan Belgrano dio lugar a que asuma Federico Masso, alineado con Libres del Sur. También asumió por ese bloque Graciela Cousinet, ante la salida de Julio Cobos, que renunció porque asumió como senador.

Si bien el Frente Renovador está lejos de conseguir una mayoría propia –con la llegada de Couly sumarán 38 diputados-, y Cambiemos no pierde tanto al quedarse con 86 legisladores en la cámara baja hasta las elecciones de octubre, no deja de sorprender la actitud del Presidente que resigna bancas.

El desinterés por regalar diputados que tiene Macri ni siquiera lo motiva a pedir que tomen licencia, como hizo el kirchnerismo en 2o10 ante la salida de Martín Sabatella para ocupar la presidencia de la Afsca.

Si renunciaba, asumiría el progresista Jorge Ceballos. Para no perder la banca, el Frente Para la Victoria consiguió la licencia de Sabatella a pesar de una lluvia de críticas de la entonces oposición.

La conducta preocupa a los referentes de Cambiemos en Diputados, porque si bien no hay chances de tener mayoría propia tras las elecciones, ceder bancas felizmente no parece una ayuda para juntar el quórum. Aunque en la Casa Rosada no lo vean así. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
Dios.. cuanta ineptitud
300.000 votos vale un diputado