Brasil12.12.2016
(3)guardarlectura zen
Se desploma el respaldo al gobierno de Temer y Brasil vuelve a mirar a la izquierda
LPOLula y la ecologista Marina encabezan todas las encuestas. Más del 60% quiere que renuncie Temer.

La crisis en Brasil está lejos de tocar fondo. Una nueva confesión del ex vicepresidente de Relaciones Institucionales de Odebrecht, Cláudio Melo Filho, dejó en la cuerda floja al presidente Michel Temer y sus ministros de mayor confianza, todos acusados de recibir plana en negro de la constructora.

El detalle y la precisión de las coimas pagadas –Temer recibió 10 millones de reales para campañas y más de 300 dólares para “gastos personales”-, estremeció al Gobierno al punto que el presidente convocó este domingo fuera de agenda a sus ministros para diseñar un cambio de gabinete y nuevas medidas económicas, que le permitan superar la crisis. “Hay que tener sangre fría”, fue su recomendación.

El 51 por ciento de los brasileños considera que la gestión económica de Temer es pésima y el 63% piensa que debe renunciar de inmediato y convocar a elecciones presidenciales.

Al escándalo de corrupción se suma la caída de la actividad económica que sigue sin recuperarse. La decepción de los brasileños es tan grande –después de todo Temer y sus aliados impulsaron la destitución de Dilma por un delito mucho menos grave: el maquillaje de las estadísticas-, que una encuesta de Datafolha publicada este domingo, revela que el 63% de los brasileños quieren que el Presidente renuncie ya y convoque a elecciones.

Este reclamo de renuncia, mas el contundente diagnóstico de la mayoría de los brasileños -51%- que considera “pésimo” el manejo económico de la administración de Temer, agitaron este lunes versiones de una posible caída del Gobierno, según publicó el columnista político Valdo Cruz en el respetado diario Folha de San Pablo.

Se trata de muy malas noticias para el gobierno de Mauricio Macri por dos lados: el fracaso del plan ortodoxo de Temer le quita margen al Gobierno para avanzar con el ineludible ajuste del déficit que tiene la Argentina y desinfla además el momentum de supuesto giro a la centroderecha de la región.

El regreso de la izquierda

Es que las medidas de fuerte ajuste del déficit que propone Temer, como la suba de la edad mínima para jubilarse a los 65 años y la inédita ley para congelar el gasto del Estado por 20 años, más privatizaciones varias, lejos de generar la esperada recuperación de la economía brasileña parecen estar agravando la recesión.

Este lunes el habitual sondeo que realiza entre un panel de economistas el Banco Central de Brasil sobre expectativas del mercado, arrojó que volvieron a empeorar las previsiones de crecimiento para la economía brasileña, que se contraerá 3,48% este año y según el nuevo pronóstico sólo avanzará un 0,70 % en 2017.

Apenas la semana pasada los analistas habían proyectado una retracción de 3,43% para 2016 y un crecimiento de 0,80%, lo que acaso indique el impacto del regreso de la crisis política del Lava Jato.

La ecologista y ex candidata presidencial, Marina Silva.

En ese marco, Folha publicó este lunes en su tapa una segunda encuesta impactante: Lula da Silva encabeza cómodo todos los escenarios de votación para una primera vuelta, incluso superando los números que obtenía en noviembre.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) y padrino político de la destituida Dilma, si impone en primera vuelta por 25 puntos sobre Marina Silva -ecologista, ex aliada del PT- que le sigue con 15 puntos, mientras que ninguno de los candidatos de la coalición gobernante -incluido el propio Temer- logran acercarse.

E ex candidato presidencial Aecio Neves saca 11 puntos; el gobernador de San Pablo, Geraldo Alckmin 8 puntos; el actual canciller José Serra 9 puntos y el propio Temer apenas 4 puntos.

Lula que este viernes recibió una nueva imputación en el marco del Lava jato incluso más que duplica al juez Sergio Moro, archienemigo del ex presidente e impulsor del Mani Pulite brasileño, que apenas ronda los 11 puntos en el sondeo.

Lo interesante es que si bien Lula viene creciendo en los sondeos, en una eventual segunda vuelta –en Brasil hay ballotage- Marina Silva es la única que se impone al ex presidente, por 43 puntos contra 34. En cualquier caso, tanto Lula como Marina expresan posiciones políticas de izquierda frente a la actual coalición que encabeza Temer.

Brasil terminó 2015 con una caída del Producto Interno Bruto (PIB) de 3,8%, su peor resultado en los últimos 25 años, y este año sumará su segundo ejercicio consecutivo en rojo por primera vez desde la década de 1930.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
3
Este lacri es colega, se juntó con Temer y ahora lo echan por corrupto.
2
Y TAMBIEN LE MANDARAN INFORMACION QUE ESCONDIAN DE MAURI....sonaste
1
¿Qué esperaban? Fue un sucio golpe de Estado, pero ahora la gente está recapacitando.