Medios25.10.2016
(0)guardarlectura zen
El Senado de Estados Unidos se pone duro para aprobar la fusión AT&T-Time Warner
LPO (México DF)Declaraciones de senadores prometen una larga revisión de la quinta operación más grande del siglo XXI.

El negocio más grande este 2016 y el quinto de mayor volumen desde el inicio del siglo XXI ahora debe superar una prueba compleja en el Senado en Washington. El subcomite de regulaciones para los derechos del consumidor debe aprobar la compra de Time Warner por parte de AT&T por un monto de 85400 millones de dólares. Este subcomite, que controlan los republicanos, depende de la influyente comisión de Justicia.Top of Form

Las primeras señales de rechazo llegaron apenas se conoció el acuerdo cuando Richard Blumenthal, senador demócrata por Nueva York, dijo que "urge una revisión a fondo para entender lo que esta adquisición implica para el bolsillo del consumidor".

El mismo escepticismo demostró el senador republicano Mike Lee quien pidió una "revisión exhaustiva de la operación". Lo secundó en la declaración la senadora demócrata Amy Klobuchar.

El domingo pasado en el programa "Meet the press" el aspirante a la vicepresidencia demócrata Tim Kaine dijo que en materia de medios de comunicación él es partidario de una menor concentración del mercado.

Desde AT&T el mensaje es que el Senado aprobará la fusión porque está demostrado que las "fusiones verticales" incrementan la competencia y benefician a los consumidores con precios más bajos.

Con esta compra AT&T se convertirá en el principal competidor de NBC-Comcast. Los dos conglomerados combinan telecomunicaciones con contenidos bien segmentados como noticias, entretenimiento y deportes.

En la región, desde 2014 AT&T es propietaria de DirecTV Latam (empresa por la que pagó US$ 49.000 millones), que opera televisión paga y acceso a Internet en todos los países (en México, en sociedad con Televisa y con Sky, y en Brasil, bajo esta última marca, como bien recordó hoy La Nación.

En la Argentina -donde DirecTV tiene unos 2,5 millones de abonados de TV paga y algunas decenas de miles de acceso a Internet-, la empresa tiene desde hace décadas una pequeña filial que presta servicios corporativos (AT&T Global Services Argentina). Por su parte, Time Warner tiene una fuerte presencia con Turner International Argentina, su filial de programación paga, que fue creciendo desde su fundación, en 1993, y que se expandió con la compra, en 2007, de Imagen Satelital SA, la dueña de Space e I-Sat, entre otras señales audiovisuales. En 2010 sumó a su portfolio el canal Chilevisión -señal en la que estuvo interesado el Grupo Clarín- y adquirió el porcentaje que no tenía en la señal CNN Chile.

En los últimos meses, Turner mantuvo negociaciones con Telefónica de España para adquirir el grupo Telefé (nueve canales de TV abierta) y con el gobierno argentino y la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) por los derechos de televisación del fútbol de primera. Ralph de la Vega, vicepresidente de AT&T Inc. y director ejecutivo AT&T Internacional, fue recibido por el presidente Mauricio Macri en Olivos, residencia por la que también pasó Whit Richardson, vicepresidente de Distribución y Marketing de Turner Broadcasting System (TBS) para América latina -ex N° 1 de Turner Argentina-. Al carrito de compras de Turner el gobierno argentino le quiere sumar, además del fútbol y Telefé, el canal de noticias C5N.

Tras una eventual fusión de AT&T y Time Warner (transacción que asciende a US$ 85.400 millones), y de concretarse las operaciones por Telefé y el fútbol -que siguen su curso y deberían resolverse en las próximas semanas-, el grupo AT&T-Time Warner podría convertirse en el segundo grupo de medios y telecomunicaciones en cantidad de abonados a la TV paga y por la cantidad y la calidad de la oferta de programación de TV paga y abierta, rivalizando de manera directa con el Grupo Clarín.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.